Banner principal (agosto 2012)

La Rifa de San Antón 2013 recupera la chocolatada popular de Comercio Justo

La Rifa de San Antón 2013 recupera la chocolatada popular de Comercio Justo y. siguiendo la tradición, se celebrará mañana jueves, 17 de enero, a las 18.00 horas, en el salón de Plenos de la Casa Consistorial, con las personas mayores como protagonistas en el reparto de los seis premios premios, dos menos que en anteriores ediciones, valorados en 4.300 euros.

Serafina Selfa Rodríguez., de 80 años, natural de La Carolina (Jaén) y Zoilo Barredo Simón, de 99 años, nacido en Torrenueva (Ciudad Real) serán las personas encargadas de extraer las bolas durante el sorteo, del que dará fe el notario Arturo Sancho. En el pórtico de la iglesia de San Pedro recibirá la bendición la cerda ‘Bankina’, de más de 270 kilos, procedente de Arangiz, que será el centro de atención del público asistente, que cada año, acude a este acto acompañado de sus mascotas.

El 17 de enero de 1781 se celebró el primer sorteo con el objetivo de obtener fondos para ayudar a mantener el Hospicio, fundado el 3 de agosto de 1778 por Real Cédula de Carlos III y dirigido por la Real Junta de Diputación a Pobres, que acogió a niños, vagabundos e indigentes.

El primer premio siempre ha sido un cerdo y en épocas antiguas se llegaron a rifar hasta cuatro ejemplares. En la actualidad no se sortea el cerdo, según establece la ley, pero se mantiene como símbolo de la rifa. Se bendice en el pórtico la iglesia de San Pedro y el primer premio de la rifa es un lote de productos de cerdo.

Entre 1828 y 1836 no consta que se llevara a cabo esta rifa, que en la actualidad se celebra a las 18.00 horas en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, ante un notario, las autoridades municipales y representantes de la Residencia San Prudencio. Las bolas las extraen los dos residentes de más edad del centro y en condiciones físicas para poder asistir a este tradicional acto.

 A lo largo de los años se han sucedido periodos de falta de protagonismo de esta fiesta, por lo que en 1998, con el objetivo de dar a conocer este día entre la infancia se instauró la Rifa de San Antón Txiki, que consiste en el sorteo de dos cerdos de chocolate, de unos 50-60 kg cada uno, entre las aulas de Educación Infantil y Primaria de todos los centros escolares de la ciudad, con la colaboración de la Academia Municipal de Folklore y la Banda Municipal de Txistularis.

El sorteo se gestiona en la actualidad desde el servicio de Planificación Cultural y Fiestas con el objetivo de impulsar la venta de boletos y recuperar esta tradición. Se renovó la imagen, tanto de los boletos como de los carteles de la rifa, dándole un aire más fresco y moderno. Este año se han puesto a la venta 30.000 boletos, a 0,60 euros cada uno, en los siguientes puntos de venta: centros cívicos, Residencia San Prudencio, Caja Laboral, la Caixa, Ipar Kutxa, Mercado de Abastos, otros establecimientos como el bar La Unión, pastelería La Peña Dulce y Degustación Abendaño, así como en estand de la plaza de Correos, del 14 al 17 de enero.

La fiesta que comienza con la salida a vísperas a las 17.15 horas, desde la plaza de España hasta la parroquia de San Pedro en comitiva de autoridades acompañadas por la música de la Academia de Folklore para la bendición del cerdo y de otros animales.

Con el retorno de la comitiva a la plaza, a las 18.00 horas, comienza al sorteo en la Casa Consistorial, a la vez que se ameniza al numeroso público congregado en la plaza.

 Los premios de la rifa de este año son los siguientes:

 1. Lote de Ibéricos

2. Viaje a París (5 días para dos personas)

3. Circuito Rías Bajas (7 días, para dos personas)

4. TV LED de 42″

5. Balneario de Liérganes (Cantabria) (2 días, para dos personas)

6. Bono de equipamiento deportivo                             

El programa del día, además de la tradicional rifa en el Salón de Plenos, se compone de numerosos actos entre los que destaca una segunda rifa de dos cerditos de chocolate, en la que participan los centros de enseñanza de Vitoria-Gasteiz. Los elabora la pastelería vitoriana Nalda y cuando hay un evento significativo en la ciudad cercano a la fecha se les incorpora algún detalle específico, sino aparecen sentados saludando con una mano, con chaleco y visera, al estilo de los cerditos de los cuentos.

Este año se recupera la tradicional degustación de chocolate de Comercio Justo, habrá hinchables, estará presente el gargantúa, además de dos toros de fuego, que pondrán el punto final a la fiesta. Es reseñable la colaboración de la Academia Municipal de Folklore, la Banda Municipal de Txistularis y de Gaiteros.

 

 

 

Share