Banner principal (agosto 2012)

El Servicio de Inspección Tributaria de Hacienda recuperó el año pasado para las arcas municipales 3,5 millones de euros

 

 

El Servicio de  Inspección Tributaria del Departamento Municipal de Hacienda logró recuperar el año 2010 un total de 3,5 millones de euros correspondiente en su gran mayoría a fraude fiscal. La mayor cantidad de dinero tuvo que ver con el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) con 2 millones de euros. “La labor del Servicio de Inspección Tributaria permite que al final pague quien tiene una obligación con el Ayuntamiento. La mayoría de la ciudadanía cumple y precisamente, por respeto, tenemos que esforzarnos por descubrir a todas esas personas que se escaquean o que, sencillamente, tienen un despiste”, ha recordado la concejala de Hacienda, Marian Gutiérrez.

En el caso del ICIO la gran mayoría se debe a impagos de la licencia municipal obligatoria para realizar obras mayores o menores. A lo largo del último año, el Ayuntamiento ha logrado recuperar para las arcas del Ayuntamiento 3,5 millones de euros pendientes de pago, ya sea por picardía -la mayoría de los casos- o por ignorancia. La cifra incluso supera la registrada en 2009 cuando se consiguió recuperar 3,1 millones de euros.

Además del ICIO, está el Impuesto de Actividades Económicas (se recuperó 1 millón de euros), el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) con cerca de 500.000 euros así como otros pagos menores (vados o basuras).

“Está muy bien la vigilancia del fraude social, pero también hay que inspeccionar el fiscal. De hecho, los datos del protocolo contra el fraude social demuestran que son muy pocas las personas que no se ajustan a la ley (apenas un 2%) así como las que dicen conocer casos concretos (se dieron 86 llamadas en tres meses). Aún así, nuestro empeño no va a cejar en pro de evitar que se deslegitime por unas pocas personas las prestaciones sociales que justamente son dirigidas a sectores de población necesitados. Tanto con el fraude social como con el fiscal, esto, es con dinero público, tolerancia cero”, ha afirmado Marian Gutiérrez.

Share