Banner principal (agosto 2012)

(Actualización: Incluye audio) La XIII edición del Mercado Medieval consolida las cifras récord de asistencia del pasado año con más de 200.000 visitantes en todo el fin de semana

– Todas las actuaciones y actividades de la Plaza del Machete y los rincones infantiles han sido los espacios más exitosos y multitudinarios

Miguel Garnica Mercado Medieval 2014

La XIII edición del Mercado Medieval ha conseguido este año consolidar las cifras récord de visitantes con la asistencia, un año más, de más de 200.000 personas durante todo el fin de semana a las distintas actividades organizadas y a los diferentes puestos de artesanos, restauración o alimentación repartidos por todo el mercado.

En los últimos años, el Mercado Medieval había alcanzado ya cifras de asistencia muy elevadas: en torno a 150.000 visitantes tanto en la edición del pasado año 2012 como en la de 2011. Este año, al igual que el año pasado, el Mercado Medieval de Vitoria-Gasteiz ha conseguido una asistencia que ha superado los 200.000 visitantes, según han confirmado desde la empresa que ha organizado y gestionado esta edición. Todas las actuaciones y actividades de la Plaza del Machete –la exposición de cetrería y demostración de vuelo, el teatro de calle y música- y los rincones infantiles han sido los espacios más exitosos y multitudinarios. Además de la zona de ‘txosnas’ que se ubica en El Campillo y que ha conseguido de nuevo un número de clientes superior a ediciones anteriores.

Además -también de acuerdo a las impresiones trasladadas por los propios organizadores del mercado-, los artesanos y comerciantes que este año han vendido sus productos en los diferentes puestos se han mostrado un año más “satisfechos” con las ventas alcanzadas durante todo el fin de semana.

Las calles y plazas del Casco Medieval de Vitoria-Gasteiz volvieron a transformarse desde el pasado viernes hasta ayer domingo para recrear la época medieval, en la que la capital alavesa fue cruce de caminos entre el norte y el sur.

La edición de este año tenía importantes novedades: más puestos en total y unos 90 puestos artesanos eran nuevos, una nueva reconstrucción histórica de un campamento en la Plaza de la Burullería con nuevos puestos y talleres, se podían conocer tres nuevas exposiciones (de armas, de utensilios de los cortijos andaluces y de iniciación a la realización de perfumes con hierbas) y se podía disfrutar de música antigua a capela, entre otras actividades.

En todo el mercado, había un total de 290 puestos distribuidos de la siguiente manera: 60 puestos de alimentación, 182 puestos de artesanía artística –de los que la mitad serán nuevos-, 4 jaimas árabes, 19 puestos de restauración en tres zonas distintas, 20 talleres (herrero, espartero, soplador de vidrio, orfebre, panadero, alfarero, mosaicos mozárabes, tejas, escobas de brezo, cuero, entre otros), 3 exposiciones y 2 tiovivos. Además de los 40 puestos locales de comerciantes y artesanos que estaban en las calles Las Escuelas y Cuesta de San Vicente, una acción que estaba gestionada por la Federación de Comerciantes del Casco Medieval.

Este año se había solicitado además a la empresa encargada que decorara también las calles Correría y Cuchillería, por ser la primera la más comercial del Casco Medieval y la segunda una de las más concurridas y con más ambiente de bares y establecimientos. Estas dos calles, aunque no tenían puestos, sí estaban decoradas en la misma línea que el resto del Mercado Medieval.

La organización, montaje, distribución y animación del mercado corría a cargo de la empresa Acción Calle, quien también ha estado detrás de la gestión del mercado en años precedentes. El Ayuntamiento, por su parte, se encargaba, un año más de la coordinación, la limpieza y recogida de basuras, el punto de atención y socorro, permisos y licencias, tomas de agua, contenedores de basuras, mantenimiento mecánico y electricista y difusión, entre otras cuestiones.

Este año además, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha permitido aparcar de forma gratuita a los vecinos del Casco Medieval con tarjeta OTA residente en el parking del Artium y en el aparcamiento en superficie situado junto al Centro Cívico Aldabe durante la celebración del Mercado Medieval este fin de semana. Ambos aparcamientos han sido gratuitos para los vecinos del Casco Medieval que contaban con tarjeta OTA residente desde las 14.00 horas del jueves 25 hasta las 8.00 horas de hoy lunes 29.

Share