Banner principal (agosto 2012)

El alcalde comprueba la buena marcha de las obras de reordenación de la manzana de las calles Dato, General Álava y San Prudencio

 

 

 

 

 

 

 

Audio Gorka Urtaran

El proyecto, incluido en el Masterplan Centro, prevé readecuar los espacios interiores con un parking en las plantas primera y segunda, dejando en planta baja espacios terciarios para reactivar la vida comercial y social

 

El alcalde Gorka Urtaran y la concejala de Urbanismo, Itziar Gonzalo han visitado esta mañana las obras de reordenación de la manzana de las calles Dato, General Álava y San Prudencio. Acompañados por el arquitecto Adrián Lasquibar, el alcalde ha comprobado la buena marcha de los trabajos, en su primera fase. En la visita se ha podido comprobar la preparación para una nueva distribución de los espacios interiores, hasta fechas cercanas, distribuidos en locales comerciales y hosteleros, unas antiguas piscinas y servicios del garaje con salida a General Álava.

El departamento de Urbanismo concedió en mayo la licencia de construcción para el proyecto de reordenación de los espacios interiores de esta céntrica manzana, que se sumaba a la concedida en enero para el derribo de edificaciones. Desde entonces, los promotores del proyecto, según el plan de obra previsto, han procedido a la demolición de distintas estructuras y han realizado un esfuerzo significativo en el refuerzo de pilares y mejora de las estructuras que sustentan distintos edificios particulares de la calle San Prudencio.

Gorka Urtaran ha destacado la importancia de proyectos como el de esta manzana en pleno centro de la ciudad, “que coinciden con nuestro modelo de reutilización y rehabilitación de edificios, la regeneración de espacios públicos y la reactivación comercial y hostelera.  Se trata de recuperar edificios y locales en desuso y convertirlos en activos para la dinamización de la vida colectiva en nuestra ciudad. Ese es el objetivo del Masterplan Centro que incluye este proyecto del centro”.

El Masterplan Centro recoge más de 20 acciones para rehabilitar, regenerar y reactivar el centro de Vitoria-Gasteiz en respuesta a un diagnóstico realizado por el Gobierno municipal a principio de legislatura. La crisis económica, el traslado hacia otras zonas de diferentes empresas e instituciones, la creación de los nuevos espacios residenciales, entre otros factores han contribuido a que la ciudad consolidada empezara a perder el ritmo que antes tenía en actividad económica y ocupación. Parcelas vacías, edificios que se quedan vacíos y locales sin actividad se estaban convirtiendo en parte del paisaje de un centro urbano que “quiere y debe recuperar el pulso de otras épocas sobre la base de una nueva concepción, el Urbanismo adaptativo, que responde a las necesidades de los nuevos tiempos para aprovechar los recursos en desuso de forma más flexible”, ha destacado el alcalde Urtaran.

Uno de los ejes de ese plan es precisamente la  reutilización y rehabilitación de edificios para recuperar para la ciudad un importante número de inmuebles que actualmente permanecen sin uso. Son edificios que han albergado actividades económicas, viviendas o sedes administrativas y que, con el paso de los años, han ido quedando vacíos. El Ayuntamiento, de la mano de los propietarios, pretende dar nueva vida a estos edificios, poniendo freno a su deterioro, abriéndolos a nuevas posibilidades de utilización y convirtiéndolos en motor de la transformación de las zonas donde se encuentran. Unido a ese objetivo, otro eje del Masterplan es la reactivación comercial y hostelera, que se impulsa combinando acciones urbanísticas y políticas comerciales acordadas con las empresas de este sector terciario, fundamental para el centro urbano. Esos dos objetivos centran la acción de reordenación de esta manzana del centro de Vitoria-Gasteiz.

 

Share