Banner principal (agosto 2012)

Los vehículos que circulan por las Zonas 30 han reducido su velocidad un 12% de media desde que se anunció la puesta en marcha de esta medida

  • Las mediciones se realizaron en dos momentos: los meses de enero y junio
  • Idoia Garmendia: “con las zonas 30 ganamos todos; si los coches bajan su velocidad, las bicicletas pueden circular con seguridad por la calzada y los peatones recuperan su espacio en las aceras”

Un estudio sobre la evolución de velocidades por parte de los vehículos motorizados que circulan por las zonas 30 de calmado de tráfico, impulsado por el Centro de Estudios Ambientales, revela que desde septiembre del año pasado -fecha en que se anunció la puesta en marcha de esta medida- hasta el último mes de junio, la velocidad de los vehículos que utilizan alguna de estas 47 calles calmadas se ha reducido, como media, un 12,2%.

El resultado del mismo ha sido presentado hoy por la concejal de Medio Ambiente, Idoia Garmendia, quien ha asegurado que “los datos nos demuestran que la ciudadanía ha entendido la razón de ser de esta medida y, en la gran mayoría de los casos, está siendo respetuosa con la misma”. “Así ganamos todos -ha afirmado Garmendia- Si los coches bajan su velocidad, las bicicletas pueden circular con seguridad y los peatones recuperan su espacio en las aceras”, ha añadido.

La concejal ha explicado que las mediciones de velocidad se han llevado a cabo en 4 puntos diferentes de zonas calmadas: las calles Gorbea, Siervas de Jesús, Arana y San Antonio, y en 3 fechas distintas: septiembre de 2012 (cuando se anunció la puesta en marcha de esta actuación), enero de 2013 (recién acabada la ejecución de la medida) y junio de 2013 (pasados 6 meses de la nueva disposición de las calles).

Los conteos se realizaron en todos los casos entre las 12.00 y las 14.00 y entre las 16.00 y 18.00 horas de un día laborable tipo.

Según los datos obtenidos, en todos los puntos analizados la velocidad de los vehículos motorizados el pasado mes de junio se situaba como media en los 24,4 km/h (25,93 en Gorbea; 24,73 en Siervas de Jesús; 21,47 en San Antonio y 25,46 en Arana). Eso quiere decir que en el plazo de los 9 meses analizados, las velocidades sufrieron un descenso medio del 12%. Una reducción que fue más acusada en la primera medición, realizada el pasado mes de enero, y que reflejó un descenso general del 8% pero que continuó en el siguiente periodo y que en junio ya alcanzaba un 12,2%.

Por calles analizadas, la mayor variación se produjo en San Antonio (donde la velocidad se redujo en el plazo de 9 meses un 15,8%), seguida de Gorbea (un 14,4% menos), Arana (con una bajada del 12,2%) y Siervas de Jesús (un 6,5% menos).

 puntos de medición de velocidades

 

 

 

Share