Banner principal (agosto 2012)

La vivienda comunitaria municipal de la residencia San Prudencio abre sus puertas y acoge ya a 13 personas

Dispone de 25 plazas y es la tercera de la red municipal tras Los Molinos y Aurora

La vivienda comunitaria municipal del CIAM San Prudencio ha abierto ya sus puertas. Este nuevo recurso, puesto en marcha por el departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia, acoge por ahora a 13 usuarios y usuarias a los que la próxima semana se sumarán 2 más.

Jon Armentia, concejal de servicios sociales, ha explicado hoy, en el pleno municipal, que esta apertura “es fruto del acuerdo sobre el Decreto Cartera firmado por el Ayuntamiento y la Diputación Foral de Alava que además nos permite disponer en la misma residencia de un servicio de atención diurna municipal y de un servicio de respiro de fin de semana, con lo que San Prudencio mantiene su carácter de espacio público de cuidados al servicio de las personas mayores”.

La vivienda comunitaria de San Prudencio se ubica en la tercera planta de la residencia donde ocupa una superficie de 1.128 m2. Dispone de 22 habitaciones y un máximo de 25 plazas para personas de 65 o más años con grado 1 de dependencia. Además, tiene un comedor, sala de vida/salón, oficio, espacio de trabajo de enfermería, baño geriátrico y almacenes.

Se trata de la tercera vivienda comunitaria abierta en menos de dos años por el Ayuntamiento tras Los Molinos y Aurora que cuentan con 30 y 34 plazas, respectivamente.

 

 

Share