Banner principal (agosto 2012)

Reconocimiento de todas aquellas personas que en diversos ámbitos han aportado un plus en su día a día para avanzar en la crisis generada por el COVID 19  

De un modo espontaneo, desde ese 15 de marzo en el que nos toco cumplir el famoso #quedateencasa, en todas las ciudades comenzamos a salir a nuestros balcones para agradecer el trabajo de otras personas. Tocaba cuidar y cuidarnos.

Todo ha cambiado, nuestra realidad ha cambiado. Una crisis que nos ha afectado a todas las personas, y que en su cara más dura nos ha dejado sin muchas personas, solo en Euskadi casi 1.500 personas. Y no son números, son personas y muchas familias afectadas.

Pero esta crisis también ha sacado a la luz valores importantes. Valores de solidaridad, de apoyo mutuo, de lo público, la necesidad de mirar para aprender a ver otras realidades, ha creado redes de apoyo… ha creado comunidad. Pero sobre todo, ha demostrado el valor de las personas.

Tenemos nuevos héroes y heroínas, sin capa, y que no necesitan súper poderes. Sus súper poderes han sido su actitud, su apoyo, su preocupación, su implicación, sus cuidados… En resumen, dejar parte de ellos y ellas en cada acción. Mucho más allá de sus obligaciones laborales. Han demostrado calidad y calidez en su trabajo. Esa actitud de ayuda de empatía. Todas esas personas que han mirado y visto a la persona que tenían a su lado, y han conseguido ver personas, ver el valor de lo humano.

Por ello, son muchos los colectivos y personas a las que agradecer: personal de limpieza, sanitario, seguridad, educación, cultura, asociaciones, comercio, autónomos, transporte….

En una Declaración Institucional no podemos nombrar a todas aquellas que han aportado un plus en su día a día durante esta pandemia para ayudar a quien más lo necesitaba, ayudar a la ciudadanía. Ni tan siquiera esos aplausos de las 20.00 horas han sido suficientes para agradecer a tantas y tantas personas su buen hacer.

Agradecer esas actitudes, esos pequeños gestos que hacen que las cosas cambien, que todo mejore. Esas pequeñas cosas, esa actitud de muchas personas en nuestro municipio van a ser el mejor Plan, la mejor herramienta para salir de esta crisis sin dejar a nadie atrás.

Desde las Instituciones a distintos niveles hemos pedido mucho a las personas durante estos meses de confinamiento y este proceso de desescalada hacia esa nueva realidad tan desconocida para todas y que tanta incertidumbre nos genera.

Por ello, ahora desde el Ayuntamiento de Vitoria – Gasteiz toca agradecer. Agradecer a todas las personas que han estado ahí, aportando ese valor añadido. Dando valor a lo importante, a la vida.

Por ello, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz realiza la siguiente:

Declaración Institucional

 El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz no olvida a todas aquellas personas que han fallecido a causa de la pandemia generada por la covid-19. Por ese motivo, el próximo 21 de septiembre, se les brindará un sentido homenaje a nivel de la Comunidad Autónoma de Euskadi en un solemne acto de despedida social e institucional dirigido a todas las víctimas.

Mediante este acto se quiere recordar a las personas fallecidas, así como expresar la solidaridad con  las familias y con todas aquellas personas que no han podido despedir, como hubieran deseado, a sus seres queridos.

Así mismo, es voluntad del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz reconocer y agradecer a todas aquellas personas que durante este tiempo tan complicado han aportado un plus de calidad y calidez a su actividad para facilitarla salida de esta crisis.

Para ello, cuando las circunstancias sanitarias lo permitan, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz organizará un acto de  reconocimiento al comportamiento de la ciudadanía en general, así como de todas  aquellas iniciativas que han permitido que entre todas salgamos adelante.

Para esa ocasión, se espera contar con una amplia representación de la ciudadanía, cuya actitud  ha sido ejemplar y sin cuyo compromiso no hubiéramos podido salir de esta crisis.

Vitoria-Gasteiz, 24 de julio de 2020.

 

Share