Banner principal (agosto 2012)

Un informe municipal ratifica la viabilidad técnica y económica de la admisión de residuos adicionales en el vertedero de Gardelegi

La unidad de Gestión de Residuos del departamento de Territorio y Acción por el Clima ha emitido un informe sobre la capacidad del vertedero de Gardelegi y sus posibilidades de ampliación donde queda ratificada la viabilidad técnica y económica de una mayor entrada de residuos en esta instalación. En sus conclusiones, el documento se señala que, además de estar legalmente obligado a aceptar los residuos de las empresas que así lo reclamen, el Ayuntamiento cuenta con la solución técnica para eludir el impacto de la entrada de nuevos residuos sin coste para la institución. Además, el coste de explotación por tonelada se puede rebajar hasta un 65%, por lo que económicamente este mayor volumen admitido sería ventajoso para los intereses municipales.

En el plano jurídico, tomando como base un informe específico elaborado al respecto, queda clara la obligatoriedad para el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz de admitir residuos que cumplan con los términos del reglamento de servicio vigente, con las limitaciones y condiciones establecidas en el mismo.

Para compensar este mayor ritmo de entrada de residuos se estima conveniente reformar el vaso de inertes que permanece inactivo desde que se pusiera en marcha la planta de residuos de construcción y demolición.

La reforma de este vaso no tendría impacto económico en las cuentas municipales, teniendo en cuenta que forma parte de las mejoras sin coste añadido del contrato de gestión del vertedero. El informe señala que esta reforma permitirá disponer de 281.984 metros cúbicos adicionales, lo que supondría un incremento aproximado de 211.488 toneladas de residuos.

Actualmente las solicitudes de admisión de residuos se cifran en unas 42.600 toneladas, pero es necesario subrayar que la cuantificación de estas solicitudes no implica necesariamente que este material vaya finalmente a ser depositado en Gardelegi. A día de hoy hay admitidas solicitudes por una cantidad aproximada de 22.000 toneladas (de las cuales han entrado aproximadamente 5.000). En el análisis del impacto económico que pudiera generar la admisión de un mayor número de toneladas se tienen en cuenta diferentes variables, lo que lleva a la conclusión de que de ser depositado el total de lo solicitado se generaría un ingreso mínimo 1.362.774 euros.

Además de constatar que el Ayuntamiento debe y puede asumir un aumento de la cantidad de residuos procedentes del Territorio a admitir en Gardelegi, el informe subraya la necesidad de revisar anualmente esta conclusión en base a cuatro factores: la adaptación de las tasas de vertido junto al coste real del servicio añadiendo los previsibles costes futuros, la implicación de los productores de residuos en políticas más sostenibles, la posibilidad de facilitar la ampliación de las actuales zonas inactivas del vertedero por parte del Órgano Ambiental y la disponibilidad económica y presupuestaria que permita la realización de las obras necesarias.

 

 

Share