Banner principal (agosto 2012)

El Ayuntamiento renueva su apuesta por el programa de educadores de calle con 1,5 millones de euros

La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta mañana la adjudicación del contrato del programa de Educación de Calle, a la empresa IRSE en la cantidad de 1.586.265 euros, con un plazo de ejecución de dos años.

El programa, consolidado en la programación de los servicios sociales, tiene como objetivo principal detectar a los niños, niñas y jóvenes que se encuentran en riesgo o sufren dificultades en su desarrollo psico-social, tanto en espacios de los centros cívicos u otros espacios cerrados donde realizan actividades de ocupación de su tiempo libre y en espacios abiertos en fines de semana, por ejemplo los sábados en “espacios” de botellón: parques, zonas deportivas….

“Se trata, en definitiva de apoyar el proceso de socialización de esos niños, niñas y jóvenes, desarrollando y generalizando conocimientos, competencias, actitudes e intereses, para ayudarles a superar las dificultades en su desarrollo psico-social, como la adquisición de hábitos de mejora en la cualificación personal, en hábitos saludables, para favorecer su integración y trabajar con las familias. La labor de las educadoras y educadores es inmensa y bastante desconocida”, ha explicado la concejala de Políticas Sociales, Nerea Melgosa.

El programa está dirigido a niños, niñas y jóvenes entre los 8 y los 18 años y es que es entre estas edades cuando comienza a cobrar más fuerza el grupo de iguales. “Las y los menores empiezan a pasar mayor número de horas en la calle y, a situaciones de riesgo vividas anteriormente, se añaden la crisis de la adolescencia y las dificultades de personalizar un itinerario de inserción social, educativo, laboral”, destaca Nerea Melgosa.

Actualmente son 16 los y las educadores y educadoras de calle que integran el Programa y su trabajo es fundamentalmente relacional con el niño, niña o joven, en el medio social en el que se desenvuelve y con la comunidad que ha de acogerlo.

Share