Banner principal (agosto 2012)

Las piscinas cubiertas de Mendizorrotza, Aldabe, Hegoalde e Ibaiondo abrirán al público en julio con un protocolo de seguridad específico

 

El inicio de la campaña de verano el 1 de julio en las instalaciones deportivas municipales contempla, además de la apertura de las piscinas exteriores de Mendizorrotza y Gamarra, la puesta en servicio de las piscinas cubiertas de Mendizorrotza, Aldabe, Hegoalde e Ibaiondo. Estas piscinas cubiertas funcionarán con un protocolo de seguridad específico.

 

Se mantienen, eso sí, los mismos requisitos de cita previa que en el caso de las piscinas exteriores: habrá que reservar mediante el mismo sistema (antelación de 72 horas y reservando una sesión diaria de nado), que inicialmente estará reservado a las personas abonadas a las instalaciones deportivas municipales. Si la frecuencia de usos lo permite, se valorará la posibilidad de acceso mediante compra de entradas.

 

Los periodos específicos de apertura serán los siguientes:

  • Julio: Ibaiondo, Aldabe, Hegoalde y Mendizorrotza
  • Agosto: Ibaiondo y Mendizorrotza hasta 17 e Iparralde a partir del 17.

 

En la entrada a las instalaciones será obligatorio el uso de mascarilla, estableciéndose sistemas de higiene de manos en varios puntos. Como máximo, cada persona usuaria podrá permanecer 90 minutos en el recinto de la piscina de los que 15 minutos serán para acceder y prepararse, 45 minutos serán el tope de permanencia en el vaso de la piscina, otros 15 minutos serán para la salida, reservándose un margen de 15 minutos más para el acceso del próximo grupo. Se recomendará respetar los sentidos de circulación para evitar concentraciones.

 

Los vestuarios estarán abiertos con aforo reducido y señales indicadoras de distancias de seguridad. Será obligatorio el uso de taquillas y se solicitará el uso de bolsa de plástico para depositar las pertenencias en la taquilla. Por motivos de seguridad no podrán utilizarse las duchas de los vestuarios. En todo caso estarán disponibles las duchas de las playas de piscina, siendo obligatorio su uso antes y después del nado.

 

En el propio vaso de la piscina se establece un aforo de 2 personas por calle. El uso para deportistas federados, que lleva en marcha desde el pasado 15 de junio, viene acompañado de protocolos específicos para las diferentes disciplinas.

Share