Banner principal (agosto 2012)

Declaración institucional en solidaridad con las familias de las personas desaparecidas sin causa aparente

El 9 de marzo es el Día de las Personas Desaparecidas. Las Entidades Locales de toda España hemos acompañado durante los últimos años a las familias y al movimiento asociativo que mantienen viva la memoria de las personas desaparecidas sin causa aparente. En este 2021, marcado aún por la pandemia de la COVID-19, queremos renovar nuestra solidaridad activa con esta causa. El Informe 2020 del Centro Nacional de Desaparecidos nos recordó la magnitud de la doliente realidad que entrañan las desapariciones de personas: algo más de veinte mil denuncias, de las que 5.525 permanecían activas a comienzos del nuevo año.

Las Entidades Locales agrupadas en la FEMP queremos sumarnos a las iniciativas de las instituciones del ámbito legislativo y ejecutivo, tanto a escala estatal como de las Comunidades Autónomas, para contribuir a las necesarias mejoras desde nuestra propia escala local, la más cercana a los ciudadanos.

Se trata de actuar como el primer eslabón de una respuesta coordinada e integral ante cada desaparición: en clave policial, de atención social a las familias afectadas y de implicación solidaria de la ciudadanía. Porque, junto a la gran mayoría de las desapariciones que se resuelven, otras muchas quedan sin respuesta, dejando abierta la incógnita sobre si los ausentes siguen vivos o muertos con el consiguiente sufrimiento de sus familiares. Y porque los hechos han demostrado lo determinante que es el lugar de la desaparición para articular desde él alertas tempranas, así como operativos de búsqueda inmediatos basados en el conocimiento de la cartografía local, una rápida acción informativa y una primera atención de urgencia a las familias.

La creciente incidencia de las enfermedades mentales y neurodegenerativas hace aún más necesaria la utilización de los resortes locales –servicios sociosanitarios, Protección Civil y Policía Local- en estrecha coordinación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Nuestro compromiso debe materializarse en un plan de acción municipal que defina bien las tareas de todas y cada una de las partes implicadas.

Es así como llenaremos de contenido la noción de solidaridad y el principio de empatía con aquellos de nuestros conciudadanos golpeados por el infortunio de tener a un ser querido desaparecido.

 

Share

Declaración Institucional con motivo del 8 de marzo 2021

CUIDADOS EN IGUALDAD. El papel de las mujeres durante la pandemia y la crisis global de los cuidados

Vivimos una crisis multidimensional, sistémica, que se cruza e interrelaciona con otras crisis que ya venían de antes, como la ecológica y de cuidados. La pandemia ha puesto en evidencia reivindicaciones que desde el movimiento feminista y los colectivos de mujeres se venían haciendo: la vida humana es vulnerable y profundamente dependiente del entorno humano, medioambiental y comunitario. Nada debe ser más importante que el cuidado de la vida, una vida que se ha precarizado y debilitado al extremo con la pandemia.

Hoy 8 de marzo, en el día internacional de las Mujeres, en este año marcado por la pandemia y su gestión, corresponde hacer un reconocimiento a la aportación de las mujeres a la lucha para combatir la pandemia y sus consecuencias en todo el mundo. La provisión de los cuidados ha recaído en las mujeres, tanto en los servicios públicos (sanidad, educación, servicios sociales, comercio y alimentación,..) como en el interior de las casas, siendo ellas las que se han encargado mayoritariamente de muchos de los servicios que han resultado esenciales en esta crisis sanitaria y social. Incluso el reparto entre las mujeres se da de forma desequilibrada, por clase social, por racialización y estatus migratorio. Por si fuera poco, en la mayoría de los casos se trata de trabajos en condiciones precarias

Este desigual reparto, además de la sobrecarga y sus consecuencias sobre la salud y calidad de vida de las mujeres, también ha desvelado la debilidad del sistema de cuidados, profundizando en las desigualdades que ya venían existiendo. Nuestro modelo social hace recaer la mayor parte de los cuidados en el ámbito familiar y de forma desproporcionada sobre las mujeres, tanto los no remunerados como los remunerados, siendo minoría los que se atienden en lo público. Asimismo, las mujeres en peor situación y posición (las cabeza de familias monoparentales, las más pobres, las de colectivos vulnerables, las víctimas de violencia machista…) sufren en mayor medida los negativos efectos de la provisión de los cuidados.

Por tanto, el reconocimiento social debe expresarse en forma de un férreo compromiso público para combatir las brechas de género que sostienen este reparto desigual e injusto. Unas desigualdades que se manifiestan en la precariedad de las condiciones del trabajo que desempeñan las mujeres en los servicios esenciales. Es tiempo de poner en su justo valor todos los trabajos de cuidado y avanzar hacia un modelo más corresponsable que genere más equidad y bienestar entre todas las personas.

Los Ayuntamientos, que somos los que estamos en primera línea para combatir la pandemia y sus consecuencias sobre las personas y comunidades, debemos liderar el impulso de las políticas públicas sobre los cuidados y su provisión, desde la corresponsabilidad pública y atendiendo a las diferentes condiciones e impactos en hombres y mujeres.

Las instituciones tenemos que seguir coordinadas y abrir vías para una efectiva y real participación de la ciudadanía en las decisiones públicas, en particular de los colectivos diversos de mujeres y del movimiento feminista.

Por todo ello, este Ayuntamiento, en el marco de sus competencias, se compromete a:

  • Impulsar/liderar el debate sobre el modelo de organización social de los cuidados desde un enfoque feminista basado en la centralidad de la vida y la corresponsabilidad social y comunitaria en el cuidado.
  • Analizar con enfoque de género la situación y necesidades de los colectivos más vulnerables y los efectos de la COVID-19, y poner en marcha medidas urgentes para hacerles frente.
  • Garantizar la incorporación del enfoque de género en todas las medidas que se aprueben para paliar los efectos de la crisis del COVID en materia de ayudas y programas de apoyo.
  • Estudiar y articular soluciones viables para los servicios locales de apoyo al cuidado de menores y personas dependientes, procurando y/o facilitando el cuidado en condiciones dignas y justas, para quien lo da, y para quien lo recibe.
  • Incidir en los Planes de Igualdad municipales de manera expresa, en el empoderamiento de las mujeres, la puesta en valor de los cuidados y la corresponsabilidad de los hombres en los mismos.
  • Reforzar y preservar el personal y recursos técnicos y económicos para el desarrollo de las políticas locales de igualdad y de la transversalización de género en todas las políticas locales.
  • Apoyar a las redes comunitarias de cuidados a nivel local.

 

 

 

 

 

Share

Declaración Institucional: 45 aniversario de la proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD)

El 27 de febrero es una fecha muy significativa para el pueblo saharaui, en tanto que es el aniversario de la proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Este año se conmemora el 45 aniversario de esta proclamación, que tuvo lugar en el campamento de Bir Lehlu, justo un día después de que España entregara, vergonzosamente, el Sahara Occidental a Marruecos y Mauritania y abandonara el territorio.

Con motivo de esta importante conmemoración, desde el Movimiento Sahara Euskadi queremos manifestar nuestro profundo afecto hacia este pueblo hermano. Ahora más que nunca, necesita nuestro apoyo ante la grave situación que atraviesa, tras la declaración del estado de guerra, el pasado 13 de noviembre de 2020, a consecuencia de la violación del alto el fuego por parte del ejército marroquí en la brecha ilegal del Guerguerat.

La población saharaui refugiada en los campamentos de Tinduf, Argelia, está sufriendo graves carencias alimentarias y sanitarias a consecuencia del cierre de fronteras, debido a la pandemia de la Covid-19 que dificulta la entrada de la ayuda internacional y nacional provocando graves problemas de desnutrición y anemia.

Además, se ha intensificado el acoso y la vulneración de los derechos humanos que sufre, a diario, la población saharaui y los activistas que viven en los Territorios Ocupados del Sahara Occidental, por parte de las autoridades marroquíes, por el hecho de manifestarse pacíficamente y reclamar su derecho a la autodeterminación y a vivir en libertad después de 45 años de resistencia y lucha pacífica.

Por todo ello:

  • El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, desde el movimiento de solidaridad con el pueblo saharaui, preocupado por los Derechos Humanos y la Justicia, se une a la conmemoración del 45 aniversario de la proclamación de la Republica Arabe Saharaui Democrática.
  • Para demostrar así el apoyo del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz hacia este pueblo hermano: el pueblo saharaui.

 

Vitoria-Gasteiz, 19 de febrero de 2021

 

Share

Declaración para el Día Internacional del Euskera 2020

El euskera nos hace avanzar

Revitalicemos nuestra sociedad en euskera

 

La pandemia nos ha golpeado como jamás nadie hubiera podido pensar. Al igual que sus consecuencias. Nos ha emplazado a constatar nuestra verdadera medida, frente a frente, a todas las sociedades, a todas las estructuras, a todas y cada una de las personas. Ha puesto de manifiesto, sin la menor clemencia, algo que preferiríamos olvidar: somos vulnerables, estamos heridos.

Para afrontar el reto, hemos recurrido a la responsabilidad, hemos unido nuestras fuerzas, porque sabemos que no hay otra forma de hacerlo. La comunidad de hablantes del euskera también ha sufrido la influencia de la pandemia, especialmente en su nivel de uso. En este sentido, es obligación de las instituciones públicas hablar en euskera y ofrecer sus servicios a la ciudadanía en euskera, pero no hemos respondido como se merece.

A pesar del firme compromiso y del trabajo realizado, no hemos podido responder como se merece.

Pero los y las euskaldunes no podemos hacer abstracción de un componente ineludible de ese inmenso y admirable esfuerzo social, de un componente que depende únicamente de nosotros y nosotras: debemos hacer frente en euskera a la crisis mundial; debemos recorrer en euskera el camino que ha de conducirnos desde las tinieblas a la luz; sanaremos en euskera, en euskera curaremos a nuestra sociedad; abrazaremos en euskera a toda la humanidad. Porque somos uno. Unidos al mundo en euskara.

Esa es la aportación que los y las euskaldunes –es decir, aquellos ciudadanos y ciudadanas del mundo que, en una u otra medida, vivimos en euskera– hacemos al desarrollo humano usando el euskera más, con más y en más ocasiones. He ahí el valor añadido que aportamos a la gestión social avanzada.

Adoptamos de manera individual, claro está, el compromiso de vivir cada vez más en euskera. Porque ese esfuerzo personal es el pilar fundamental de cualquier progreso, de manera muy especial en los procesos sociales más complejos, y el que conduce a la revitalización del euskera es exactamente eso: un proceso social complejo, con multitud de aristas y facetas.

Bien lo sabemos los y las euskaldunes de todo el mundo.

Sabemos, entre otras cosas, que los y las euskaldunes formamos una comunidad de hablantes, y que en Euskaraldia el impulso que parte de la voluntad individual es el motor para superar los obstáculos que van surgiendo a nuestro alrededor a la hora de utilizar el euskera más, con más gente y en más ocasiones.

Pero sabemos también que nos es imprescindible agruparnos. Porque el vector que vincula entre sí al euskera y los y las euskaldunes se proyecta en un doble sentido, porque el euskera forma parte de nuestra tradición cultural. Pero también es parte importante de nuestro futuro.

Los más señalados avances del euskera han provenido siempre por el mismo camino: de una estrecha relación entre compromiso personal y social; de la sólida decisión de responder en euskera a las necesidades de cada momento; de la labor de las instituciones y sociedad vascas y de cada uno de nosotros y nosotras en el empeño común de lograr que el euskera sirva de pavimento al camino hacia el futuro.

 

Entre otros, mediante la asunción de los siguientes compromisos:

Priorizar las necesidades de producción y consumo cultural en euskera, dotando a los creadores de los recursos necesarios para el desarrollo de las obras.

Impulsar la literatura en euskera para todas las edades, incluida la literatura juvenil.

Promocionar en Euskal Telebista películas de cine destacadas, series de ficción y documentales de primer orden y diversas animaciones en euskera.

Euskaraldia nos ofrece de nuevo este año la ocasión y el instrumento necesario para hacer de la dificultad y la crisis una oportunidad. La edición del presente año llega, ciertamente, en un contexto complicado, y ello no hará sino acrecentar el valor del compromiso de todos y cada uno de nosotros y nosotras, incluido el del quehacer de las administraciones e instituciones públicas.

En la edición del presente año, adquirirá especial valía la labor de todas aquellas personas dispuestas a ofrecer su euskera con entusiasmo y a aceptar de buen grado el euskera que se les ofrece. Este año será más decisivo que nunca cualquier gesto práctico de cercanía con el euskera, tanto si proviene de quienes pueden hablar euskera como de quienes, desde otras lenguas, desean contribuir a la difusión del euskera.

El esfuerzo por usar el euskera más, con más y en más ocasiones se revestirá este año de un especial significado: a nuestra decisión de superar la grave situación que atravesamos, todos y todas los vascohablantes y amigos del euskera le añadiremos la determinación de salir adelante en euskera.

En efecto, sabíamos ya que el futuro venía en euskera, que el futuro habla también en euskera, y este año hemos aprendido algo más: el euskera, necesario compañero de camino, nos ayuda en nuestro esfuerzo por superar las dificultades. Si nos hemos propuesto salir reforzados de la crisis, el euskera nos ofrece una excelente herramienta para ello.

Share

30 noviembre, Día Internacional de la Ciudad Educadora

Portavoces de los grupos políticos de la Corporación Municipal han dado lectura hoy a la declaración institucional, aprobada en el Pleno del pasado 20 de noviembre, con motivo del Día Internacional de la Ciudad Educadora, que este año celebra el 30 aniversario bajo el lema:

30 años transformando personas y ciudades para un mundo mejor

Hoy ya nadie cuestiona que las ciudades, grandes y pequeñas, son escenarios clave en los que los retos que debe afrontar la humanidad impactan con toda su complejidad. En las ciudades se manifiestan muchos de los problemas que desafían nuestra supervivencia como especie, como la contaminación que incide en el cambio climático o las desigualdades sociales que afectan al desarrollo del potencial de las personas, mermando nuestras opciones vitales y haciéndonos, en consecuencia, colectivamente más vulnerables.

Las Ciudades Educadoras apostamos por dar respuesta a estos desafíos situando la educación como palanca del cambio imprescindible para crear contextos urbanos más sostenibles, inclusivos, cohesionados y comprometidos. Nuestra implicación es potenciar una visión amplia de la educación a lo largo de la vida, tanto dentro como fuera de las aulas, y maximizar el impacto educativo de nuestras políticas municipales, repensando la ciudad como un ecosistema educativo inclusivo, dinámico y en diálogo permanente con las personas que la habitan.

Las Ciudades Educadoras somos conscientes de que los desafíos a los que nos enfrentamos no pueden abordarse mediante soluciones unilaterales y simples, sino que requieren la articulación de espacios que acepten la contradicción y que propongan procesos de conocimiento, diálogo y participación como la mejor forma para convivir en y con la incertidumbre propia de nuestra época.

Se trata de un camino de doble sentido que debe ser transitado tanto por los gobiernos locales como por todos los agentes sociales (sociedad civil organizada, sector privado, ciudadanía, etc.) en un ir y venir constante, participativo e inclusivo.

A raíz de la crisis socio-sanitaria generada por el SARS-CoV-2, una de las realidades que se ha hecho más patente, si cabe, es el efecto de la denominada brecha digital en el ámbito educativo, tanto en lo que respecta al alumnado como a sus familias.

Una brecha digital que puede concretarse tanto en el acceso, como en el uso y en la calidad de uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Aspectos todos ellos que requieren ser abordados como sociedad y como ciudad educadora, con objeto de paliar las desigualdades que la brecha digital genera en el desarrollo de la educación, en el éxito escolar y en las oportunidades del conjunto del alumnado, sin olvidarnos de todas aquellas cuestiones relacionadas con la seguridad de las niñas y niños en la educación digital.

El lema de la quinta edición del Día Internacional de la Ciudad Educadora es “30 años transformando personas y ciudades para un mundo mejor”, por alusión al 30 aniversario de la proclamación de la Carta de Ciudades Educadoras en el I Congreso Internacional de Ciudades Educadoras, celebrado en Barcelona en 1990. Estos 30 años de trabajo y mejora han ido generando un creciente compromiso para los gobiernos locales en la construcción de la Ciudad Educadora. Este compromiso se ve renovado este año, con la actualización y elaboración de una nueva Carta de Ciudades Educadoras.

Vitoria-Gasteiz proclamó la Carta desde su comienzo, en 1990; forma parte, también desde sus inicios, de la Asociación Internacional de Ciudades Educadora (AICE); y es una de las 8 ciudades fundadoras de la Red Estatal de Ciudades Educadoras (RECE). Esta trayectoria de trabajo ha conllevado un nuevo reto para el periodo 2020-2022, dado que Vitoria-Gasteiz ha sido elegida Ciudad Coordinadora de la Red Estatal de Ciudades Educadoras que, en la actualidad, aglutina a 221 ciudades del Estado Español, además de liderar una de las 4 redes temáticas que se desarrollan en dicho periodo y que lleva por título: “Ciudad Inclusiva, Ciudad Educadora”.

Por todo ello, y en tanto que administración más cercana a la ciudadanía, nos comprometemos a establecer y a potenciar diferentes canales de comunicación y participación, con el objetivo de avanzar conjuntamente hacia la construcción de una Ciudad más Educadora centrada en las personas, que dé respuestas innovadoras y efectivas a los retos del siglo XXI.

Desde Vitoria-Gasteiz nos sumamos a la celebración del Día Internacional de la Ciudad Educadora y compartimos el convencimiento de que apostar por la escucha activa nos permite reforzar los vínculos comunitarios, fortalecer el sentimiento de pertenencia y asegurar que todas las partes, cada una desde nuestras respectivas responsabilidades, contribuimos activamente en la construcción de la Ciudad Educadora.

Desde la institución que represento y en mi cargo de Alcalde, nos comprometemos decididamente a renovar el compromiso del contenido que subyace bajo el lema de esta edición “30 años transformando personas y ciudades para un mundo mejor”, con el objetivo de abrir espacios de construcción democrática y participativa que incorporen a todas las voces y que nos permitan crear una ciudad que no deje a nadie atrás.

Nos sumamos, así, a la celebración mundial del Día Internacional de la Ciudad Educadora, con la certeza de que caminar junto a otras muchas ciudades nos permite avanzar con paso firme y hacer oír nuestra voz a favor de este modelo de ciudad.

Sirva esta Declaración como muestra del compromiso del Ayuntamiento-Pleno en seguir avanzando en la construcción de Vitoria-Gasteiz como Ciudad Educadora y su consideración como uno de los ejes transversales de nuestro proyecto de ciudad, que impregnará al conjunto de la vida en la ciudad y a todas las personas que en ellas vivimos».

 

Share

30 de noviembre, Día Internacional de la Ciudad Educadora

30 años transformando personas y ciudades para un mundo mejor”

Hoy ya nadie cuestiona que las ciudades, grandes y pequeñas, son escenarios clave en los que los retos que debe afrontar la humanidad impactan con toda su complejidad. En las ciudades se manifiestan muchos de los problemas que desafían nuestra supervivencia como especie, como la contaminación que incide en el cambio climático o las desigualdades sociales que afectan al desarrollo del potencial de las personas, mermando nuestras opciones vitales y haciéndonos, en consecuencia, colectivamente más vulnerables.

Las Ciudades Educadoras apostamos por dar respuesta a estos desafíos situando la educación como palanca del cambio imprescindible para crear contextos urbanos más sostenibles, inclusivos, cohesionados y comprometidos. Nuestra implicación es potenciar una visión amplia de la educación a lo largo de la vida, tanto dentro como fuera de las aulas, y maximizar el impacto educativo de nuestras políticas municipales, repensando la ciudad como un ecosistema educativo inclusivo, dinámico y en diálogo permanente con las personas que la habitan.

Las Ciudades Educadoras somos conscientes de que los desafíos a los que nos enfrentamos no pueden abordarse mediante soluciones unilaterales y simples, sino que requieren la articulación de espacios que acepten la contradicción y que propongan procesos de conocimiento, diálogo y participación como la mejor forma para convivir en y con la incertidumbre propia de nuestra época.

Se trata de un camino de doble sentido que debe ser transitado tanto por los gobiernos locales como por todos los agentes sociales (sociedad civil organizada, sector privado, ciudadanía, etc.) en un ir y venir constante, participativo e inclusivo.

A raíz de la crisis socio-sanitaria generada por el SARS-CoV-2, una de las realidades que se ha hecho más patente, si cabe, es el efecto de la denominada brecha digital en el ámbito educativo, tanto en lo que respecta al alumnado como a sus familias.

Una brecha digital que puede concretarse tanto en el acceso, como en el uso y en la calidad de uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Aspectos todos ellos que requieren ser abordados como sociedad y como ciudad educadora, con objeto de paliar las desigualdades que la brecha digital genera en el desarrollo de la educación, en el éxito escolar y en las oportunidades del conjunto del alumnado, sin olvidarnos de todas aquellas cuestiones relacionadas con la seguridad de las niñas y niños en la educación digital.

El lema de la quinta edición del Día Internacional de la Ciudad Educadora es “30 años transformando personas y ciudades para un mundo mejor”, por alusión al 30 aniversario de la proclamación de la Carta de Ciudades Educadoras en el I Congreso Internacional de Ciudades Educadoras, celebrado en Barcelona en 1990. Estos 30 años de trabajo y mejora han ido generando un creciente compromiso para los gobiernos locales en la construcción de la Ciudad Educadora. Este compromiso se ve renovado este año, con la actualización y elaboración de una nueva Carta de Ciudades Educadoras.

Vitoria-Gasteiz proclamó la Carta desde su comienzo, en 1990; forma parte, también desde sus inicios, de la Asociación Internacional de Ciudades Educadora (AICE); y es una de las 8 ciudades fundadoras de la Red Estatal de Ciudades Educadoras (RECE). Esta trayectoria de trabajo ha conllevado un nuevo reto para el periodo 2020-2022, dado que Vitoria-Gasteiz ha sido elegida Ciudad Coordinadora de la Red Estatal de Ciudades Educadoras que, en la actualidad, aglutina a 221 ciudades del Estado Español, además de liderar una de las 4 redes temáticas que se desarrollan en dicho periodo y que lleva por título: “Ciudad Inclusiva, Ciudad Educadora”.

Por todo ello, y en tanto que administración más cercana a la ciudadanía, nos comprometemos a establecer y a potenciar diferentes canales de comunicación y participación, con el objetivo de avanzar conjuntamente hacia la construcción de una Ciudad más Educadora centrada en las personas, que dé respuestas innovadoras y efectivas a los retos del siglo XXI.

Desde Vitoria-Gasteiz nos sumamos a la celebración del Día Internacional de la Ciudad Educadora y compartimos el convencimiento de que apostar por la escucha activa nos permite reforzar los vínculos comunitarios, fortalecer el sentimiento de pertenencia y asegurar que todas las partes, cada una desde nuestras respectivas responsabilidades, contribuimos activamente en la construcción de la Ciudad Educadora.

Desde la institución que represento y en mi cargo de Alcalde, nos comprometemos decididamente a renovar el compromiso del contenido que subyace bajo el lema de esta edición “30 años transformando personas y ciudades para un mundo mejor”, con el objetivo de abrir espacios de construcción democrática y participativa que incorporen a todas las voces y que nos permitan crear una ciudad que no deje a nadie atrás.

Nos sumamos, así, a la celebración mundial del Día Internacional de la Ciudad Educadora, con la certeza de que caminar junto a otras muchas ciudades nos permite avanzar con paso firme y hacer oír nuestra voz a favor de este modelo de ciudad.

Sirva esta Declaración como muestra del compromiso del Ayuntamiento-Pleno en seguir avanzando en la construcción de Vitoria-Gasteiz como Ciudad Educadora y su consideración como uno de los ejes transversales de nuestro proyecto de ciudad, que impregnará al conjunto de la vida en la ciudad y a todas las personas que en ellas vivimos.

Share

Día Universal de la Infancia 2020

Las ciudades y comunidades tienen un rol fundamental en la promoción y realización de los derechos de los niños, niñas y adolescentes que en ellas viven. Atravesamos en estos momentos unas circunstancias excepcionales que están poniendo a prueba nuestra capacidad de respuesta como sociedad, no solo ante la emergencia derivada de la COVID-19 sino frente a los retos que se nos plantean a futuro, de recuperación, pero también del impulso que es necesario dar entre todos a la Agenda 2030, a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenibles y al Acuerdo de París, para salir de esta crisis mejor, con mayor sostenibilidad, equidad y oportunidades de prosperidad para todos y todas.

Es un momento de inflexión, de reimaginar, entre todos, el futuro que queremos para la infancia, cuando además iniciamos la década de acción para el desarrollo sostenible. Porque si los niños, niñas y adolescentes tienen hoy los medios para educarse, jugar, aprender, desarrollarse, crecer, significa que en el futuro toda la sociedad tendrá éxito.

Como parte de una corporación local reconocida como Ciudad Amiga de la Infancia queremos refrendar nuestro compromiso con los derechos de la infancia y adolescencia hoy para asegurar un futuro más justo, equitativo y sostenible. Por ello nos comprometemos a impulsar medidas encaminadas a:

  • Tener en cuenta en todas las decisiones tomadas por esta Administración, tanto en la respuesta a la crisis, como en la recuperación, que tienen efectos sobre la infancia y adolescencia, los principios rectores de la Convención sobre los Derechos del Niño, a saber: interés superior del niño, el derecho a la vida, la supervivencia y desarrollo, el derecho la participación y la no discriminación.
  • Involucrar a todas las áreas del gobierno local en la promoción de los derechos de infancia. De tal manera que los objetivos del Plan Local de Infancia y Adolescencia sean compartidos y las acciones se realicen de forma coordinada al interior de nuestra corporación.
  • Analizar el impacto de la COVID-19 sobre la infancia y adolescencia que vive en nuestra localidad, especialmente sobre aquellos grupos más vulnerables y adaptar en consecuencia, nuestro Plan Local de Infancia y Adolescencia.
  • Reforzar las ayudas sociales de emergencia que reciben las familias con hijos e hijas menores de edad a cargo. Priorizando a las familias más vulnerables, monoparentales, entre otras.
  • Reforzar los programas educativos dirigidos a niños y niñas con riesgo de abandono escolar, discapacidad o en situación de brecha digital.
  • Incorporar en la planificación urbana y en las estrategias de movilidad un enfoque de infancia y de sostenibilidad.
  • Hacer de nuestra ciudad un espacio que fomente el juego y el deporte.
  • Fomentar el cuidado y el respeto del medio ambiente, el acceso a espacios verdes y saludables y sin contaminación, así como el desarrollo de actividades al aire libre y en la naturaleza.
  • Crear espacios protectores (ludotecas, espacio joven, centros deportivos, campamentos, etc.) donde los niños y niñas pueden aprender a comprender, compartir y gestionar sus emociones y donde encuentren protocolos de protección contra todo tipo de violencia.
  • Ofrecer viviendas y/o alternativas habitacionales dignas al tamaño y condiciones de las familias con espacios comunes para jugar, moverse y socializar.
  • Brindar recursos a las familias para fomentar una parentalidad positiva y facilitar las actividades en familia.
  • Potenciar la participación de los niños, niñas y adolescentes en las decisiones locales, y en todos los ámbitos donde interactúan los niños, niñas y adolescentes (en los centros deportivos, bibliotecas, ludotecas, etc.).

Las medidas anteriores nos acercarán aún más a la ciudadanía de nuestra localidad, a sus necesidades y nos permitirán contar con una estrategia que ponga a la infancia en el centro de la respuesta y recuperación a la crisis de la COVID-19, y al mismo tiempo reforzar nuestro compromiso con la consecución de las metas que a 10 años nos marca la Agenda 2030.

Nos comprometemos hoy, 20 de noviembre de 2020, con la infancia y adolescencia y con el futuro de nuestro municipio Vitoria-Gasteiz para no dejar a nadie atrás.

Share

Declaración a favor de la agenda 2030

Asunción por el pleno del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz de la declaración a favor de la agenda 2030 de los objetivos de desarrollo sostenible, aprobada en el XII pleno de la FEMP, y de adhesión a la red de entidades locales para desarrollar los objetivos de desarrollo sostenible de la agenda 2030

El 29 de junio de 2020, el Jefe del Servicio de Sostenibilidad, Clima y Energía informa lo siguiente:

“La Red de Entidades Locales para desarrollar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) está formada por los Gobiernos Locales que se comprometen a localizar e implementar los ODS de la Agenda 2030 de forma transversal en las políticas públicas municipales.

La actividad de esta Red está dirigida a favorecer la coordinación de actuaciones entre los Gobiernos Locales, permitiendo alcanzar mejores resultados en la implementación de la Agenda 2030 en los municipios, a través de la localización y desarrollo de los ODS en el ámbito local.

La Red es un instrumento que ofrecerá herramientas a los Gobiernos Locales para que alcancen sus objetivos, de acuerdo con la implementación de la Agenda 2030 en España. Y, además, ofrecerá a los Gobiernos Locales pautas, información y propuestas de actuaciones para hacer frente a la crisis provocada por el COVID19, teniendo muy presente una de las principales premisas de la Agenda 2030: no dejar a nadie atrás.

 

Entre los principales objetivos de la Red se encuentran los siguientes:

  • Promover el conocimiento, la sensibilización y la implantación de los ODS de la Agenda 2030 en las Entidades Locales, mediante el fortalecimiento institucional y la implicación de los diferentes actores locales,
  • Fortalecer y legitimar el papel estratégico que juegan las autoridades locales en el desarrollo de la Agenda 2030 de cara a conseguir la mejor incidencia política, promoviendo el trabajo en red y la búsqueda de alianzas que impulsen políticas locales de cohesión y una adecuada articulación multinivel (central, autonómica y local) y multiactor para la construcción e implementación de la Agenda 2030 a nivel local.

La Red pretende actuar como foro de intercambio y experiencias entre los Gobiernos Locales que la integran, y ofrecer a los mismos servicios de asesoramiento y asistencia, así como formación de las personas técnicas.

Con la adhesión a la Red de Entidades Locales para el desarrollo de los ODS de la Agenda 2030, el Gobierno Local se compromete a determinar un conjunto de actuaciones, que deberán incorporarse en un Plan de Actuación o Estrategia Local, aprobado por el Pleno, que incluya un análisis de situación y un plan de localización e implementación de los ODS de la Agenda 2030.

Paralelamente, se deberá iniciar un proceso de información y sensibilización para la participación de todos los agentes locales, económicos y las organizaciones ciudadanas representados en la vida municipal, para su implicación en la implementación local de la Agenda 2030.

Además, las ciudades que participen en la Red deberán asumir, mediante acuerdo plenario, la Declaración en favor de la Agenda 2030 aprobada por la FEMP en el marco de su XII Pleno.

Los objetivos de la Red de Entidades Locales para desarrollar los ODS de la Agenda 2030 están plenamente alineados con los objetivos del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, cuya adhesión se considera oportuna con el fin de fortalecer la colaboración con otros municipios comprometidos con estos mismos valores y objetivos.”

Se adjunta a este acuerdo, los formularios de adhesión a la Red de Entidades Locales para Desarrollar los ODS de la Agenda 2030.

En consecuencia, visto el artículo 123.1 f de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local y el artículo 259 del Reglamento Orgánico del Pleno,  se propone al Pleno del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz la adopción del siguiente

 

ACUERDO

PRIMERO.- Asumir la declaración a favor de la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobada en el XII pleno de la FEMP.

SEGUNDO.- Aprobar la adhesión del Ayuntamiento de Vitoria Gasteiz a la Red de Entidades Locales para el desarrollo de los ODS de la Agenda 2030 y, en consecuencia, se compromete a:

  • Trabajar en la elaboración participada y en la aprobación de un Plan de Actuación o Estrategia Local, en el que se elabore un análisis de situación y un plan de localización e implementación de los ODS de la Agenda 2030.

Cumplir con las obligaciones y ejercer los derechos que se establezcan en las Normas de Funcionamiento de la Red.

Share

Declaración Institucional sobre la grave situación del campamento de refugiados de Moria

El pasado 8 de septiembre tuvo lugar un incendio en el campo de refugiados de Moria donde 13.000 personas que, en situación previamente inaceptable, han visto agravadas más sus circunstancias, en plena pandemia de Covid 19. Miles de personas han perdido lo poco que tenían en torno a este campo y han debido de huir, teniendo además la policía bloqueada a carretera hacia Mitilini, la capital de la isla.

Más de 4000 niños y niñas han sido evacuados desde Lesbos al norte de Grecia y alrededor de 1.000 personas, las más vulnerables, serán evacuadas también. Esta tragedia humana exige respuestas de emergencia que aborden a todos los colectivos, así como la aprobación de medidas estructurales europeas que afronten el fenómeno migratorio de raíz, ante una manifiesta previsión de durabilidad.

A todo ellos se suman la situación de los últimos meses en los que el gobierno griego ha endurecido las leyes y ha ejercido un  mayor control policial, los ataques de la extrema derecha a las personas huidas y las ONGs, como el Proyecto Zaporeak y la indiferencia de la Unión Europea en esta materia, que ni siquiera ha sido capaz de cumplir las cuotas de reasentamiento y reubicación que se había fijado hace dos años, unas cuotas de acogida exiguas en comparación con la cantidad de personas que estaba llegando a las costas europeas.

La Unión Europea debe diseñar y planificar una política común europea de asilo e inmigración que vaya dirigida a garantizar el estatus de bienestar y derechos sociales de todas las personas, siendo consciente de que las acciones puestas en marcha ante las periódicas olas migratorias han resultado erróneas y fallidas.

Una política común europea es la única respuesta que puede permitir alumbrar una solución integral a este sobrecogedor problema humano. Una política que ponga en marcha las medidas necesarias para cumplir el mandato de derecho de asilo que se integran en el tratado de la Unión Europea y en la carta de Derechos Humanos fundamentales. En este sentido, es urgente introducir en la agenda europea los visados humanitarios que permitan un acceso seguro a los demandantes de asilo a Europa, la apertura de centros de recepción en las áreas limítrofes a países en conflicto y la definición de criterios y sistema de distribución de las cuotas de refugiados entre los distintos países europeos.

Los valores de humanidad, solidaridad y responsabilidad son necesarios siempre y en este momento más para con estas personas refugiadas.

Por todo ello:

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz:

  • Se solidarizan con las personas refugiadas ante la violación sistemática de sus derechos y la extrema situación de vulnerabilidad y desamparo en la que se encuentran.
  • Apelan a la movilización europea activando el proceso de traslado y reubicación, en cumplimiento de la legislación internacional, la Convención de Ginebra y los tratados en materia de derechos humanos y el Derecho Internacional sin ningún tipo de exclusión.
  • Instan a las Instituciones europeas a reconocer el valor de la diversidad, incluyendo ésta perspectiva en las políticas de regulación de los flujos migratorios como elemento indispensable para el desarrollo de la nueva Europa del siglo XXI.
  • Instan a todas las Instituciones a que, desde actuaciones de colaboración y adecuación a las diferentes competencias, den respuestas urgentes, eficaces y duraderas al reto migratorio en Europa.
Share

Reconocimiento de todas aquellas personas que en diversos ámbitos han aportado un plus en su día a día para avanzar en la crisis generada por el COVID 19  

De un modo espontaneo, desde ese 15 de marzo en el que nos toco cumplir el famoso #quedateencasa, en todas las ciudades comenzamos a salir a nuestros balcones para agradecer el trabajo de otras personas. Tocaba cuidar y cuidarnos.

Todo ha cambiado, nuestra realidad ha cambiado. Una crisis que nos ha afectado a todas las personas, y que en su cara más dura nos ha dejado sin muchas personas, solo en Euskadi casi 1.500 personas. Y no son números, son personas y muchas familias afectadas.

Pero esta crisis también ha sacado a la luz valores importantes. Valores de solidaridad, de apoyo mutuo, de lo público, la necesidad de mirar para aprender a ver otras realidades, ha creado redes de apoyo… ha creado comunidad. Pero sobre todo, ha demostrado el valor de las personas.

Tenemos nuevos héroes y heroínas, sin capa, y que no necesitan súper poderes. Sus súper poderes han sido su actitud, su apoyo, su preocupación, su implicación, sus cuidados… En resumen, dejar parte de ellos y ellas en cada acción. Mucho más allá de sus obligaciones laborales. Han demostrado calidad y calidez en su trabajo. Esa actitud de ayuda de empatía. Todas esas personas que han mirado y visto a la persona que tenían a su lado, y han conseguido ver personas, ver el valor de lo humano.

Por ello, son muchos los colectivos y personas a las que agradecer: personal de limpieza, sanitario, seguridad, educación, cultura, asociaciones, comercio, autónomos, transporte….

En una Declaración Institucional no podemos nombrar a todas aquellas que han aportado un plus en su día a día durante esta pandemia para ayudar a quien más lo necesitaba, ayudar a la ciudadanía. Ni tan siquiera esos aplausos de las 20.00 horas han sido suficientes para agradecer a tantas y tantas personas su buen hacer.

Agradecer esas actitudes, esos pequeños gestos que hacen que las cosas cambien, que todo mejore. Esas pequeñas cosas, esa actitud de muchas personas en nuestro municipio van a ser el mejor Plan, la mejor herramienta para salir de esta crisis sin dejar a nadie atrás.

Desde las Instituciones a distintos niveles hemos pedido mucho a las personas durante estos meses de confinamiento y este proceso de desescalada hacia esa nueva realidad tan desconocida para todas y que tanta incertidumbre nos genera.

Por ello, ahora desde el Ayuntamiento de Vitoria – Gasteiz toca agradecer. Agradecer a todas las personas que han estado ahí, aportando ese valor añadido. Dando valor a lo importante, a la vida.

Por ello, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz realiza la siguiente:

Declaración Institucional

 El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz no olvida a todas aquellas personas que han fallecido a causa de la pandemia generada por la covid-19. Por ese motivo, el próximo 21 de septiembre, se les brindará un sentido homenaje a nivel de la Comunidad Autónoma de Euskadi en un solemne acto de despedida social e institucional dirigido a todas las víctimas.

Mediante este acto se quiere recordar a las personas fallecidas, así como expresar la solidaridad con  las familias y con todas aquellas personas que no han podido despedir, como hubieran deseado, a sus seres queridos.

Así mismo, es voluntad del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz reconocer y agradecer a todas aquellas personas que durante este tiempo tan complicado han aportado un plus de calidad y calidez a su actividad para facilitarla salida de esta crisis.

Para ello, cuando las circunstancias sanitarias lo permitan, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz organizará un acto de  reconocimiento al comportamiento de la ciudadanía en general, así como de todas  aquellas iniciativas que han permitido que entre todas salgamos adelante.

Para esa ocasión, se espera contar con una amplia representación de la ciudadanía, cuya actitud  ha sido ejemplar y sin cuyo compromiso no hubiéramos podido salir de esta crisis.

Vitoria-Gasteiz, 24 de julio de 2020.

 

Share