Banner principal (agosto 2012)

La peatonalización de la parte alta del Casco Medieval permitirá generar espacios peatonales y seguros apropiados para la convivencia y el encuentro entre la ciudadanía

Desde esta semana, la zona alta del Casco Medieval será peatonal. Nuevos cambios de tráfico previstos para el miércoles convertirán en esta emblemática e icónica zona de Vitoria-Gasteiz en un espacio más seguro, amable con las personas y sostenible desde el punto de vista ambiental. La iniciativa forma parte de la estrategia de actuación integral del Casco Histórico trabajada por el Ayuntamiento, las vecinas y los vecinos y los agentes sociales y económicos. El pasado mes de abril, el alcalde Gorka Urtaran anunció en el Auzogune de Aldabe la puesta en marcha de 24 acciones en 12 meses. Una de ellas era, precisamente, la creación de esta isla peatonal en la ‘Almendra’.

El acceso del tráfico se cortará en el cantón de Santa Ana, a la altura de las Escuelas, y en Fray Zacarías, en su acceso a la plaza de Santa María. Estas acciones se suman al cierre de la calle Santa María, a la altura de Falerina (ya realizado). Además, se prohibirá la circulación en los accesos desde la calle Fray Zacarías a la calle Palacio y a la calle Sociedad Bascongada de los Amigos del País. Para preservar la plaza de Santa María de la invasión de los vehículos a motor, se cambiará el sentido del Cantón de las Pulmonías, liberándolo también del tráfico.

La peatonalización de estas calles conllevará la eliminación de plazas de aparcamiento en la calle Sociedad Bascongada de los Amigos del País, el Cantón de las Pulmonías y en las Escuelas. También se suprimirán los estacionamientos del cantón de Santa Ana, por no tener una salida posible que evite la invasión de tramos peatonales. El acceso a las plazas existentes en el Cantón de Santa María se deberá hacer por la calle Txikita, a través de la plaza Bilbao o por la calle Cubo.

“Hasta ahora, los vehículos que accedían a este barrio lo hacían, además de por necesidades ineludibles de las personas residentes, por varios motivos: abastecimiento de comercios y hostelería, búsqueda de aparcamiento e itinerarios de paso de una a otra zona de la ciudad. Este proyecto pretende liberar de vehículos la parte alta de la colina y el entorno de sus elementos más atractivos, impulsando espacios seguros de convivencia y encuentro”, ha explicado el concejal de Movilidad y Espacio Público, Raimundo Ruiz de Escudero. “Avanzamos hacia una ciudad más peatonal y sostenible, amable y segura. Y el Casco Medieval debe ser ejemplo de ello”.

Las características urbanísticas del Casco Medieval, con calles estrechas y pocos espacios libres, dificultaban la convivencia entre diferentes modos de desplazamiento y la posibilidad de conseguir espacios libres donde la relación social y el esparcimiento se llevaran a cabo en condiciones óptimas de tranquilidad y calidad urbana.

En las últimas semanas, el Ayuntamiento también ha modificado los horarios de la carga y descarga del Casco Medieval, adelantándolos para facilitar la actividad hostelera. El Consistorio ha explicado y consensuado la actuación con vecinos y vecinas, agentes sociales, y también agentes económicos afectados por las medidas. No obstante, se abre a posibles pequeños cambios en caso de que se detecte cualquier tipo de situación susceptible de mejora. Además, se ha acordado con el colectivo de comerciantes la creación de una serie de plazas de aparcamiento ‘exprés’ en el entorno del Casco Medieval, para facilitar el desarrollo de su actividad.

Share