Banner principal (agosto 2012)
Categorías: Notas de prensa  —  Etiquetas: ,   —  Komunikazio Zerbitzua / Servicio de Comunicación  —  4 agosto 2018 20:56

 

 

 

 

 

 

No se ha registrado ningún corte por vidrio, mientras que ha habido dos asistencias y tres evacuaciones menos que en 2017

Vitoria-Gasteiz ya disfruta de las fiestas de La Blanca tras el txupinazo y la bajada de Celedón. Este año, la ciudad se ha vestido de morado para la ocasión en un acto de inicio de fiestas que cada vez es más limpio. Tras la desaparición del vidrio el año pasado, hoy se ha evidenciado que la implantación del vaso reutilizable de fiestas ha sido un éxito, reduciéndose los residuos esparcidos por el suelo. El material recogido, además y de acuerdo con la primera valoración del personal técnico municipal, ha sido fundamentalmente envases de plástico que se enviarán a la planta de reciclaje.

 

 

 

 

 

Uno de los principales protagonistas del txupinazo ha sido el color morado. Tanto en la balconada como en las plazas del centro de la ciudad, era mucha la gente que llevaba camisetas del citado color. Pero también complementos como gorras, pañuelos, balones y vasos, que han servido para que Vitoria-Gasteiz exprese su rechazo a la violencia machista, las desigualdades y las actitudes machistas. El propio Celedón, que ha portado un paraguas morado por primera vez, ha tenido unas palabras para mostrar el compromiso de toda la ciudadanía a favor de la igualdad. “Ez da ezetz”, ha destacado.

 

 

 

 

 

En el ámbito de la recogida de residuos, lejos queda ya la imagen de la plaza llena de botellas de cristal del pasado. Este año se ha consolidado el cero vidrio en la plaza. Y también se ha notado, de acuerdo con las primeras valoraciones del personal técnico municipal del Servicio de Gestión de Residuos, que prácticamente todo el residuo eran envases de plástico. Envases que además se enviarán a la planta de reciclaje. También ha destacado el uso de los vasos reutilizables y las botas de plástico, así como el compromiso con el Medio Ambiente de la ciudadanía gasteiztarra. En el caso de los vasos, el Ayuntamiento ha repartido 17.000 durante los últimos días. Los recipientes, también morados y con el logo ‘Jailarai Berdintasunaz Blai’ impulsado por el Servicio de Igualdad, cuentan con un mosquetón para fomentar su utilización durante toda la semana.

 

 

 

 

 

El dispositivo de limpieza, por su parte, ha funcionado con normalidad. 44 monitores y monitoras han colaborado con 66 efectivos de la contrata de limpieza de la UTE FCC-GMSM y 24 vehículos específicos. Los trabajos han arrancado con intensidad a las 18.30 horas y las Solemnes Vísperas en honor a la Virgen Blanca se han podido desarrollar en óptimas condiciones. Los trabajos se prolongarán hasta la Procesión de Los Faroles.

 

 

 

 

 

Mayor afluencia de personas que en años anteriores

En cuanto a las intervenciones, el Servicio de Salud Pública informa que se ha atendido a 27 personas. Cinco en Plaza Nueva, ocho en Catedral, tres en Mateo Moraza y 11 en Parlamento. Se han realizado 4 traslados (uno por traumatismo cráneo encefálico y tres por esguinces).

 

 

 

 

 

 

No se ha registrado ningún corte por vidrio. Sí ha habido cuatro pequeñas heridas por contusiones accidentales no causadas por este material.

Sobre la tipología de las 27 asistencias atendidas durante la bajada de Celedón, han sido 17 traumatismos, seis lipotimias, dos quemaduras de puro y dos picaduras de insectos.  Cabe destacar también que no se ha asistido ningún caso de etilismo dentro del dispositivo asistencial de la bajada de Celedón. De acuerdo con el personal técnico de Salud Pública, el balance es “favorable, al haberse producido dos asistencias y tres evacuaciones menos que el año pasado”.

El dispositivo asistencial sanitario ha funcionado óptimamente en coordinación con todas las entidades participantes: Departamento de Seguridad Ciudadana (Bomberos Policia Local), Emergencias de Osakidetza y Cruz Roja,. La Policía Local estima que al acto de inicio de las fiestas ha acudido más personas que en ocasiones anteriores. El calor ha hecho necesario que los Bomberos hayan tenido que rociar agua a las personas asistentes.

 

Share