Banner principal (agosto 2012)

Un estudio desvela la capacidad de aprovechar más de la mitad de los residuos industriales de Vitoria-Gasteiz en la cadena productiva con acuerdos entre empresas

 

Vitoria-Gasteiz es una ciudad de marcado carácter industrial y tiene potencial para avanzar hacia sistemas productivos con menor impacto ambiental. Así lo certifica un informe encargado por el Departamento de Promoción Económica para abordar las entradas de materias primas, la generación de residuos y las posibles sinergias existentes para articular la transición hacia modelos de economía circular. El trabajo estima que el 58% de los residuos que ahora no se aprovechan en los polígonos industriales podrían reutilizarse en los procesos productivos. Las conclusiones del documento han sido presentadas hoy por la primera teniente de alcalde, Maider Etxebarria, y Garbiñe Ruiz, concejala de Elkarrekin, el grupo que impulsó la realización de este diagnóstico al apoyar los presupuestos de 2020.

El informe sienta las bases para materializar sinergias industriales que permitan obtener beneficios ambientales al reducir las emisiones, ahorrar con la compra de materia prima y, por tanto, reducir costes en las empresas. En esta primera fase de diagnóstico se ha utilizado un software específico para detectar, entre otros factores, qué residuos generados por una empresa podrían ser aprovechados como materia prima en el entorno. Hay que tener en cuenta que el 61% de los gastos de las pymes vascas tienen que ver con la compra de materiales, en su mayoría importados.

Este estudio de flujos de materiales “es muy interesante desde el punto de vista ambiental y económico en una ciudad como Vitoria-Gasteiz, donde la industria supone un 27% del PIB y casi uno de cada cuatro empleos”, ha remarcado Etxebarria. La teniente de alcalde ha agregado que “tendremos muy en cuenta estos datos al articular medidas en el Plan de Apoyo a la Industria 2021-2024, que estamos trabajando con el sector”. Esta estrategia “se apoyará en pilares como la transición hacia una economía circular, la digitalización y la innovación”.

Garbiñe Ruiz ha indicado que el estudio municipal “nos ha servido para comprobar, como preveíamos, que existen oportunidades de mejora para las empresas para facilitar la transición de los sectores a modelos de negocio con un menor impacto ambiental”. La concejala de Elkarrekin ha destacado que “el peso de la industria en la economía y el empleo es muy importante. Este sector no puede ser ajeno ni al espíritu ‘green’ de la ciudad ni al modelo económico de la próxima década. Urge acelerar la transición ecológica de la industria facilitando procesos de economía circular entre las empresas”.

Los principales grupos de oportunidades detectados en el estudio de Promoción Económica, ha detallado Ruiz, tienen que ver con el aprovechamiento de residuos de la construcción, de arenas y escorias de fundición, de asfalto de demolición, lodos orgánicos, agua de procesos de lavado o restos textiles, entre otros materiales. Etxebarria ha recordado que el diagnóstico realizado en 2020 forma parte de la primera fase de un proyecto a tres años. Tras identificar el índice de circularización, Promoción Económica contratará en breve un balance económico ambiental que permita medir el impacto de esta estrategia desde el punto de vista ambiental, económico y de empleo. En una tercera fase, ya en 2022, Vitoria-Gasteiz pondrá en marcha un proyecto piloto y sesiones de trabajo conjunto.

 

 

 

 

 

Share