Banner principal (agosto 2012)

Vitoria-Gasteiz examina la transformación de la ciudad en la última década para diseñar el futuro de su movilidad

El Ayuntamiento ha presentado esta tarde el avance de un documento mediante el que se evaluará la implantación del Plan de Movilidad Sostenible y el Plan Director de Movilidad Ciclista

 

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha presentado esta tarde en el aula de ecología urbana celebrada en el centro cívico de Aldabe un avance del documento mediante el que se evaluará la transformación de la movilidad urbana en la ciudad en la última década. Este informe, que se hará público en las próximas semanas, ha sido elaborado por el Centro de Estudios Ambientales así como expertos en la materia y servirá como base para elaborar el próximo plan de acción de movilidad sostenible y espacio público. Ese trabajo se llevará a cabo en el marco del Foro de Movilidad mediante la participación de distintos agentes relacionados con este ámbito. “Ha llegado el momento de echar la vista atrás y analizar el trabajo realizado durante la última década para diseñar el futuro de forma conjunta. La movilidad es uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos, ya que un nuevo paradigma será fundamental para reducir las emisiones de CO2 y para hacer de Vitoria-Gasteiz una ciudad moderna y más saludable”, ha explicado el presidente del CEA y concejal de Medio Ambiente, Iñaki Prusilla.

 

En la charla de esta tarde, responsables del CEA han analizado el contexto en el que se encontraba Vitoria-Gasteiz hace diez años, cuando se pusieron en marcha iniciativas como el Plan de Movilidad Sostenible y Espacio Público y el Plan Director de Movilidad Ciclista de Vitoria-Gasteiz. La realidad en aquel momento incluía una alta utilización del coche, una baja utilización del transporte público, una movilidad peatonal en disminución y una elevada apropiación del espacio público por parte del vehículo privado. Circunstancias que se han tratado de revertir en estos años mediante medidas como la ampliación progresiva de la red ciclista, la creación de las supermanzanas y ‘zonas 30’ y el fomento del uso del transporte público y la bici.

 

De los resultados preliminares y los indicadores con los que se cuenta, los expertos concluyen que el grado de cumplimiento de los planes puestos en marcha por el Ayuntamiento ha sido satisfactorio, aunque también existen áreas en las que se deben seguir realizando esfuerzos. Así, se ha mejorado en áreas como la accesibilidad a los modos de movilidad no motorizados y al transporte público, en la convivencia entre los distintos sistemas de transporte y la seguridad, la reordenación de los espacios, en la creación de una cultura de la bicicleta mediante la educación, sensibilización y la promoción, por citar algunos ejemplos. En el ámbito de las cuestiones a mejorar figuran las cuestiones relativas la construcción de nuevas infraestructuras de aparcamientos, los robos de bicis y la necesidad de seguir trabajando para lograr una red ciclista segura y funcional.

 

En resumen, el CEA pretende recoger la realidad social, económica y urbanística actual, muy distinta de la de hace diez años, para reestructurar las estrategias que se han seguido en materia de movilidad en Vitoria-Gasteiz. En el marco de la elaboración del próximo plan de acción que servirá continuar con la transformación de Vitoria-Gasteiz y su movilidad se han detectado también una serie de elementos clave en los que se deberá incidir: Convivencia peatonal-ciclista, siniestralidad peatonal y ciclista, señalización semafórica, amenazas al buen funcionamiento del transporte público, sostenibilidad financiera de los actuales niveles de servicio, transvase entre usuarios del transporte público y la bicicleta, situaciones puntuales de congestión, criticidad de la movilidad escolar, criticidad de la movilidad al trabajo, política de aparcamiento, incremento del papel de la motocicleta, oferta ciclista para la movilidad al trabajo, regulación para los itinerarios ciclistas, criticidades de la logística urbana.

Share