Banner principal (agosto 2012)

Los bomberos intervieneron en el incendio de una caldera de gas en una vivienda en la calle Reyes Católicos y en el del Centro Comercial de Lakua

Los bomberos intervinieron ayer en dos importantes incendios, el primero en el supermercado del Centro Comercial, localizado en calle Orhy, 2 y el segundo, a las tres de la tarde, en la cocina de una vivienda en el número 11 de la calle Reyes Católicos, provocado al incendiarse, por causas desconocidas la parte frontal de una caldera de gas y varios cables de ésta.

Este fuego quedó sofocado por el extintor que lanzó la Policía Local, mientras llegaban los bomberos que, una vez en el lugar, trabajaron saneando la instalación eléctrica para dejar el piso con iluminación, a la vez que se forzaba la ventilación de forma mecánica. Las personas residentes en el inmueble, aunque aparentemente se encontraban bien, fueron trasladadas por personal sanitario al Hospital Txagorritxu.

Cuando el edificio ya se encontraba ventilado, se dio permiso al vecindario, ya que muchas personas habían salido por iniciativa propia a la calle,  para que volviera a sus casas. Las mediciones por explosímetro realizadas por los bomberos dieron lecturas muy bajas (por debajo de 20 ppm CO) en algunos puntos de la escalera y el ascensor. La vivienda donde ocurrió el incendio quedó cerrada con las ventanas abiertas cuando los bomberos dieron por concluída la intervención.

Incendio en un supermercado

En circuito eléctrico de una cámara frigorífica-expositor de pared del supermercado de un Centro Comercial, localizado en la calle Orhy, 2, generó una gran cantidad de humo y la alarma entre el personal del establecimiento.

Minutos antres de la una de la tarde los bomberos recibieron el aviso de este incidente y al llegar al lugar observaron mucho humo dentro del supermercado y que la mayoría del personal se encuentraba en la calle. Se organiza un «Puesto de Mando» con el responsable del supermercado, el responsable de mantenimiento del centro comercial y la Policía Municipal, a la vez que los bomberos llevaban a cabo las maniobras de localización y extinción del foco del incendio.

Debido a la gran cantidad de humo que cuando llegan los bomberos ya inunda la planta baja del Centro Comercial, se determina evacuar todo el Centro Comercial, a la vez que un bombero junto con Policía Municipal inspeccionan el resto del edificio.

Con las indicaciones de la guardia urbana se localiza el foco del incendio y se procede a su extinción, después de cortar la corriente eléctrica en las cámaras frigoríficas motivo del incendio. El responsable de mantenimiento del centro comercial, abrió los exutorios (aberturas de centilación) y puso en funcionamiento el aire acondicionado en extracción de aire para forzar la ventilación.

Una vez controlado el incendio, contrastado que la cantidad de humo remitía y que las lecturas de CO eran negativas, los bomberos consultaron con el responsable del mantenimiento de las cámaras frigoríficas, quien ratificó que el incendio se pudo originar en las mamparas de aislamiento de dicha cámara.

Los bomberos comunicaron al responsable del centro que ya no había riesgo para las personas, por lo que, cuando estime oportuno, podía volver a abrir el centro. Los responsables de supermercado y del Centro Comercial decidieron abrir el centro comercial pero no el supermercado, que permaneció cerrado hasta la tarde. Durtante el tiempo de la intervención hubo, continuamente en el lugar, una ambulancia de Soporte Vital Básico. Los bomberos regresaron al parque minutos antes de las nueve de la noche.

Indendio de dos contenedores

Un contenedor de hierro con maderas y otros materiales comenzó a arder ayer, a las 16.49 horas, en el Polígono de Júndiz. Los bomberos apagaron el fuego con una manguera de 45 mm. Las llamas no oasionaron daños en el contenedor.

Minutos antes de la medianoche, los bomberos recibieron un aviso que alertaba del incendio de un contenedor de basura en la calle Pintor Gustavo de Maztu. Procedieron a apagarlo y a dar aviso al servicio de basuras para su recogida  y colocación de un nuevo contenedor, ya que quedó totalmente quemado.

En la calle Ariznavarra, 2, se quemó ayer una cazuela con comida, que estaba en el fuego de una cocina, generando gran cantidad de humo. Los bomberos retiraron la cazuela, la enfriaron en el grifo con agua y forzaron la ventilación de la vivienda y la escalera de forma mecánica.

Los bomberos también recolocaron la tulipa de una farola de la calle Francia que estaba a punto de caer; en la calle Donostia/San Sebastián, 64, retiraron una pizarra que estaba a punto de caer del alero de una vivienda y en Alegría las tejas rotas de un tejado.

En la avenida Reina Sofía, 41, a causa del viento, dos chapas metálicas de un solar cerrado se han doblado invadiendo parte de la acera. Los bomberos las sujetaron en el interior de la finca, informaron a la inmobiliaria la necesidad de una reparación urgente del cierre, para evitar accidentes de las personas que paseen por la acera de ese lugar, y colocaron citas para señalizar.

Hoy jueves, pasadas las seis y media de la mañana, los bomberos recibieron un aviso porque una arqueta de alumbrado público en la calle Oreitiasolo, 15, se encontraba totalmente rota en la acera y con algún contacto del cableado porque producía chispas. Colocaron un tablero de madera para cubrir el agujero hasta su reparación definitiva.

Parte Bomberos 07-03-2013

Share