bannerviajerofinla

Una gasteiztarra en Senegal agosto 2014

Desde que vi en televisión “Callejeros Viajeros : Senegal” , supe cuál sería el destino de un posible viaje al extranjero.

Una vez coordinadas las vacaciones con mis dos compañeras de viaje empezamos como locas con la búsqueda de información en internet. Vacunas ? Documentación necesaria?  Desde dónde y cómo viajar?  Qué zona visitar? Cómo movernos? Dónde dormir? Qué comer?… gracias a varios blogs dimos con todo lo necesario y en un cerrar y abrir de ojos nos encontramos en territorio africano.

Nuestro viaje se centró en la zona Este del país, concretamente en Pais Bassari.

No fue un viaje cómodo ni fácil, era un viaje mochilero y eso lo teníamos claro desde el primer momento. Doce horas de coche para llegar desde Dakar hasta esa zona. Kilómetros y kilómetros de verde a ambos lados de la carretera hasta llegar al parque nacional Niokolo-Koba donde cambiamos la carretera por camino rojizo de tierra.

Madrugones, trekkings, altas temperaturas, lluvias, picaduras de mosquitos … era el panorama de nuestros doce días de viaje pero paisajes sorprendentes como la cascada de Dindefelo, campos algodón, el rio Gambia… y sobre todo la mirada inocente, la sonrisa sincera y el buen trato recibido por los locales hizo que todo mereciese la pena.

En las aldeas se desvivían por nosotras, porque nuestra estancia fuese todo lo cómoda posible. Concretamente en Afia pasamos tres noches inolvidables en las que compartimos horas de charla a la luz de la luna con varios vecinos y bailes tradicionales con niñas y niños. Bailes senegaleses al ritmo del timbal y algún que otro zortziko.

Hemos de dejar claro que a los vascos no se nos da mal movernos al ritmo de timbal.

Afia tenía un encanto especial, estábamos en un campamento a escasos metros del rio, era de ensueño levantarse y acercarse al rio para ver a las mujeres haciendo la colada, en la misma aldea dedicamos toda una tarde de juegos con los más pequeños y al anochecer un partido de futbol en un “patatal ” con los más jóvenes.

 Tarde de jueves en Afia

De nuestra experiencia en Senegal nos trajimos cientos de fotos, algún que otro recuerdo (pulseras, collares …) pero sobre todo un sinfín de anécdotas imposibles de resumir en un  breve relato de viaje, como ejemplo la noche que teníamos un lagarto de aproximadamente 10cm en nuestra habitación y nos costó carros y carretas echarlo de la cabaña, era de risa  vernos chanclas, palo y linterna en mano a las tantas de la madrugada.

Aldea Angiel

Senegal es su gente, naturaleza, color, sabor, música … es el corazón de África.

Iosune Zulueta (29 años)

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude