Banner principal (agosto 2012)

Nueve intervenciones de los bomberos por culpa de las avispas, cuatro de ellas en centros escolares

Los bomberos realizaron ayer nueve intervenciones para elimimar las avispas instaladas en diferentes puntos de la ciudad, cuatro de ellas fueron en tres centros escolares: las ikastolas de Zaramaga y Abetxuko y el colegio de Escolapias, en la calle Paula Montal, 9.

El buen tiempo y la inactividad en los centros escolares durante el verano han faciliatado la instalación de las avispas en diferentes lugares de los tres centros escolares. A primeras horas de la mañana de ayer lunes se recibió el primer aviso desde la ikastola de Zaramaga, en la calle Reyes de Navarra, 16, por la presencia de avispas en el interior del centro.

Se abrieron las ventanas y se aplicó insecticida en dos agujeros con avispas en el exterior, pero se evitó fumigar dentro del edificio porque los insectos que había no justificaban la posibilidad de que se impregnen de insecticida colchonetas y demás artículos donde juegan los niños. Por la tarde acudieron de nuevo los bomberos porque en una fachada había tres orificios donde entraban y salían avispas, por lo que fumigaron y los taparon con silicona.

A la ikastola de Abetxuko los bomberos acudierona a las 10.29 horas, para fumigar y  tapar con silicona un agujero, en la parte trasera de la fachada del centro, por donde entraban y salían las avispas. A las once de la mañana se desplazaron al colegio de Escolapias, porque a la entrada había un prqueño agujero por donde entraban y salían avispas. Los bomberos fumigaron y sellaron con silicona el orificio.

Un avispero de había instalado en la caja de una persiana de una vivienda en la calle Loreto Arriola, 3. Los bomberos la desmontaron y fumigaron, destruyéndo completamente el avispero. Finalmente volvieron a montar la tapa de la persiana.

En las calles Estella/Lizarra, 18 y Dolores Ibarruri, 4 los avisperos se habían instalado en una junta de dilatación y en la fachada de los edificios, respectivamente, que los bomberos se encargaron de fumigar. En el Bulevar de Mariturri las avispas se habían instalado en un columpio, que los bomberos rocíaron con veneno y taparon con silicona los agujeros de entrada del avispero. La última intervención fue en Araya para retirar un avispero instalado en la caja de una persiana, en la calle Amamio, 1.

La activación de la alarma de incendio en un local, en la calle Santa María hizo necesaria una intervención de los bomberos, a las 18.27 horas de ayer lunes. Al llegar al lugar la alarma se encontraba silenciada por el personal del centro, quienes informan que habían revisado el local sin encontrar nada anormal. Se contacta con la empresa de mantenimiento para que se haga cargo del incidente, ya que fue una falsa alarma.

Parte Bomberos 03–09-2013

 

Share