bannerviajerofinla

Mi viaje a la ciudad verde

En agosto del año 2012 decidí escaparme con mi mujer y mi hija de 1 año a conocer Vitoria-Gasteiz, elegí la ciudad verde porque ahí vive mi cuñada. Con mucha emoción pues sería el primer viaje en avión de nuestra pequeña, buscamos los pasajes que nos llevarán directo al aeropuerto de Madrid, preparamos las maletas y nos dispusimos a emprender una gran aventura y conocer a la madre patria.

Ya en Vitoria-Gasteiz entendimos perfectamente por qué la llaman la ciudad verde, quedamos impresionados ante tanta naturaleza y parques. En esta aventura de un mes, recorrimos la ciudad y el resto del País Vasco. Fuimos a Bilbao y paseamos por sus lindas y modernas calles, disfrutando de su clima más amigable. También conocimos San Sebastián, sus playas y su acuario.

Nos deleitamos con el País Vasco, la ciudad que más conocimos fue Vitoria-Gasteiz, nuestra pequeña se divirtió muchos en los parques y pudo disfrutar de recorrer la ciudad y pasear de noche. Pasamos un mes genial, recorriendo muchos lugares, bares y puntos de encuentro en la ciudad verde.

Recomiendo ampliamente a las personas que quieran disfrutar de la naturaleza y de una ciudad amable, no dejen de visitar Vitoria-Gasteiz.

             

 

 

 

 

 

 

 

 

Warling Castro (30 años)

 

Habana de Primera

En esta ocasión escribiré sobre el viaje que realicé este verano a Cuba, pero esta vez lo haré en nombre de mi familia, ya que fue con ellos con quienes pude disfrutar de semejante experiencia.

Mural de la Prehistoria, valle de Viñales, obra dirigida por el profesor cubano Leovigildo González

Mis padres, mis hermanos y yo nos montamos en un avión con un único destino, La Habana. Una ciudad mágica, construida en otro tiempo, que a pesar de la opinión que pueda tener cada uno sobre la situación, es verdad que no deja indiferente a nadie, es difícil no sentirse vivo en esa ciudad. Para empezar, nos encontramos con sitios tan emblemáticos como el capitolio, construido un metro más alto que el de Washington, la Bodeguita del Medio (famosa por acoger a figuras reconocidas como al escritor de ‘The Old Man and the Sea’), la calle Obispo (con los famosos Daikiris del Floridita) o el buen ambiente de la Casa de la Música (donde bailar es inevitable… te lo pide el cuerpo… tomando un Havana Club).

Calle Obispo, La Habana

Es impresionante el valor histórico de la ciudad, un sabor del que es muy fácil impregnarse simplemente caminando por el malecón o por el casco antiguo. Edificios, vehículos y gente, todos característicos por ser testigos, por haberse levantado en tantas revoluciones, por estar de pie en vez de arrodillados. En Cuba casi todas las plazas están dedicadas a los líderes revolucionarios y, el que más me llamo la atención, fue el que yo más desconocía antes de mi viaje. O eso creía, hasta que recordé estos versos que él mismo escribió:

‘Yo soy un hombre sincero,

de donde crece la palma,

Y antes de morirme quiero

Echar mis versos del alma’

Exactamente, la Guantalamela, originalmente escrita por José Martí, organizador de la Guerra de Independencia de Cuba contra los españoles.

II Tomo Antología José Martí

Para que os hagáis una idea de la importancia de José Martí en Cuba, alquilamos un coche y pasamos cerca de Bahía de Cochinos (donde se libró la batalla de Girón), visitamos Viñales, atravesamos CienFuegos y pasamos una noche en Trinidad. En cada lugar había un espacio público reservado para el mencionado hombre sincero.

Además, de todos aquellos lugares, nuestro favorito fue Trinidad, donde llegamos sin tener nada reservado y al final terminamos pasando la noche con una familia cubana que nos acogió en su casa, preparada para ofrecer las mismas condiciones que un hotel. De verdad, esta experiencia es la que quiero recomendar a cualquier persona que visite este mágico país, son gente encantadora los cubanos y hablar y convivir con ellos ayuda a entender mejor la situación del país, lo cual es muy enriquecedor.

Y si les da por ir, olvídense del WiFi, del paso del tiempo y de sus preocupaciones internas, sólo relájense, bailen, disfruten y, tómense un mojito, porque esto es Cuba.

Hostal “El Capitan”, Trinidad

Juan Azcarreta (23 años)

Santiago, el final del Camino

Yo este verano he estado en Santiago de Compostela haciendo el Camino de Santiago.

Es una experiencia preciosa y se la reconmiendo a todo el mundo.

Yo hice el camino desde Lugo, solo los últimos 100 kilometros. Me quedé con muchas ganas de hacer más. Me gustaria repetir, pero esta vez desde Roncesvalles.

Cuando llegué a Santigo y vi que era tan bonito pense que habia merecido la pena todo el camino y todas la ampolllas de los pies.

La Catedral era preciosa y cuando tocaron el botafumeiro fue un espectaculo precioso, aun parecia que se iba a romper la cuerda que lo sujetaba y se te iba a caer encima.

Yo me compre un palo de apoyo para que la siguiente vez que vaya me sirva de apoyo porque es muy cansado.

Santiago me parecio una ciudad preciosa.

Los albergues en los que duermes son una pasada porque es una experiencia unica en la que duermes con cien personas en la misma habitacion. A mi me hizo mucha gracia ver a todo el mundo dormir, porque cuando ibamos a andar nos levantabamos a las seis de la mañana y podias ver como todo el mundo estaba dormido, y a mi me hacia mucha gracia.

Aitor Morgado (14 años)

Zamora

Yo he estado en Zamora durante todo el  verano, al principio no me hacía ilusión ya que voy todos los veranos; porque allí vive toda mi familia. Ellos viven en un pueblo cercano a Zamora llamado Riofrió de Aliste. Allí fue donde se crio mi madre. Es un pueblo normal y corriente.

Un día mi madre propuso ir a Zamora porque yo no conocía muy bien toda la cuidad, yo solo conocía la parte de las tiendas, bares y así lo más normal de hoy en día pero mi madre quería que conociera lo más bonito de Zamora, la parte antigua. Cuando fuimos empezamos a ver las Iglesias, allí son muy católicos hay como 22 Iglesias, entonces mi madre quiso ver las más famosas.

Iglesia de la Magdalena; yo no veía nada diferente pero la verdad es que  era de las más bonitas que había visto; la puerta con el arco uniforme le daba un toque de elegancia pero a la vez sencillo.

Iglesia La Horta; sinceramente es la que más me gustaba, era diferente , lo que más me gustaba era las naves y era la más amplia.

Después fuimos a ver la Catedral, eso sí que era bonito tenía como una aire a un castillo pero después veías la cúpula te sorprendías mas por una vez estaba interesada en algo histórico y decidimos entrar. Era preciosa con sus distintas partes.

Al salir fuimos al jardín justo detrás donde se encontraba el castillo y la muralla. Decidí subirme encima de la muralla para ver todo Zamora aunque mi madre se asustó, al estar allí me di cuenta que lo que piensas que no tiene importancia puede tenerla toda, porque gracias a la gente que se pasó mucho tiempo en construir esos monumentos tan bonitos y poder enseñar de que todo el mundo puede hacer todo muy bonito y poder demostrar al mundo que con esfuerzo y ilusión se puede conseguir todo.

Yaiz Barrio (14 años)

Valladolid

Valladolid es un sitio muy bonito, por que hay sitios, parques y otros tipos de cosas para poder visitar.

Dentro de Valladolid ahí un pueblo llamado Olmedo esta a 25 minutos del centro de Valladolid.

Hay un parque llamado Parque Temático de Mudéjar. Es un sitio donde hay castillos, estatuas o monumentos, hay castillos que están hechos a tamaño real para que te puedas meter y puedas ver lo que tiene dentro mas o menos cada castillo y para conocer un poco mas.

Yo ahí recomendaría llevar una cámara de fotos por que las esculturas que dentro del parque son muy bonitas y también una atracción turística.

Si tienes hijos o hijas es un sitio donde los niños y niñas disfrutaran junto a sus padres entrando dentro de los castillos y monumentos y todo. Suele haber mucha gente que va a visitar ese sitio y después aprovecha a ir a ver el pueblo y aprovechar a pasar el día entero ahí.

Olmedo suele ser un pueblo para visitar y pasar un buen día en familia.

 

 

 

 

 

 

 

 

Janire Espiño (14 años)