Banner principal (agosto 2012)

Bomberos. Arden 4 mesas y 16 sillas de la terraza de un bar en Santa Lucía

Los bomberos extinguieron el incendio que se declaró al arder cuatro mesas y dieciséis sillas de la terraza del bar Eguzkilore, en la calle Ricardo Puga, 7, en el barrio de Santa Lucía, y que ocasionó daños en el propio bar, así como en el portal y algunas viviendas del edificio en el que está localizado.

El aviso se recibió en el parque pasadas las once de la noche de ayer lunes. A pesar de la intervención de los bomberos el mobiliario quedó totalmente destruído; el bar sin iluminación y lleno de humo. El primer piso de la calle Ricardo Puga 7, situado justo encima del incendio, también se llenó de humo y dos cristales del cerramiento del balcón estaban rajados, posiblemente por el calor. Asimismo, al encontrarse la puerta del portal abierta, el humo entró en la caja de las escaleras y en alguna vivienda de la primera planta.

Desde la avenida de los Derechos Humanos se requirió la ayuda de los bomberos a las 4.26 horas de la pasada madrugada, porque una persona no podía entrar en la vivienda, porque se había dejado las llaven centro y tenía el fuego de la cocina encendido. Los bomberos accedieron por la ventana y se facilitó la entrada al propietario.

Una bolsa de basura con rescoldos, localizada en la avenida de Olarizu, hizo necesaria la intervención de los bomberos, pasadas las once de la noche de ayer lunes, para apagar el pequeño incendio generado, aunque ya estaba prácticamente extinguido a la llegada de los bomberos.

Un aviso informó, a las 8.24 horas de ayer lunes, que en el balcón de una vivienda en la calle Santa Isabel, 9, hay una persona con riesgo de caída. Al llegar al lugar se pusieron en contacto con el responsable de la Ertzaintza, quien les comunicó que no es necesaria la ayuda de los bomberos, porque una patrulla ya se encontraba en el domicilio con la mencionada persona. Tampoco llegaron a intervenir tras el aviso recibido a las 18.57 horas, que indicaba que, en la senda José Pablo Ullibarri, una persona con algún problema psiquiátrico se negaba a abrir la puerta a su familia, pero cuando se dirigían al lugar indicado, SOS Deiak les comunicó que el problema estaba resuelto y que no era necesaria su presencia.

Los bomberos realizaron otras dos intervenciones por culpa de los avispas: una en Estibaliz y otra en Burubizkarra, así como las necesarias labores de prevención en el toro de fuego con el que concluyeron los festejos del Día de Olarizu.

Parte Bomberos 10-09-2013

 

 

Share