Banner principal (agosto 2012)

El Ayuntamiento elaborará un plan de movilidad a los polígonos industriales de la ciudad, con una inversión de 120.000 euros

El Ayuntamiento realizará durante los próximos meses un Plan de Movilidad específico para los polígonos industriales de Vitoria-Gasteiz. La redacción de este documento contará con una inversión de 120.000 euros y se realizará en un plazo de 9 meses a partir de la adjudicación del contrato que próximamente saldrá a concurso. “Queremos potenciar el transporte público y modos de desplazamientos activos como enlace con los polígonos y, para ello, necesitamos un diagnóstico y una hoja de ruta”, ha explicado el alcalde, Gorka Urtaran.

Se trata de un trabajo que encaja con la revisión del Plan de Movilidad Sostenible y Espacio Público 2020-2030, actualmente sometido a contraste técnico, ciudadano y del Elkargune. El principio rector número 17 de ese documento, de hecho, reconocía los desplazamientos al trabajo como uno de los principales retos de la capital alavesa de cara a la construcción del futuro modelo de movilidad. De la misma forma, la línea de actuación 13 del Plan es la ‘Incentivación de una movilidad al trabajo más sostenible’.

La empresa adjudicataria de este contrato deberá hacer, fundamentalmente, tres labores: caracterizar y realizar un diagnóstico de la situación actual de la movilidad en los polígonos industriales de Vitoria-Gasteiz, un proceso participativo con los agentes implicados para contrastar futuras actuaciones a desarrollar; y redactará el documento del Plan de Movilidad a los Polígonos Industriales.

Ese primer diagnóstico incorporará datos referentes al número de empresas, número de personas trabajadoras, modo de desplazamiento de los mismos, horarios de entrada y salida, así como otros datos de la actividad. Asimismo, se realizará un inventario sobre los elementos del espacio público relacionados con la movilidad: viarios de acceso e internos, espacios de aparcamientos… También se analizarán las posibilidades de acceso a cada polígono en transporte público, en bicicleta y a pie. Y se incorporarán datos relativos al número y tipología de vehículos que acceden a cada polígono, estacionamiento de los mismos, reparto modal, velocidades y ocupación de los vehículos.

La segunda fase será un proceso participativo, al que se convocará a representantes de la administración pública y los entes públicos y privados que juegan un papel en la movilidad a los polígonos, a las personas trabajadoras (especialmente a los comités de empresa), y a los equipos directivos de las empresas.

La tercera etapa será la propia redacción del plan. En ese documento se detallarán las acciones a ejecutar, con el objetivo de que la ciudad se pueda dotar de una hoja de ruta clara y consensuada para los próximos años. Se determinarán en el informe final los responsables de cada actuación, los plazos, recursos necesarios y cualquier otro detalle de interés. Toda esta documentación se acompañará de mapas y planos.

De acuerdo con los últimos datos con los que cuenta el Ayuntamiento, el 25,7% de los desplazamientos por motivo de trabajo se realizan actualmente en vehículo privado. Siendo los polígonos industriales uno de los principales focos de movilidad laboral. La ciudad cuenta con 1.500 hectáreas dedicadas a este tipo de actividad económica, con ocho zonas en las que hay más de 2.500 establecimientos productivos y más de 37.000 personas empleadas. Las consecuencias ambientales, sociales y económicas del actual modelo de movilidad, con una utilización excesiva del vehículo privado, evidencian una necesidad de cambiar el modelo de transporte a las zonas industriales.

 

 

 

 

Share