Banner principal (agosto 2012)

El programa de intervención precoz en casos de violencia filio-parental completa su fase inicial con un balance de 31 familias y 95 personas atendidas

Declaraciones Peio López de Munain

Hace año y medio el departamento de Políticas Sociales puso en marcha un novedoso programa de intervención precoz en situaciones de violencia filio-parental que acaba de completar su fase piloto. Desde entonces, este programa, ofrecido por el Servicio de Infancia y Familia, ha atendido a 31 familias y a un total de 95 personas.

“El resultado es tan positivo que hemos decidido dar continuidad al programa, incorporándolo a la cartera de recursos de apoyo que ofrecemos a las familias. Los resultados son muy buenos en cuanto al tratamiento de este tipo de violencia que tanto ha emergido en los últimos años. Gracias a este programa, las profesionales han podido intervenir tempranamente con las familias y personas afectadas, evitando que se agravaran situaciones incipientes de violencia intrafamiliar. Les hemos ayudado a reducir este tipo de episodios y a mejorar las relaciones familiares”, asegura Peio López de Munain, concejal de Políticas Sociales y Salud Pública.

El Programa de Intervención Precoz en Situaciones de Violencia Filio-parental -la que hijos e hijas ejercen hacia sus progenitores- aborda principalmente la violencia psicoemocional en su fase inicial, antes de que se agrave. Para ello se realizan sesiones, tanto con adolescentes como con madres y padres y también con cada familia, en las que mediante una intervención psicoeducativa se les ayuda a reconducir el conflicto.

El programa tiene tres objetivos:

  • Adolescentes: Reducir o eliminar problemas de comportamiento en el hogar para prevenir la violencia física o violencia psico-emocional grave en el futuro. Para ello se fomentan habilidades y recursos psicológicos que permitan al adolescente adaptarse y afrontar mejor las situaciones cotidianas.
  • Padres y madres: Adquirir habilidades que les ayuden a restablecer la autoridad con sus hijos e hijas adolescentes y a manejar mejor las conductas agresivas de los mismos.
  • La familia: Fomentar las relaciones positivas y crear un clima familiar basado en el respeto y en el afecto que implique una mayor cohesión.

Las familias y adolescentes que estén viviendo esta situación pueden solicitar información llamando al teléfono 647 30 47 52, de lunes a jueves de 10:00 a 13:00 horas y de 16:00 a 19:00 horas; y los viernes de 9:00 a 13:00 horas.

También pueden pedir cita a través de su servicio social de base de referencia o, en caso de urgencia, dirigiéndose al Servicio Municipal de Urgencias Sociales.

 

Share