Banner principal (agosto 2012)

Zabalgana contará con la primera zona de Vitoria-Gasteiz destinada al recreo de animales de compañía, que contará con un circuito de agilidad

Diseñado en clave de infraestructura verde, este espacio estará delimitado por arbustos espinosos y zarzas, lo que evitará que los animales se escapen.

El Gabinete Urtaran impulsa en el barrio de Zabalgana la creación de una zona destinada al recreo de animales de compañía, la primera de estas características con la que contará Vitoria-Gasteiz. El objetivo de esta intervención es doble: que las personas amantes de los perros cuenten con un punto de reunión diseñado específicamente para sus canes y, por otra parte, quitar presión de presencia canina a otras zonas de la ciudad. El proyecto, además, forma parte del programa de participación ciudadana ‘Mejorando Vitoria-Gasteiz Hobetuz’ y se ha diseñado en consonancia con otras actuaciones en clave de infraestructura verde urbana planteadas en Zabalgana. De la misma forma que el parque integrado en el entorno natural que se creará en Elejalde, por ejemplo.

El alcalde, Gorka Urtaran, ha anunciado esta mañana esta intervención relacionada con los perros, que ha sido adjudicada a la empresa Viveros Eskalmendi por un importe de 31.425 euros, IVA incluido. La fecha de inicio de las obras es la segunda semana de septiembre, al tratarse fundamentalmente de plantaciones. “El espacio público es un lugar de convivencia común que debe compartirse entre toda la ciudadanía. Por eso nos parece interesante que los vecinos y vecinas de Zabalgana cuenten con una zona diseñada específicamente para sus mascotas”, ha explicado Gorka Urtaran.

El espacio para perros de Zabalgana se situará en un parcela actualmente en desuso, entre las calles Iruña Veleia y Salvador Dalí. Se trata de una pieza trapezoidal con una superficie de unos 3.650 metros cuadrados de extensión. El proyecto diseñado por el Departamento de Medio Ambiente y Espacio Público contempla crear un bosque urbano que sirva de ‘muralla’ para los animales con un gran claro en el que se ubicarán los juegos para las mascotas. Y es que ese claro será un círculo de 18 metros de diámetro que estará rodeado de arbustos espinosos, zarzas y árboles, que evitarán que los animales puedan escaparse de esa zona. Sí existirán tres puntos de acceso para llegar al lugar, al que los dueños y las dueñas deberán llevarlos atados, tal y como exige la normativa municipal.

En esa plaza central, el Ayuntamiento ha encargado la creación un espacio de ocio canino compuesto por un túnel, una pasarela y una valla de salto, a modo de circuito de agilidad. En este lugar también se plantarán tres árboles para proporcionar sombra, una sombra que se podrá aprovechar en los tres bancos que se instalarán. Esta área de estancia se completará con una fuente, tres puntos de luz y una papelera para recoger los excrementos de las mascotas.

 

Share