Banner principal (agosto 2012)

(Incluye audio) Arranca la reforma de la calle San Prudencio, que tras las obras tendrá un pavimento más resistente y aprovechará al máximo el espacio para peatones y terrazas

Los trabajos han comenzado en el tramo entre San Antonio y Dato  

 Leticia Comerón inicio reforma San Prudencio

Hoy lunes, día 18 de agosto, han comenzado los trabajos de renovación de la calle San Prudencio, que el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz adjudicó a la firma alavesa Yarritu S.A. y que convertirán esta céntrica arteria de la ciudad en un espacio más resistente, más funcional y más adecuado para peatones y terrazas. Las obras han arrancado en concreto en el tramo de la calle entre San Antonio y Dato, con el inicio de los trabajos de vallado, señalización y balizamiento  de la obra *.

Los trabajos en el tramo entre Dato y Fueros comenzarán en septiembre (a partir de entonces, estarán en obras ambos tramos), una vez ha concluido el FesTVal de Televisión. La intención del Ayuntamiento es avanzar en las obras de este tramo lo máximo posible antes del comienzo del Festival Internacional de Teatro, que se celebra en octubre; con el fin de facilitar, por un lado, el acceso de los espectadores, y por otro, las labores de carga y descarga que se efectúan en vehículos pesados para los espectáculos. 

Con esta reforma, se renovará el firme de los dos tramos de la calle, dejando baldosas en los laterales y en una pequeña franja central, e introduciendo dos franjas de aglomerado pulido en el resto de la zona central, un material más adecuado y resistente para soportar el tránsito de los vehículos.

Para aprovechar el espacio al máximo, se retirará mobiliario urbano. También se cumplirán las exigencias de las leyes de accesibilidad y seguridad vial, que indican que la calle debería tener dos metros libres de obstáculos frente a cada fachada y cuatro metros libres para el posible paso de vehículos de emergencia.

Este modelo convertirá la calle en un espacio diáfano, pensado para pasear y disfrutar de los veladores.

El Ayuntamiento prevé que las obras se prolonguen durante cuatro meses.

La inversión asciende a 435.572 euros, que costeará el Gobierno Vasco gracias al acuerdo de inversiones alcanzado para Vitoria en el Parlamento.

* Como se impide la circulación rodada en dicho tramo, las labores de carga y descarga deberán realizarse desde las calles aledañas

 

 

Share