Banner principal (agosto 2012)
Categorías: Notas de prensa  —  Etiquetas:   —  Komunikazio Zerbitzua / Servicio de Comunicación  —  14 diciembre 2018 13:04

 

El Ayuntamiento define una Estrategia de Biomasa para lograr un aprovechamiento energético local de la biomasa forestal de los montes del municipio

El Plan busca una gestión más sostenible de los montes y garantizar la sanidad de su masa forestal

Una prueba piloto testará 500 toneladas de astilla en calderas de Vitoria-Gasteiz

 

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha aprobado hoy una Estrategia de Biomasa con el objetivo de lograr un aprovechamiento energético local de la biomasa forestal de los montes públicos del municipio, siempre bajo criterios de adaptación al cambio climático, eficiencia energética y gestión sostenible de los bosques. El Consistorio, como primera medida de un plan a largo plazo coordinado por el Departamento de Medio Ambiente, el Centro de Estudios Ambientales, el Servicio de Zona Rural y el Servicio de Mantenimiento de Edificios Municipales, impulsará próximamente un proyecto piloto para testar el rendimiento de 500 toneladas de biomasa forestal en calderas del municipio de Vitoria-Gasteiz. Esta prueba prevista para 2019 servirá asimismo para analizar la viabilidad técnica y económica de aprovechar la astilla local para generar la energía consumida en la ciudad. “Esta puesta en práctica inicial nos aportará información real de cómo puede funcionar este nuevo modelo y nos ayudará a la hora de tomar decisiones estratégicas de futuro”, ha explicado el alcalde, Gorka Urtaran.

Actualmente, el Ayuntamiento ya cuenta con 13 calderas de biomasa instaladas en diferentes instalaciones, que funcionan con 1.575 toneladas de ‘pellets. En los próximos  años, además, el Consistorio tiene identificadas otras 24 instalaciones susceptibles de pasar de calderas de gasoil y gas a biomasa. El proyecto SmartEnCity también incluye una caldera comunitaria alimentada por biomasa. Además, el Servicio de Administración Municipal lanzará próximamente su nuevo contrato energético, que incorporará la instalación de nuevas calderas de biomasa.

Con todo ello pasar de un consumo actual de 2.200 toneladas de biomasa a unas 10.000 en el municipio en un espacio de tiempo razonable. “Todos estos datos, sumados a que Vitoria-Gasteiz supera las 12.000 hectáreas de  bosques y montes, hacen que la ciudad cuente con un gran potencial para consumir biomasa como combustible”, ha asegurado el primer edil gasteiztarra.

“Avanzar hacia el aprovechamiento de la biomasa forestal a nivel municipal de cara a utilizar la biomasa de nuestros bosques en la climatización de los equipamientos del Ayuntamiento es una estrategia de autoabastecimiento sostenible que puede garantizar el futuro de nuestro municipio desde una perspectiva energética. Como Capital Verde Europea, creemos que Vitoria-Gasteiz debe estar a la vanguardia en estrategias contra el cambio climático y a favor de la energía renovable”, ha razonado el alcalde. “Siempre teniendo en cuenta que los pasos que demos garanticen la preservación de las funciones ecológicas y sociales del bosque; minimizando riesgos, gestionando de forma sostenible los bosques y colaborando con las Juntas Administrativas, que son propietarias del 80% de los mismos”.

La estrategia de municipal para el aprovechamiento energético de la biomasa estará enfocada hacia la gestión forestal sostenible, compaginando el ahorro energético con la generación de empleo y la prevención de incendios. De este modo, se podrá para calentar edificios públicos de forma más sostenible.

De cara al futuro, se plantea redactar un Plan de Gestión de la Biomasa con horizonte 2030, y crear una Mesa de la Biomasa que incorpore tanto al Ayuntamiento como a las Juntas Administrativas junto a Hazi, la Diputación, al EVE, a la Mesa de la Madera Vasca (Baskegur). A través de un Plan de Gestión se planificarán las actuaciones. . La colaboración con las Juntas Administrativas es fundamental, al ser agentes esenciales en este proceso al ser titulares del 80% de los montes de Vitoria-Gasteiz. Estos agentes se podrían incorporar al plan a través de un Consorcio Forestal u otras fórmulas de colaboración.

 

Proyecto piloto

El proyecto piloto previsto para 2019 prevé utilizar 500 toneladas de astilla en calderas de instalaciones municipales. En una primera fase, se utilizará astilla de calidad disponible en el mercado para testar su uso en las calderas. Al mismo tiempo, se extraerá madera de los montes propiedad del Ayuntamiento para ir produciendo astilla de buena calidad. Tras los procesos de extracción, traslado, almacenaje, triturado y secado, también se testará la astilla local en sus calderas.

El Consistorio tiene identificados bosques de coníferas en Montes de Vitoria propiedad del Ayuntamiento, de los que podrían extraerse 360 toneladas en los próximos dos años. También podrían utilizarse otras fuentes de astilla como restos leñosos procedentes del mantenimiento de zonas verdes y del Anillo Verde.

Conforme se vayan dando pasos, el Ayuntamiento analizará aspectos como el balance energético y de emisiones del ciclo, testará la mejor forma de utilización de biomasa (astilla o pellet), estudiará el modelo de gestión y explotación del proyecto y calculará el balance económico del conjunto de costes que suponga el ciclo completo. Todo ello para que las decisiones estratégicas de cara al nuevo modelo se tomen con un mayor y mejor conocimiento técnico.

 

 

 

 

Share