Banner principal (agosto 2012)

El Ayuntamiento adjudicará este mes la redacción del proyecto de reforma del palacio Álava-Esquivel

Todos los gastos que se deriven de las distintas contrataciones serán girados a la municipalidad de Tánger

El Ayuntamiento adjudicará este mes la redacción del proyecto de reforma del palacio Álava-Esquível, después de que la municipalidad de Tánger, propietaria del inmueble, no haya dado respuesta a los distintos acuerdos y requerimientos que se le han planteado desde Vitoria-Gasteiz. “Hemos dado tiempo más que suficiente a Tánger para que asuman sus compromisos y no vamos a permanecer de brazos cruzados. Acordamos con ellos un calendario de actuaciones que sigue sin cumplirse. Decidimos iniciar el proceso porque no podemos demorar una intervención que es necesaria para garantizar la seguridad de las y los  vecinos. Si al final el Ayuntamiento tiene que asumir cualquier coste en este proceso, girará la factura a la municipalidad tangerina”, ha explicado el alcalde Gorka Urtara en rueda de prensa.

El departamento de Urbanismo sacó a licitación la redacción del proyecto, concurso al que se han presentado 4 empresas. El presupuesto de licitación es de 29.900 euros y, según ha confirmado el alcalde, se adjudicará este mismo mes de septiembre. El proyecto aportará información sobre las posibles soluciones constructivas y una aproximación de lo que pueden costar las actuaciones necesarias.

El Ayuntamiento notificó en junio a los representantes del  Consorcio Municipal de la Ciudad de Tánger que había iniciado los trámites de ejecución subsidiaria para licitar el proyecto. Desde entonces, los propietarios del inmuebe no han comunicado nada al respecto.

En el mes de junio el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz tomó la decisión de encargar a los técnicos municipales la elaboración del pliego de condiciones que regulara la redacción del proyecto básico de reforma del palacio Álava-Esquível.

Y se tomó esa decisión a pesar de que desde la municipalidad de Tánger se comunicó que iban a acreditar la contratación de su arquitecto y de que la municipalidad había cerrado un acuerdo con distintos ministerios del Gobierno de Marruecos para poder asumir el proyecto de reforma del palacio de la calle Herrería. Extreos, ambos, de los que a fecha de hoy no se tienen noticias.

De forma paralela a este proceso, el Ayuntamiento permanece vigilante con la situación de inmueble y ha ejecutando de manera subsidiaria y girado a los propietarios del edificio, aquellas labores de prevención y reforma necesarios.

 

 

Share