Banner principal (agosto 2012)

Gorka Urtaran detalla que el proyecto del BEI incluye la compra de trece nuevos vehículos eléctricos y que la aportación municipal será de más de 7 millones

Las instituciones que impulsan la implantación de este sistema de transporte (Gobierno Vasco, Diputación Foral de Álava y Ayuntamiento) trabajan para concretar todos los detalles y lanzar el pliego de condiciones lo antes posible

 

El alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, ha explicado esta mañana que los planes para la implantación del Bus Eléctrico Inteligente (BEI) en la capital alavesa avanzan sin descanso. El proyecto incluirá la adquisición de trece vehículos nuevos,  siete de 18 metros de largo y seis de 12. “Actualmente, las instituciones que impulsamos el proyecto (el Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento) estamos concretando las características de este sistema de transporte público, eficiente y de alta capacidad. La apuesta de las instituciones es firme, buscamos conectar mejor todos los barrios de la ciudad y fomentar la movilidad sostenible y saludable. Cuando se definan todos los detalles, podremos lanzar el pliego de condiciones para contratar las obras”. Se espera que los trabajos puedan estar en marcha el próximo año.

El alcalde ha desgranado algunos detalles relativos al proyecto, que contará con un presupuesto total de alrededor de 41 millones de euros. De esos, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz aportará aproximadamente 7. En concreto, el 17,5% del total. El BEI discurrirá por la actual línea 2 periférica de TUVISA, la más utilizada en la actualidad. Será la agencia municipal de transporte la que gestione el servicio.

Entre las novedades detalladas por Gorka Urtaran destaca una inversión de 7 millones de euros para acometer los trabajos de urbanización definidos entre el personal técnico municipal y del Gobierno Vasco, que incluirán modificaciones en viales y rotondas, urbanización de los entornos afectados, desvíos de tráficos para materializar la plataforma exclusiva. El alcalde también ha asegurado que se instalarán, además, tres tipos de paradas: las pequeñas, las estándar y las grandes. Contarán con andenes enfrentados, accesos por ambos extremos y serán más accesibles.

En el ámbito de la carga eléctrica, por su parte, los vehículos tendrán un sistema de carga mediante pantógrafo invertido que permitirá una carga rápida de cuatro minutos. Estas cargas se realizarán en Mendizorrotza y El Boulevard. La carga lenta, por su parte, se realizará en horario nocturno en las cocheras.

El alcalde también ha detallado que para la nueva línea del BEI se adquirirán siete autobuses eléctricos de 18 metros y otros seis de 12 metros, con un presupuesto de 9,5 millones de euros. Gorka Urtaran ha insistido en la “apuesta firme de las tres instituciones para fomentar la movilidad sostenible y saludable en Vitoria-Gasteiz y por favorecer la comunicación con todos los barrios de la ciudad. Avanzamos hacia la Vitoria-Gasteiz del futuro, una ciudad bien conectada a través de un transporte público de alta capacidad, eficiente y respetuoso con el medio ambiente”.

 

Share