Banner principal (agosto 2012)

Sólo una persona ha resultado herida por cortes de vidrio durante la bajada de Celedón, frente a las 82 del año pasado

Veintinueve personas han sido atendidas por el dispositivo sanitario de la bajada de Celedón durante las primeras horas de La Blanca 2017. De todas ellas, sólo 1 ha precisado de atención médica y de un punto de sutura por corte de vidrio, frente a las 82 registradas el año pasado.

Para Carlos Zapatero, concejal de Seguridad Ciudadana, estos datos “demuestran el éxito  y eficacia de la prohibición instaurada este año por primera vez de meter botellas y envases de cristal en la plaza de la Virgen Blanca durante el chupinazo y descenso de Celedón. Con esta medida hemos mejorado la seguridad de las personas que asisten al arranque festivo. Ahora sólo esperamos que el resto de las fiestas discurran con la misma normalidad”.

En este sentido, Zapatero ha agradecido la buena predisposición de las miles de personas que han abarrotado la plaza “no ha habido ningún problema en los controles de acceso y la gente ha acudido concienciada con que no podía llevar vidrio. Quiero felicitar esta actitud colaboradora de las vitorianas, vitorianos y de las personas que nos han visitado en este inicio festivo”.

Esta prohibición de llevar vidrio a la plaza de la Virgen Blanca se repetirá durante la subida de Celedón, la madrugada del 10 de agosto.

Del total de 29 personas atendidas durante la bajada, 10 lo han sido por lipotimias, 8 por traumatismo, 6 por heridas contusas, 3 por picaduras y 1 por taquicardia, además de la persona menciona por un corte con vidrio.

Las atenciones han tenido lugar en los puestos sanitarios de Plaza España (7), Catedral (8), Correos (8) y Parlamento (6). Sólo se han realizado dos traslados a centros hospitalarios: uno por lipotimia y otro por un esguince de tobillo.

Share