Banner principal (agosto 2012)

El Fondo Alavés de Emergencia destina 70.000 euros a ayudas a la población del Kurdistán sirio afectada por la reciente escalada de la violencia

La situación en Siria se está convirtiendo en una de las peores crisis humanitarias en el mundo

Debido a la especial gravedad de la situación, la Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz apoyarán dos proyectos para hacer llegar alimentos y mantas a la población refugiada y desplazada

El Fondo Alavés de Emergencia (FAE), constituido por la Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, ha destinado 70.000 euros a la distribución de ayuda alimentaria y mantas a la población afectada por la reciente escalada de la violencia en el Kurdistán sirio debido a la ofensiva militar turca. La emergencia se ha generado por los bombardeos y enfrentamientos en el noroeste de Siria, junto a la frontera con Turquía, que continúan provocado el desplazamiento forzado de miles de personas.

Más de ocho años después del inicio de la guerra en esta región, la situación en Siria se está convirtiendo en una de las peores crisis humanitarias en el mundo.

Debido a la especial gravedad de la situación, se considera pertinente movilizar una cantidad superior a la que canaliza habitualmente el Fondo Alavés de Emergencia, así como dar respuesta a las propuestas realizadas por dos entidades.

Una de las entidades solicitantes al FAE es el Fondo de las Naciones Unidas para Infancia (Unicef), que suministrará alimentación en los campos de población habilitados en la zona noroeste de Siria. Se estima que, solo en esta zona, 170.000 niñas y niños necesitan ayuda humanitaria. La actuación prevista por Unicef con ayuda del Fondo Alavés de Emergencia pasa por mejorar el estado nutricional de niñas y niños menores de 5 años y madres en estado de gestación o lactancia.

La segunda organización solicitante es la Asociación Emigrados sin Fronteras, que colabora con la entidad local DOZ Siria. Dicha organización trabaja apoyando a personas refugiadas, y ofrece ayuda en oficinas y centros móviles de atención médica financiados por la cooperación vasca. Con la ayuda del Fondo Alavés de Emergencia, se proporcionará alimentos y mantas a 250 personas del municipio de Malika, en la región de Alhasaka.

Para considerar tales propuestas, se ha tenido en cuenta el hecho de que la escalada más reciente de hostilidades entre las fuerzas del Gobierno de Siria y sus aliados, y grupos armados no estatales ha agravado la situación humanitaria ya especialmente difícil. El impacto humanitario de la intervención militar del ejército turco en el noroeste de Siria ha desplazado a 160.000 personas desde el comienzo de la crisis el pasado 9 de octubre, huyendo de los avances militares y las hostilidades.

 

 

 

 

 

Share