Banner principal (agosto 2012)

El Fondo Alavés de Emergencia apoya a la Africanista Manuel Iradier para atender a población castigada por un conflicto bélico en la República Democrática del Congo

Se destinarán 36.750 euros para proporcionar víveres y enseres básicos a 1.500 personas vulnerables en Sebele, localidad donde se han producido desplazamientos masivos huyendo de los enfrentamientos armados

Los servicios de Cooperación al Desarrollo del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la Diputación Foral de Álava han activado el Fondo Alavés de Emergencia para apoyar a población castigada por el último conflicto bélico que sufren varias regiones de la República Democrática del Congo.

En concreto, se destinarán 36.750 euros para proporcionar viveres y enseres básicos (ropa, abrigo, higiene) a 1.500 personas desplazadas a la localidad de Sebele, donde se han producido llegadas masivas de personas que huyen de los enfrentamientos armados y la población no está recibiendo ayuda.

Vitoria-Gasteiz y Araba colaborarán a través de la asociación Africanista Manuel Iradier que lleva años colaborando con Pax Christi Uvira en diversos tipos de intervenciones en la zona afectada, varias de ellas también de emergencia, financiadas por el FAE y diversas instituciones vascas.

El Fondo Alavés de Emergencia se creó en 2005 para brindar ayuda en situaciones de emergencia que afecten a países en desarrollo, mediante el ágil apoyo económico a entidades que cuenten con comprobada capacidad de intervención para la emergencia concreta que se haya producido.

Entre las actuaciones más recientes apoyadas a través de este fondo -en el que participa el Ayuntamiento, la Diputación destacan la respuesta a las necesidades de la población de la etnia Rohingya, que huye hacia Bangladesh y se ha visto frecuentemente sometido a persecuciones, episodios de violencia y discriminaciones de diversa índole; la ayuda facilitada a una comunidad en la República Democrática del Congo envuelta en una situación de extrema inseguridad: el apoyo a comunidades indígenas afectadas por inundaciones en Colombia (FAE) o la atención a dos comarcas de Sudán del Sur atenazadas por la hambruna y una crisis sanitaria y de seguridad de menores y mujeres.

 

 

Share