Banner principal (agosto 2012)

Alumnas del Conservatorio Municipal de Danza actúan en San Petersburgo en una gala “multitudinaria” y “emocionante”

Alumnas durante la interpretación de ‘Esto no es un tutú’.

Siete alumnas de último curso y dos profesoras del Conservatorio Municipal de Danza José Uruñuela viajaron a San Petersburgo entre el pasado 13 y 17 de noviembre para bailar en una Gala de Estrellas en el ‘Music Hall’, uno de los teatros más antiguos de la ciudad rusa.

El viaje, que tuvo lugar en el marco de la estrecha colaboración del centro municipal ‘José Uruñuela’ con el Ballet de San Petersburgo, se convirtió en una experiencia “muy emocionante” para las alumnas y docentes.

A su regreso de Rusia, la directora del Conservatorio, Ainhoa Arenaza, ha valorado la experiencia como muy positiva: “Estamos muy orgullosas y emocionadas. Para nosotras ha sido un honor el poder participar en una gala con solistas de primera línea, estrellas de la danza del Mariinski y Mijailovski, y en un teatro maravilloso. Ha sido una experiencia única que el alumnado del Conservatorio no olvidará nunca, según nos cuentan”.

La presidenta del Conservatorio y concejala de Cultura, Estíbaliz Canto, ha destacado “la fabulosa oportunidad creada para el centro municipal a través de la colaboración con el Ballet de San Petersburgo”. “Una relación que seguiremos cuidando y que seguro traerá más alegrías y satisfacciones para el alumnado”, ha añadido.

Alumnas durante la interpretación de ‘Nebulosa’.

El Conservatorio forma parte de de un proyecto llamado ‘Arte sin Fronteras’, que celebra anualmente un festival en el mes de Noviembre, reuniendo a artistas de todo el mundo. Agrupaciones de Rusia, Francia, Alemania, Finlandia y otros países han participado en el concierto de gala final de dicho festival. Este año, las bailarinas llegadas desde Vitoria-Gasteiz fueron las invitadas honoríficas.

El día 14 de noviembre, el grupo interpretó dos piezas sobre el escenario del ‘Music Hall’. Por un lado, ‘Nebulosa’, una coreografía sobria y elegante de Arantzazu Susunaga, acompañada por la música de Hauska y Federico Albanese. Y por otra parte, la pieza ‘Esto no es un tutú’, una coreografía de Elvira Illana Ezpeleta que hace referencia a un cuadro de René Magritte y se interpreta acompañada por música de Vivaldi.

Tras la actuación, con coreógrafas y otros bailarines.

Share