Banner principal (agosto 2012)

Las actuaciones en al menos 4.500 luminarias permiten que el Ayuntamiento vaya a ahorrar 200.000 euros en la factura energética del alumbrado de este año

 

 

 

 

 

 


El alcalde, Gorka Urtaran, ha desvelado esta mañana que las medidas de eficiencia energética realizadas en el alumbrado público durante los últimos dos años han conseguido que el Ayuntamiento ahorre 200.000 euros este año en su factura energética derivada del alumbrado. En el año 2015, el Consistorio abonó 3,8 millones de euros por este concepto, mientras que la previsión es que 2016 se cierre con un gasto de 3,6. En 2013, por ir más lejos, se pagaron 4,3 millones por la energía invertida en la iluminación del espacio público. Y es que la renovación del alumbrado mediante la instalación de la tecnología led, la sustitución de lámparas por otras de mayor eficacia y la optimización del número de luminarias en la calle logra que los consumos se reduzcan y, por tanto, también su impacto económico en las cuentas municipales. Eso sí, manteniendo las mismas intensidades y una iluminación adecuada.

Las estrategias que el Departamento de Espacio Público sigue de acuerdo con el proyecto de gestión sostenible y eficiente del alumbrado público se basan fundamentalmente en los siguientes aspectos:

– Sustitución de lámparas convencionales por otras de menor potencia y mayor eficacia luminosa, básicamente en las luminarias esféricas o tipo «bolas». Las esféricas son poco eficientes y generan gran contaminación lumínica, ya que parte de la luz que emiten va al cielo, con el derroche energético que ello supone.

– Instalación de luminarias con tecnología LED que actualmente son más eficientes que las lámparas convencionales, permitiendo disminuir el consumo energético y obtener niveles de iluminación y uniformidad en las calles acorde al reglamento de eficiencia energética en el alumbrado público. Además, se evita el deslumbramiento y la contaminación lumínica generada hasta ahora por las luminarias existentes.

– Optimización del número luminarias en calles sobreiluminadas en sectores nuevos como Salburua y Zabalgana. Se estudian retiradas de luminarias o apagados parciales en sectores nuevos. Estas zonas cuentan con instalaciones de alumbrado sobredimensionadas en cuanto a número de farolas se refiere, así como una potencia total instalada superior en relación al resto de la ciudad. Ello supone mayor derroche energético y económico, así como mayor contaminación lumínica. En ese sentido, en los últimos meses se han retirado luminarias en calles donde existían doble líneas de farolas en la misma acera, carriles bicis sobreiluminados…

En total, se han realizado modificaciones en alrededor de 4.500 luminarias repartidas por toda la ciudad.

“Trabajamos a favor de la modernización urbana para convertir a Vitoria Gasteiz en una ciudad verde e inteligente en diversos ámbitos. El proyecto de gestión sostenible y eficiente del alumbrado público permite ahorrar costes y reducir sensiblemente la contaminación lumínica”, ha destacado el alcalde, Gorka Urtaran. “El objetivo de las actuaciones de eficiencia son reducir el consumo eléctrico del alumbrado público mediante la instalación de tecnología led, actualmente más eficiente que las lámparas convencionales. Estas lámparas permiten disminuir el consumo energético y obtener niveles de iluminación adecuados y uniformidad en las calles. Además, evitan el deslumbramiento y la contaminación lumínica generada hasta ahora por las luminarias antiguas”.

 

Share