Banner principal (agosto 2012)

Diputación Foral y Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz trabajan por la inclusión de personas con discapacidad mediante actividades de lectura fácil

La diputada Foral Marian Olabarrieta y la concejala Estibaliz Canto han visitado uno de los grupos mixtos de lectura fácil que se desarrollan en las bibliotecas municipales de Ariznabarra y Aldabe

 

La Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz han unido fuerzas para la puesta en marcha en la Red de Bibliotecas Municipales ubicadas en los centros cívicos de la ciudad de dos grupos mixtos de lectura fácil dirigidos a personas con discapacidad intelectual. Uno de los grupos lo forman personas con discapacidad intelectual usuarias del Centro Ocupacional Ariznabarra y personas con discapacidad física del Centro de Autonomía Personal, los dos pertenecientes al Instituto Foral de Bienestar Social. El otro grupo está conformado por personas usuarias del centro ocupacional Puerto Rico y alumnos de FP de Egibide de ciclos de Atención a la Dependencia e Integración Social.

La diputada foral de Servicios Sociales, Marian Olabarrieta, y la concejala de Cultura, Educación y Deporte, Estibaliz Canto, han visitado esta mañana en la biblioteca de Ariznabarra uno de estos grupos mixtos, puestos en marcha el pasado mes de marzo gracias al convenio de colaboración que han suscrito ambas instituciones

 

Uno de los objetivos prioritarios de esta actividad, que también se lleva a cabo en la biblioteca de Aldabe, es visibilizar al colectivo con discapacidad en espacios culturales en los que no es habitual su participación, promoviendo de esta manera su inclusión. También tiene como objetivo posibilitar que las personas con discapacidad pierdan el miedo a espacios que no conocen o no conocen de forma suficiente como para utilizarlos de manera habitual, y establecer un entorno de relación basado en el respeto y la confianza, en el que todas las personas participantes sean oídas, escuchadas y valoradas.

Para esta actividad, se cuenta con la colaboración de personas voluntarias de la asociación Har-Eman, que trabajan por visibilizar los beneficios que las personas con discapacidad intelectual pueden aportar a la sociedad.

 

Los libros y contenidos de lectura fácil se dirigen a todas las personas, y en especial, a aquellas que tienen dificultades lectoras, y proporcionan información en términos comprensibles. Incluyen imágenes descriptivas que concuerdan con el texto, márgenes amplios e interlineados generosos, textos en bandera, y líneas que respetan las unidades sintácticas de los textos.

 

Trayectoria de las bibliotecas municipales y centros ocupacionales

 

El Servicio de Cultura del Departamento de Cultura, Educación y Deporte del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, a través de la Red de Bibliotecas Municipales, organiza actividades de animación lectora. Desde hace tiempo está trabajando en la puesta en marcha de acciones que posibiliten el acceso a los fondos de personas y colectivos con distintas necesidades, adquiriendo libros de lectura fácil y organizando actividades relacionadas con el tema.

 

Por su parte, los centros ocupacionales del IFBS vienen trabajando en un grupo de lectura fácil en la biblioteca foral de la Casa de Cultura Ignacio Aldecoa. También está entre las actividades habituales de los centros ocupacionales el conocimiento del entorno comunitario y, entre otros espacios, visitan las bibliotecas situadas en los centros cívicos y se trabaja el préstamo de libros.

La actividad promovida por la Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz permite completar todo el proceso de lectura, desde el uso del material de lectura fácil, pasando por la motivación en la lectura hasta conocer el espacio en el que poder hacerlo. “El hecho de que las personas con diversidad funcional sean vistas en entornos comunitarios y se les considere como ciudadanos con derecho para el uso de dichos espacios y materiales convierte a esta actividad en una actividad inclusiva”, ha señalado la diputada foral Marian Olabarrieta.

 

La responsable del Departamento de Servicios Sociales ha explicado que el objetivo principal de todas las experiencias llevadas cabo por los centros ocupacionales es conseguir que, tras haberlas probado en un contexto de seguridad, las personas que participan en estas experiencias “puedan generalizarlas a entornos normalizados y realizarlas de manera autónoma”.

 

Asimismo, Marian Olabarrieta ha puesto en valor que personas con discapacidad  intelectual compartan experiencias con personas con otro tipo de discapacidad y jóvenes estudiantes. “Se trata de trabajar la diversidad en todas sus dimensiones, evidenciar que todos y todas somos diferentes y que por ello todos y todas aportamos”.

 

Por su lado, Estibaliz Canto ha asegurado que “la lectura fácil surge de la necesidad de sensibilización hacia un público a menudo desatendido en su entorno social, personas con dificultades de lectura o de comprensión lectora, quienes necesitan de un fondo de materiales específicos que estos clubes aportan y con los que así poder disfrutar de la lectura, tener acceso a la cultura y al derecho a la información”.

 

En ese sentido “convenios y acuerdos interisntitucionales como estos, hay que ponerlos en valor porque contribuyen al acceso a la cultura para todas y para todos” ha concluido.

 

 

Share