Banner principal (agosto 2012)

Vitoria-Gasteiz reconoce el compromiso con el medioambiente de las 55 familias que este año han participado en el programa Hogares Verdes


La gran mayoría de las familias ha mejorado aspectos de su consumo energético de electricidad y gas, reduciendo potencias, temperaturas o mediante el uso de sistemas más eficientes. Cada hogar puede reducir los gases de efecto invernadero en 0,92 toneladas/año


El alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, ha participado esta mañana en la jornada de clausura del programa Hogares Verdes-Etxe Berdeak. Un total de 55 familias (107 personas adultas y 34 niños y niñas) han participado este año en esta iniciativa impulsada por el Consistorio a través de su Centro de Estudios Ambientales (CEA) que cuenta con el apoyo de la Fundación Vital y la colaboración de Leroy Merlin. Las personas participantes en esta última edición del programa han recibido regalos y diplomas en el centro cívico Aldabe.

Junto al primer edil gasteiztarra han participado en el acto el concejal de Planificación y Gestión Ambiental, César Fernández de Landa; el presidente de Fundación Vital, Jon Urresti; Fernando Losada de Leroy Merlin y Maite Bravo, de Atari Consultora. En el acto, niños y niñas participantes en el programa han mostrado los avances logrados por sus familias. Y, tras obtener los reconocimientos, han disfrutado de un almuerzo familiar.

El alcalde ha felicitado a las familias que este año se han comprometido con las buenas prácticas para cuidar nuestro entorno. “Los hogares consumimos alrededor del 15% del consumo de energía, otro 15% lo consumimos en nuestros coches particulares. Sin embargo, con medidas sencillas y pequeños cambios de hábitos podemos obtener importantes avances en la mejora del medio ambiente y un ahorro económico. Vuestra predisposición al cambio, vuestra sensibilidad os convierte en precursores de una filosofía de vida que confiemos se “contagie” cada vez a más personas”, ha destacado Gorka Urtaran. No en vano desde que comenzó el programa han participado en el mismo más de 2.000 personas. Desde que comenzara, se ha multiplicado por dos el número de familias inscritas cada año.

El programa Hogares Verdes pretende sensibilizar a la población gasteiztarra sobre la importancia de reducir los consumos domésticos y cambiar sus hábitos cotidianos para conseguir hogares más eficientes y ecológicos que ayuden a reducir el impacto ambiental en la ciudad. La iniciativa ofrece a las familias un asesoramiento personalizado que les ayudarán a conseguir un hogar más eficiente y más sostenible, tanto desde el punto de vista medioambiental como desde el económico.

Esta iniciativa desde sus principios cuenta con el patrocinio de la Fundación Vital, que además ofrece un premio especial y la colaboración de Leroy Merlin que aporta gran cantidad de materiales complementarios para los hogares que les ayudan a mejorar sus hábitos de consumo en aspecto como la energía, los residuos, la jardinería y el agua, entre otros.

El alcalde también ha puesto el foco en la participación de niños y niñas que acompañan a padres y madres en esta aventura de concienciación con talleres paralelos donde aprenden y refuerzan los comportamientos.  De esta forma la experiencia es realmente de toda la familia y los hábitos sostenibles se asumen de una forma mucho más eficiente”.

El programa Hogares Verdes en Vitoria-Gasteiz arrancó en 2015 en su primera edición para 25 familias. Visto el éxito del programa se amplió a 50 familias. Este número de familias se confirmó como adecuado para poder desarrollar el programa con el grado de atención y detalle que se considera idóneo. En el año 2019 se decidió ampliar el número hasta 55 familias.

Como todos los años el proyecto se basa en la implicación y el compromiso de una participación activa. Se plantea un perfil abierto de familias, con diferentes tipologías de viviendas (pisos y unifamiliares); tamaño de las viviendas y sistemas de calefacción.

Los objetivos marcados han sido: reducir un 10% la producción de residuos domésticos, disminuir un 10% el consumo del agua, reducir un 10% el consumo de energía, reducir las emisiones de CO2 en un 5,2% (), y otros genéricos como la movilidad sostenible, la compra responsable y el consumo local, entre otros.

A lo largo del desarrollo de las auditorías, sesiones de sensibilización y divulgación, se comprobó el interés que tiene la ciudadanía en cuestiones relativas a la mejora del ahorro y la eficiencia energética en el hogar y ahorro de agua, así como la necesidad de conocer temas relacionados con el consumo responsable, los residuos urbanos y la movilidad.

Prácticamente todas las familias se mostraron muy receptivas a la hora de poner en marcha los consejos prácticos que se dieron tanto en las jornadas presenciales como en los hogares a la hora de realizar la auditoría, especialmente de energía y agua.

Además, para dar oportunidad a otras familias, se han realizado numerosas jornadas en abierto que han recogido niveles de participación importantes. Se han tratado temas como el ahorro de energía en el hogar, las energías renovables, las viviendas de consumo 0, los productos químicos en el hogar, el reciclaje, la conducción eficiente y los productos de limpieza e higiene ecológicos, entre otros. En total 10 talleres abiertos a la ciudadanía en los que han participado 257 personas.

Por otro lado las familias tuvieron oportunidad de visitar diversos equipamientos ambientales de la ciudad como la planta depuradora de Crispijana, las plantas de reciclaje de envases y residuos de Jundiz y el instituto de la construcción Eraiken.

 

Resultados en cada hogar

Entre los resultados más importantes del programa destaca que la gran mayoría de las familias (más del 75%) ha mejorado aspectos de su consumo energético de electricidad y gas, reduciendo potencias, temperaturas o mediante el uso de sistemas más eficientes. Es interesante señalar que cada hogar puede reducir los gases de efecto invernadero en 0,92 toneladas/año.

El ahorro de agua que es habitual en Vitoria-Gasteiz se ha incrementado en los hogares mediante el uso de sistemas de reducción como aireadores y perlizadores y la adquisición de nuevos hábitos de ahorro.

En lo referente a la producción de residuos el 75% de las familias usa bolsas de tela en sus compras y 15 familias hacen compras a granel.

Casi la mitad de las familias compra alimentos de origen local y/o ecológicos de forma habitual y un 20% adquiere ropa de comercio justo o de segunda mano.

Respecto a la movilidad el 90% de las familias usa la bicicleta habitualmente y el 75% el transporte público.

Por otra parte, el seguimiento de las familias participantes en ediciones anteriores muestra su predisposición a seguir haciendo un uso eficiente de la energía y el agua (70% de seguimiento en el cumplimiento de las recomendaciones del programa). La mitad de las familias han realizado aislamientos y cerramientos en sus casas. Se han reducido los consumos de gas, agua y electricidad respecto al año anterior. Se ha incrementado mucho el reciclaje de residuos orgánicos (65%). Todas las familias han notado un cambio de actitud respecto a su comportamiento ambiental en el hogar.

 

Share