Banner principal (agosto 2012)

Políticas Sociales da continuidad al programa de prevención e intervención en situaciones de violencia filio-parental que ya ha atendido a 55 familias

El departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia continuará ofreciendo el programa de prevención e intervención precoz en situaciones de violencia filio-parental que puso en marcha en 2017 y que desde entonces a atendido a 55 familias y un total de 172 personas entre progenitores, adolescentes y hermanos.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy la adjudicación del nuevo contrato para la prestación de este servicio que correrá a cargo del gabinete IPACE, con un presupuesto de 73.100 euros y un plazo de ejecución de un año.

El programa de prevención e intervención precoz en situaciones de violencia filio-parental surgió para hacer frente a un problema creciente en la última década. El servicio municipal de Infancia y Familia fue el encargado de implantarlo y está enfocado a reducir las conductas de violencia que se producen por parte de los hijos e hijas hacia sus padres y madres.

Para ello plantea intervenciones en diferentes áreas: cognitiva, emocional y conductual, realizando sesiones tanto con los adolescentes de 12 a 17 años implicados en estas situaciones, como con sus madres, padres y familias con las que se busca reconducir el conflicto mediante una intervención psicoeducativa.

Jon Armentia, concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia, explica que “en los hijos intentamos reducir o eliminar problemas de comportamiento en el hogar para prevenir la violencia física o violencia psico-emocional grave en el futuro. Para ello fomentamos habilidades y recursos psicológicos que permitan al adolescente adaptarse y afrontar mejor las situaciones cotidianas”.

En los padres y madres, el equipo técnico trabaja la adquisición de habilidades que les sirvan de ayuda para restablecer su autoridad y para manejar mejor las conductas agresivas de sus hijos e hijas, mientras que en el conjunto de la familia fomenta relaciones positivas basadas en el respeto y en el afecto.

Share

El Programa de Intervención Precoz en Violencia Filio-parental celebra una jornada online con profesionales y familias asistidas

El Servicio Municipal de Infancia y Familia lo puso en marcha en 2017

Cada año, decenas de familias reciben ayuda del Programa de Intervención Precoz en Violencia Filioparental que el departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia puso en marcha hace 4 años.

Surgió para abordar, principalmente, la violencia psicoemocional en su fase inicial. Para ello, realiza sesiones tanto con adolescentes como con sus madres padres y familia en las que busca reconducir el conflicto mediante una intervención psicoeducativa.

Mañana viernes 28 de mayo, profesionales de varios ámbitos –psicología, trabajo social, educación, etc.-, técnicos de diversos departamentos municipales, así como familias asistidas participarán en una jornada online organizada por el Servicio Municipal de Infancia y Familia.

En este encuentro se analizará la eficacia a corto y medio plazo del programa y habrá una mesa de experiencias que contará con el testimonio de una familia participante en el mismo.

“Gracias a nuestra intervención, hemos comprobado que disminuye la violencia psicológica e incluso física ejercida sobre los progenitores y vemos que esta mejora en las relaciones familiares se mantiene meses después de finalizado el programa. También disminuye la disciplina agresiva que aplican los padres y madres cuando se encuentran en esta situación y mejora la empatía entre los miembros de la familia”, explica Jon Armentia, concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia.

El Programa de Intervención Precoz en Situaciones de Violencia Filio-parental actúa a tres niveles y con varios objetivos:

  • En los adolescentes, intenta reducir o eliminar problemas de comportamiento en el hogar para prevenir la violencia física o violencia psico-emocional grave en el futuro. Para ello fomenta habilidades y recursos psicológicos que permitan al adolescente adaptarse y afrontar mejor las situaciones cotidianas.
  • En los padres y madres, trabaja la adquisición de habilidades que les ayuden a restablecer la autoridad con sus hijos e hijas adolescentes y a manejar mejor las conductas agresivas de los mismos.
  • En la familia, fomenta las relaciones positivas y un clima familiar basado en el respeto y en el afecto que implique una mayor cohesión.

Las familias con hijos e hijas entre 12 y 17 años que puedan estar viviendo situaciones de violencia filio-parental y necesiten ayuda pueden informarse llamando al teléfono 647304752, de lunes a jueves de 10:00 a 13:00 h. y de 16:00 a 19:00 h. y los viernes de 9:00 a 13:00 h.

Share

El programa de intervención precoz en casos de violencia filio-parental completa su fase inicial con un balance de 31 familias y 95 personas atendidas

Declaraciones Peio López de Munain

Hace año y medio el departamento de Políticas Sociales puso en marcha un novedoso programa de intervención precoz en situaciones de violencia filio-parental que acaba de completar su fase piloto. Desde entonces, este programa, ofrecido por el Servicio de Infancia y Familia, ha atendido a 31 familias y a un total de 95 personas.

“El resultado es tan positivo que hemos decidido dar continuidad al programa, incorporándolo a la cartera de recursos de apoyo que ofrecemos a las familias. Los resultados son muy buenos en cuanto al tratamiento de este tipo de violencia que tanto ha emergido en los últimos años. Gracias a este programa, las profesionales han podido intervenir tempranamente con las familias y personas afectadas, evitando que se agravaran situaciones incipientes de violencia intrafamiliar. Les hemos ayudado a reducir este tipo de episodios y a mejorar las relaciones familiares”, asegura Peio López de Munain, concejal de Políticas Sociales y Salud Pública.

El Programa de Intervención Precoz en Situaciones de Violencia Filio-parental -la que hijos e hijas ejercen hacia sus progenitores- aborda principalmente la violencia psicoemocional en su fase inicial, antes de que se agrave. Para ello se realizan sesiones, tanto con adolescentes como con madres y padres y también con cada familia, en las que mediante una intervención psicoeducativa se les ayuda a reconducir el conflicto.

El programa tiene tres objetivos:

  • Adolescentes: Reducir o eliminar problemas de comportamiento en el hogar para prevenir la violencia física o violencia psico-emocional grave en el futuro. Para ello se fomentan habilidades y recursos psicológicos que permitan al adolescente adaptarse y afrontar mejor las situaciones cotidianas.
  • Padres y madres: Adquirir habilidades que les ayuden a restablecer la autoridad con sus hijos e hijas adolescentes y a manejar mejor las conductas agresivas de los mismos.
  • La familia: Fomentar las relaciones positivas y crear un clima familiar basado en el respeto y en el afecto que implique una mayor cohesión.

Las familias y adolescentes que estén viviendo esta situación pueden solicitar información llamando al teléfono 647 30 47 52, de lunes a jueves de 10:00 a 13:00 horas y de 16:00 a 19:00 horas; y los viernes de 9:00 a 13:00 horas.

También pueden pedir cita a través de su servicio social de base de referencia o, en caso de urgencia, dirigiéndose al Servicio Municipal de Urgencias Sociales.

 

Share