Banner principal (agosto 2012)

El Ayuntamiento iniciará este invierno la reforma de la plaza de Santa María, una reivindicación histórica y “prioritaria” de los vecinos

Vitoria recupera un nuevo espacio para los ciudadanos en el Casco Medieval

“Será un espacio diáfano y renovado, del futuro pero también del pasado ya que recordará parte de lo que es la historia de nuestra ciudad”, explica Javier Maroto

La Junta de Gobierno local ha licitado ya las obras de reforma de la plaza de Santa María, una reivindicación histórica de los vecinos cuyas obras el Ayuntamiento prevé adjudicar en otoño para que puedan arrancar este próximo invierno. Con esta remodelación, “Vitoria recupera un nuevo espacio para los ciudadanos en el Casco Medieval”, ha puesto en valor el alcalde, Javier Maroto, que ha calificado esta actuación de “máxima prioridad” para los vecinos. Se va a retirar la zona de andamios para que se pueda aprovechar toda la plaza, que estrenará mobiliario urbano y también verá renovado un tramo del cantón de San Marcos.

Con la remodelación, el Ayuntamiento pretende, además de proporcionar a los ciudadanos una zona de estancia agradable,  aportar a la Catedral una plaza con la dignidad propia de un edificio fundacional de Vitoria-Gasteiz así como explicar la historia de la ciudad en ese lugar. “Damos un paso al frente en el compromiso del Ayuntamiento con el Casco Medieval y las inversiones en este barrio”, ha valorado el alcalde.

Las obras resolverán mediante un plano ligeramente inclinado la conexión a los diferentes edificios a los que sirve la plaza: entrada a la Catedral, a la Capilla aneja, a la Iglesia parroquial así como al antiguo edificio de El Seminario. Una rampa escalera lateral unirá el cantón de San Marcos con la plaza.

Se instalará arbolado y un banco corrido. Seis moreras contribuirán a forjar un cierre y recrear la idea de claustro.

Se instalará una nueva fuente ornamental en el centro de la plaza con inscripciones y dibujos sobre la ciudad y la propia catedral. En este sentido, el Ayuntamiento se ha comprometido a presentar la fuente proyectada a los vecinos que quedaría abierta, por tanto, a posibles cambios si estos así lo requiren.  

El suelo lucirá nueva pavimentación, con granito gris, al igual que en el resto de la zona alta de la ciudad. Además, un granito negro dibujará en el suelo las trazas de la primitiva Iglesia, la longhouse y el pozo. “Vamos a remarcar en el suelo de la plaza la ubicación de las antiguas edificaciones para conocer de forma más concreta parte de la historia de nuestra ciudad de hace muchos siglos”, ha puesto en valor Maroto.

Los trabajos saldrán a concurso abierto por un precio máximo de 999.300,77 euros IVA incluido. El Ayuntamiento espera hacer frente a parte de la inversión con financiación externa, de fondos Urban y el Gobierno Vasco.

Se estima un plazo de ejecución de los trabajos sea de seis meses. Las obras podrían de este modo estar concluidas para primavera-verano.

La remodelación cuenta con el visto bueno de comerciantes y ha sido presentada en el consejo territorial de Aldave, donde están representados vecinos y comerciantes.

 

Share