Banner principal (agosto 2012)

Sale a licitación el contrato para construir un nuevo aparcamiento de 101 plazas en la calle Iturritxu, junto a la entrada a la ciudad por el Puerto de Vitoria

 

El alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, ha anunciado esta mañana que la Junta de Gobierno Local ha aprobado sacar a licitación el contrato para construir un nuevo aparcamiento de 101 plazas en la calle Iturritxu, junto a la entrada a la ciudad por el Puerto de Vitoria (a través de la carretera A2124). Esta infraestructura forma parte del Plan de Reasfaltados y Parkings disuasorios anunciado la semana pasada y dará servicio tanto a los vecinos y vecinas de Adurza como a las personas que vengan a la ciudad desde otros municipios. “Cumplimos la palabra dada a los vecinos y vecinas de Adurza, a su asociación y al consejo de Olarizu para dotar de más aparcamiento a este entorno”, ha explicado el primer edil gasteiztarra. Los trabajos tendrán un plazo de seis meses de ejecución. 

El aparcamiento contará con una inversión de 423.663,82 euros y se convertirá el primer aparcamiento ‘naturalizado’ de Vitoria-Gasteiz. Y es que se integrará en una parcela verde situada entre la calle Iturritxu y la carretera A2124, junto a una superficie comercial. El Departamento de Movilidad y Espacio Público ha proyectado un aparcamiento especial, con mucha sensibilidad desde el punto de vista de la integración paisajística.

Se realizarán ‘cuatro bolsas de aparcamiento’ con un total de 101 plazas integradas dentro de una zona verde, con una superficie total de alrededor de 3.000 metros cuadrados. 3 de estas plazas serán de uso exclusivo para personas con movilidad reducida y cuatro dispondrán de la preinstalación de puntos de carga eléctrica. Los huecos tendrán unas dimensiones de 4,75 metros de longitud y 2,40 de anchura. Los destinadas a movilidad reducida, por su parte, contarán con 4,50 de longitud y 3,70 de anchura.

Los vehículos accederán por Iturritxu y  aparcarán sobre una losa césped. Únicamente se asfaltarán los viales por los que circularán los vehículos. Todo lo demás será un espacio ajardinado con pequeñas charcas (como método para recoger las lluvias), junto a nuevos árboles y arbustos que se plantarán pensando en la biodiversidad del entorno. Y es que la nueva infraestructura se sitúa en el entorno del Jardín Botánico de Olarizu. También se instalarán nuevos puntos de luz, un sistema de alumbrado ‘led’.

Share