Banner principal (agosto 2012)

Los bomberos apagan el incendio de dos motos en la calle Pío XII

Los bomberos intervenieron en la madrugada de ayer domingo por los incedios de dos motos en la calle Pío XII, una furgoneta en la calle Santiago y un contenedor de papel en la calle La Florida.

El primero de los avisos se recibió a las 3.24 horas y en él se informaba del fuego en una furgoneta, de la que se quemó el espejo retrovisor derecho, que los bomberos se encargaron de remojar con agua. Minutos más tarde se informaba que un contenedor de pepel estaba ardiendo y los bomberos extinguieron las llamas con agua. A las 5.19 horas un nuevo aviso para comunicar que dos motos estaban ardiendo en la calle Pío XII. Aunque la Policía Local utilizó un extintor, los vehículos sufrieron daños en la parte trasera; los bomberos refrescaron con agua las motocicletas.

El humo y los explosiones en unas arquetas de Iberdrola en la conflyuencia de las calles Dato y San Prudencio requirió la presencia de los bomberos, que acordonaron la zona, para abrir las arquetas y realizar las oportunas mediciones, sin resultados reseñables, permaneciendo en el lugar hasta que llegaron los técnicos de la compañía eléctrica.

A mediodía del domingo los bomberos acudieron a Arkaute porque una teja se hab ía caído de una cubierta y otras estaban a punto de hacerlo, por lo que retiraron la hilera de tejas más próxima al alero de las dos aguas del tejado. Una hora más tarde, un aviso informaba de una columna de humo saliendo entre las casas de la localidad de Ariñez. Acudieron e inspeccionaron la zona no encontrando nada anormal, pero SOS deiak indicó a los bomberos que el aviso lo había dado una persona desde un vehículo, por lo que, probablamente, habría confundido este indidente con el humo de una pajera cerca de Estarrona.

Los bomberos acudieron a la calle Pintorería, porque una persona caída en el interior de su vivienda había requerido su ayuda, por lo que abrieron la puerta  y facilitaron el acceso a los sanitarios, Poco más tarde tuvieron que rescatar a un niño que se le había quedado un dedo atrapado en la cadena de una bicicleta, en la calle Iruña-Veleia. Cortaron la cadena con una cizalla manual y el personal sanitario se hizo cargo del niño.

La caída de cascotes desde un tejado a la vía pública, en la calle Los Herrán. hizo necesaria una intervención de los bomberos en la tarde de ayer domingo para sanear las zonas dañadas eliminando el peligro inminente. Poco más tarde colocaron un tablón sobre una arqueta en la calle Río Bayas, de la que faltaba la tapa y limpiaron una mancha grande de aceite en la calzada de la calle La Florida.

Fuga de gasoil de un camión accidentado

Los bomberos intervinieron a las 22.12 horas para apagar con agua un pequeño fuego de matorral en la calle Zurrupitieta, posteriormente refrescaron todo el perímetro. Minutos más tarde se requirió la presencia de los bomberos en Araia, porque un camión se había salido de la carretera y estaba fugando gasoil por uno pequeño orificio en uno de los depósitos, que resolvieron tapando el orificio con pasta especial.

La pasada madrugada los bomberos acudieron a la calle Venezuela, porque a las 4.34 horas, un aviso informaba que había una lonja abierta, que se cerró con un tablero de madeera.

Dos incendios de chimeneas en Villarreal de Álava y Zambrana requirieron la intervención de los bomberos el pasado sábado. En el primero de ellos el sombrerete de aluminio resulta fundido en parte y bastante dañado, los bomberos retiraron las brasas de la estufa de leña y la refrigeraron por el interior y revisaron el resto de la instalación con la cámara de imágenes térmicas.

En el incendio de Zambrana, cuando llegaron los bomberos de Vitoria, ya estaban trabajando los de Miranda, que se encargaron de la extinción.

En Moreda de Álava se quemaron unos 4.000 metros cuadrados de ribazo y monte bajo, incendio para el que los bomberos de Vitoria tuvieron que hacer dos tendidos de agua  para apagar los dos focos existentes y una vez controlados remojaron el perímetro. En esta localidad se les informó de la existencia de abejas en un alero, pero comprobaron que no había peligro.

El olor a quemado que se apreciaba en el Portal de Foronda en la mañana del sábado alarmó a la ciudadanúia que requirió la presencia de los bomberos, que inspeccionaron la vivienda y una lonja en la planta inferior, pero comprobaron que el olor venía de la calle, posiblemente  de una quema de restos vegetales que se estaba haciendo en una zona próxima.

Los bomberos retiraron un cartel en mal estabo en el Portal de Zurbano y sanearon unos tres metros lineales de una fachada en la calle Errekatxiki, cuyo revoque presentaba peligro de caer.

Niño encerrado en el baño

Los bomberos acudieron a la calle Antonio Machado, porque un niño pequeño había cerrado el pestillo del baño y no lo podía abrir, por lo que tuvieron que desmontar la manilla para acceder al eje del pestillo que giraron usando un destornillador. Más tarde se requirió la presencia de los bomberos en la calle Portal del rey, porque una persona estaba caída en una vivienda y cerrada con llave desde dentro. Accedieron desde la escala a la galería levantando una ventana. Rompieron el cristal para acceder a la vivienda y abrieron la puerta para que entraran los sanitarios y atendieran a la persona.

 En la tarde del pasado viernes, los bomberos acudieron pora exinguir con agua el fuego en un ribazo de la A-124 en Rioja Alavesa, en el que ardieron unos 50 metros cuadrados. Una vez refrescada la zona, un aviso minutos más tarde informaba de un fuego de matorral en la misma zona, pero SOS deiak informó que una patrulla de la ertzaintza les había comunicado que se trataba de una hoguera controlada, por lo que no era necesaria su presencia.

Fuego en una habitación

La habitación de una vivienda en la calle Francisco Longa resultó con graves desperfectos por el fuego y el humo tras el incendio que se declaró pasadas las seis de la tarde del viernes. Accedieron al fuego y extinguieron con agua, al mismo tiempo que rastrearon esa planta y la superior, comprobando que el incendio había causado daños por humo y calor en varias habitaciones y en un baño. Tras la extinción ventilaron la vivienda.

Dos avisos por olor a gas se registraron el viernes: el primero en un local comercial de la avenida de Judimendi, donde se revisaron las instalaciones con la cámara de imágenes térmicas y el exposímetro sin encontrar nada anormal. El segundo en el Portal de Castilla, donde en una vivienda se había activado la alarma de la caldera de gas. Cuando llegaron los bomberos la cocina estaba sin ventilar y con la caldera encendida. Tomaron mediciones con el exposímetro dando resultados correctos. Lo que había sonado era la alarma de un detector de gases instalado encima del armario, por lo que se marcharon cuando llegó el servicio técnico del gas.

Parte Bomberos 07-04-2014

Share