Banner principal (agosto 2012)

Policía Local. Los detenidos por el robo en un estanco se llevaron unas 500 cajetillas de tabaco y causaron graves daños en el establecimiento de Aranbizkarra

Los detenidos por el robo en un estanco de Aranbizkarra se llevaron unas 500 cajetillas de tabaco y causaron graves daños en el establecimiento. La Policía Local informa que sobre las cinco de la mañana del pasado martes, una llamada ciudadana alertó al 092 de ruidos y movimientos sospechosos en un estanco del mencionado barrio, en el que se habían producido otros dos robos en este mismo mes.

Varias patrullas de la Policía Local acudieron rápidamente al lugar, pero los autores habían huido en un turismo. Los agentes realizaron una inspección ocular en el lugar y gracias a la descripción de varios testigos pudieron determinar la matrícula del vehículo en el que se habían fugado, así como el número de personas implicadas en el robo: cinco, que actuaron encapuchadas y con la ayuda de luces frontales.

Desde Agirrelanda se facilitarion todos los datos a otros cuerpos policiales y, aproximadamente una hora después,  la Ertzaintza, que seguía la pista de esta banda de ladrones, interceptó  en Balmaseda el turismo en el que viajaban tres de los presuntos autores y procedieron a su detención.

Con las investigaciones de la policía autónoma y la actuación de la Policía Local en Vitoria se ha descubierto que estas personas pertenecen a un grupo organizado que se dedica al robo con fuerza en estancos y que podría haber cometido más de una decena en otras localidades de Cantabria, La Rioja y Navarra.

La Policía Local intervino en catorce accidentes de tráfico sin personas heridas ni imputadas en delitos contra la seguridad vial. Tramitó 16 denuncias: 5 por robo, 7 por hurto, 1 por daños, 1 por agresión entre particulares y 1 por incuimplimiento de medidas judiciales. Realizó once actuaciones de policía jucicial.

Tulipa de una farola a punto de caer

Los bomberos retiraron ayer la tulipa de una farola de la calle Obdulio López de Uralde que estaba a punto de caer a la vía pública. También acudieron a la calle Obispo Ballester porque se había activado una alarma de incendios, pero comprobaron que el detector activado está en el techo de la cocina-comedor (a poco más de un metro de la cocina) y cuando se acumula un poco de humo el detector lo percibe, por lo que se informó a la propiedad que debería estudiar la reubicación del detector.

Los bomberos realizaron ayer una visita a la nueva Estación de Autobuses para conocer los puntos de corte de agua, electricidad y gas, asi como los riesgos potenciales del edificio.

Parte Policía Local 25-06-2015  –   Parte Bomberos 25-06-2015

 

 

 

 

Share