Banner principal (agosto 2012)

Cambios provisionales en las paradas de la L2 de Tuvisa en la calle Salvatierrabide a partir del 7 de enero

 

  • Las obras del bus eléctrico inteligente modificarán ligeramente la ubicación de las dos paradas del entorno de Mendizorrotza y cerrarán temporalmente parte de esta calle al tránsito de peatones y ciclistas

 

A partir del próximo 7 de enero, las personas usuarias de la Línea 2 de Tuvisa verán trasladadas temporalmente unos metros las paradas tanto de la L2a como de la L2b en la calle Salvatierrabide, en el entorno de Mendizorrotza. Los trabajos de instalación del nuevo Bus Eléctrico Inteligente requerirán, durante unas semanas, el cierre de parte de las 2 aceras de la calle Salvatierrabide. Esta circunstancia ocasionará el corte temporal para paso de peatones y ciclistas en ese tramo y el mencionado traslado de paradas en unos metros. Los vehículos podrán seguir transitando normalmente.

La actual parada de la L2b se trasladará unos 20 m hacia la rotonda de Portal de Lasarte, mientras que la habitual parada de la L2a se moverá al otro lado de la rotonda de Portal de Lasarte, en la misma acera.

El tráfico de peatones y ciclistas se desviará, temporalmente hacia la acera junto a Mendizorrotza y será debidamente señalizado en la vía pública.

Las obras no afectarán en ningún caso a la frecuencia de los autobuses ni tampoco a los servicios especiales que, desde TUVISA, se ponen en marcha con motivo de los partidos del Deportivo Alavés.

El Bus Eléctrico Inteligente es un sistema de transporte público eficiente y de alta capacidad que pretende conectar mejor todos los barrios de la ciudad y fomentar la movilidad sostenible y saludable. Va a dar servicio en la actual línea 2 de TUVISA mediante 13 vehículos eléctricos de tecnología punta. Esta línea circunvala Vitoria y su recorrido conecta puntos clave de la ciudad como la estación de autobuses, el Hospital de Txagorritxu, Gobierno Vasco o el estadio de Mendizorrotza. Contará con un trazado de 10 km en el que se van a integrar 24 paradas nuevas por sentido, ubicadas en emplazamientos que en la actualidad disponen de paradas convencionales.

Las obras para la implantación de este sistema comenzaron el pasado mes de septiembre. Se trata de un proyecto en el que colaboran el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz (aporta el 17,5% de la financiación), la Diputación Foral de Álava (otro 17,5%) y el Gobierno Vasco (65%), con una inversión superior a los 40 millones de euros.

Share

El Bus Eléctrico Inteligente evitará la emisión de 1.520 toneladas de CO2 al año

El Bus Eléctrico Inteligente evitará la emisión de 1.520 toneladas de CO2 al año, al sustituirse los actuales vehículos de gasoil por 13 autobuses 100×100 eléctricos de cero emisiones. La concejala de Movilidad y Espacio Público, Amaia Barredo, ha valorado de forma muy positiva la implantación de este sistema de movilidad moderno y sostenible, ya que colocará a Vitoria-Gasteiz “como una ciudad referente en transporte público de alta capacidad electrificado”.

Amaia Barredo ha recordado que la línea 2 periférica, actualmente, cuenta con frecuencias de 10 minutos entre semana, 15 minutos los sábados y 20 minutos los domingos. Cuando entre en funcionamiento el BEI, las frecuencias se reducirán a 7, 10 y 15, respectivamente.

Las obras del BEI arrancaron el pasado 2 de septiembre y han obligado a sustituir algunos ejemplares arbóreos, algunos de ellos en estado muy deficiente, y a transplantar otros. El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha plantado 5.444 árboles desde 2016 en su trama urbana. A esos ejemplares –el número aumenta cada año- se deben sumar todos los arbustos repartidos por la ciudad y los árboles que crecen en el Anillo Verde.

“La voluntad del Gobierno municipal es seguir trabajando para que la masa arbórea de la ciudad siga aumentando. Y que el balance entre las cortas (por riesgo, enfermedad o necesidad) y las plantaciones sea favorable al incremento de la población de árboles”, ha explicado Amaia Barredo.

El Departamento de Movilidad y Espacio Público ha precisado las plantaciones realizadas en los diferentes años. En 2016 fueron 1.101. En 2017, 980. En 2018, 2.133. Y en 2019 se han plantado ya 1.230, aunque todavía queda la campaña de plantaciones de otoño-invierno, con lo que se incrementará la cifra del ejercicio anterior. El saldo entre unidades colocadas y retiradas, de la misma forma, es positivo. Hoy, la ciudad cuenta con 2.432 árboles más que en 2016. En total, Vitoria-Gasteiz tiene más de 115.000 árboles repartidos por la ciudad.

 

Share

El Ayuntamiento saca a licitación el proyecto para la implantación del Bus Eléctrico Inteligente en Vitoria-Gasteiz con un presupuesto de más de 44 millones de euros

 

 

 

 

 

El sistema contará con trece nuevos autobuses eléctricos de alta capacidad (de 12 y 18 metros) que serán “vanguardistas e innovadores tanto por dentro como por fuera” según ha anunciado el alcalde Gorka Urtaran

El BEI completará un recorrido de 10 kilómetros y 24 paradas en cada uno de los sentidos

Las actuaciones en el Espacio Público contemplan una nueva gran rotonda en Esmaltaciones

El alcalde ha valorado la implicación del Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Álava, que financiarán el 65% y el 17,5%, respectivamente

DOSSIER BEI (1)

El alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, ha anunciado esta mañana que el Ayuntamiento ha aprobado en una Junta de Gobierno Local Extraordinaria sacar a licitación el proyecto de implantación del Bus Eléctrico Inteligente (BEI) en la capital alavesa. El desarrollo de este moderno e innovador sistema de transporte eléctrico en la ciudad cuenta con un presupuesto de 44.691.341,71 euros, IVA incluido, y se financiará con aportación del Consistorio (17,5%), del Gobierno Vasco (el 65%) y de la Diputación Foral de Álava (17,5%). El primer edil gasteiztarra ha agradecido “la apuesta institucional” para que Vitoria-Gasteiz “siga trabajando para la transición a la movilidad eléctrica y de 0 emisiones” a través de un sistema de transporte público eficiente y de alta capacidad que conectará mejor todos los barrios de la ciudad y fomentará la movilidad sostenible y saludable. El plazo de implantación de todo el proyecto será de 65 semanas a partir de la adjudicación del contrato, que incluye la redacción de los proyectos; la construcción de la infraestructura necesaria; las intervenciones en el espacio público para la urbanización de los carriles exclusivos del BEI; la colocación de las paradas y su equipamiento; o la fabricación y puesta en marcha de los vehículos, así como su mantenimiento. En definitiva, se garantizará la implantación de todo el sistema del Bus Eléctrico Inteligente y su posterior buen funcionamiento.

El bus eléctrico dará servicio en la actual línea 2 de la red de autobuses urbanos (que transportó a más de 3 millones de viajeros y viajeras en 2017) y será explotado por la empresa municipal TUVISA. El BEI contará con un trazado de algo más de 10 kilómetros y 24 nuevas paradas por sentido. Los vehículos, de diseño vanguardista y tecnología punta, tendrán una frecuencia de 8 minutos, circularán por carriles exclusivos en gran parte del recorrido, disfrutarán de prioridad semafórica en los cruces y darán servicio a puntos clave de la ciudad como el Hospital de Txagorritxu, el Gobierno Vasco o el estadio de Mendizorrotza.

Vitoria-Gasteiz verá cómo se despliegan por la ciudad 7 autobuses de 18 metros de longitiud y 6 de 12 metros de longitud. Serán equipos 100×100 eléctricos con tecnología innovadora en ámbitos como la experiencia de usuario, la información, los sistemas de seguridad y la ayuda a la conducción. En ese sentido, los pliegos aprobados son abiertos, por lo que cada licitador deberá presentar soluciones tecnológicas y estéticas propias. “Vamos a valorar el aspecto innovador y la estética moderna de los vehículos, así como la incorporación de tecnología punta en los autobuses que se sumarán a la flota. Queremos que el BEI venga acompañado de vehículos vanguardistas tanto por dentro como por fuera”, ha explicado el alcalde, Gorka Urtaran. La empresa adjudicataria deberá entregar dos prototipos (uno del modelo grande y otro del de menor tamaño) y el Ayuntamiento tendrá que aceptarlos antes de que se encargue la construcción de todos los vehículos.

Esos nuevos equipos contarán con capacidad mínima para 65 personas (21 de ellas sentadas) en el caso de los pequeños, mientras que los articulados darán servicio a un mínimo de 100 personas (30 sentadas). También incorporarán tres espacios para sillas de ruedas y, los articulados, un hueco extra para carritos. De cara a facilitar la accesibilidad, los autobuses articulados tendrán cuatro puertas, situándose dos accesos entre la parte delantera y la unión articulada y las otras dos en la parte trasera. Los articulados de la flota actual tienen tres puertas. Estas puertas de acceso serán deslizantes y dispondrán de botón de apertura exterior e interior, similar al tranvía. Todas servirán para entrar y salir, ya que la validación de los tiques se realizará en las propias marquesinas.

Los autobuses también dispondrán de tres pantallas led para que los usuarios y usuarias puedan obtener información relativa a la ruta, las correspondencias, los tiempos de espera, la siguiente parada y demás. También existirán cargadores USB para los usuarios y las usuarias, así como, en el caso de los articulados, una jaula para maletas. En cuanto a la consola del personal conductor, destacar que proporcionará información a tiempo real sobre la ruta, los apartados técnicos del autobús o posibles incidencias, además de hacer más cómodo el control del autobús. De cara a mejorar las condiciones de trabajo de los conductores y las conductoras, los vehículos también incorporarán mampara antivandálica. De la misma forma, tendrán un sistema de guiado automático y de asistencia al conductor de aproximación a parada, minimizando la distancia entre bordillo y vehículo. Los espejos retrovisores, además, serán cámaras y no espejos.

En el ámbito de las paradas, el alcalde ha subrayado que las marquesinas serán parecidas a la del tranvía, con estética moderna, información multimedia actualizada a tiempo real, canceladoras y expendedoras de billetes. Habrá tres tipos: pequeñas, estándares y grandes, que contarán con andenes enfrentados, serán más accesibles y tendrán accesos por ambos extremos. En las paradas del Boulevard, estación de autobuses y Mendizorrotza, además, se podrán adquirir tarjetas BAT en las máquinas expendedoras de billetes. Los vehículos se cargarán a través de un sistema de carga de rápida de cuatro minutos mediante tecnología pantógrafo, con dos puntos de carga por línea: en Boulevard y Mendizorrotza. En las cocheras, además, se realizará la carga principal, la nocturna.

 

La obra civil

La implantación del Bus Eléctrico Inteligente vendrá también acompañada de diferentes intervenciones en el ámbito del espacio público. Los autobuses circularán por un carril reservado de 3,5 metros de anchura y, en su mayor parte, sobre la trama viaria por donde ahora circula la línea 2 periférica. En algunos casos, eso sí, se cruzarán rotondas por espacios centrales ahora ajardinados. Y también habrá alguna intervención de mayor calado, como en Esmaltaciones, donde se remodelarán dos rotondas para unirlas y crear una gran glorieta.

A grandes rasgos, existen nueve grandes tramos si se efectúa el recorrido en sentido horario y se arranca desde Esmaltaciones. El BEI compartirá carril con el resto de la circulación desde la rotonda de Telefónica hasta Jacinto Benavente, aunque contará con pequeños tramos con preferencia. En el resto del recorrido circulará por un carril exclusivo, tanto en la zona Sur como Oeste.

Tramo 1. Desde la rotonda de Esmaltaciones hasta la parada de Universidad. 1,3 kilómetros. En este punto se realizará una de las obras más llamativas. Las dos rotondas existentes se convertirán en una gran rotonda ovalada por la que discurrirá el BEI. La parada también estará en esa gran glorieta. A partir de esa rotonda y hasta la parada Universidad, los dos carriles del BEI irán juntos y los carriles para el resto de tráfico se reducirán a un carril que dará servicio a uno de los sentidos (a veces a uno y a veces a otro).

Tramo 2. Desde Universidad hasta Mendizorrotza. 1,29 kilómetros. Los carriles del BEI irán juntos por el centro hasta Portal de Lasarte y los carriles del resto del tráfico, a los lados del BEI. Desde la rotonda de Portal de Lasarte a la rotonda con Cervantes, los carriles del BEI irán juntos por el lado norte, mientras que al sur se emplazarán el resto de los carriles.

Tramo 3. Mendizorrotza hasta el cruce con Beato Tomás de Zumárraga. 1,61 kilómetros. Actualmente existen dos carriles por sentido del tráfico y una mediana de separación en casi todo el tramo. La actuación consistirá en coger los dos carriles junto a la mediana para los dos sentidos del BEI y mantener otros dos carriles para el resto. Salvo en el tramo de Rosalía de Castro, el BEI irá por los carriles del lado exterior (oeste).

Tramo 4. Desde Beato Tomás de Zumárraga hasta la rotonda del HUA. 0,67 kilómetros. Los carriles irán juntos hasta llegar a la rotonda de Txagorritxu, donde se separarán. En Beato Tomás de Zumárraga, los carriles del BEI se emplazarán del lado sur, junto a la acera existente. Se dejará una mediana de separación para las paradas y en el lado norte quedarán dos carriles para el resto de tráficos, junto a una fila de aparcamientos en línea. En Leandro de Viana se ocupará toda la calle para el BEI, junto a una mediana pintada y un carril bici. Frente al HUA se ocupará el carril situado más al este (que ahora cuenta con aparcamientos en línea) para emplazar los dos carriles del BEI.

Tramo 5. De la rotonda del HUA a la rotonda América Latina. 1,2 kilómetros. A partir de la glorieta del HUA, los carriles del BEI irán uno en cada extremo de la actual plataforma viaria. Por tanto, esa vía quedará con una mediana, dos carriles por sentido para el resto del tráfico y un tercer carril en cada extremo para los dos sentidos del BEI. A partir de la rotonda con la calle Donostia, los carriles para el resto del tráfico pasarán a ser 3 en vez de dos, hasta América Latina. En la rotonda de Txagorritxu, dos carriles interiores serán para el resto del tráfico y un tercer carril externo quedará destinado para el BEI. En América Latina, los tres carriles centrales serán para el resto de los tráficos y un cuarto carril exterior será para el BEI. También se reordenarán los pasos de cebra y bidegorris actuales.

Tramo 6. De América Latina al cruce Cantábrico/Zaramaga. 0,84 kilómetros. En este tramo se mantendrá la configuración actual de los carriles. Ya existen tramos de carril bus exclusivos.

Tramo 7. Del cruce Cantábrico/Zaramaga a la rotonda de la calle Madrid con Jacinto Benavente. 2,41 kilómetros. Se retirará un tramo de mediana y se señalizará en un tramo un carril exclusivo para el BEI.

Tramo 8. De la rotonda calle Madrid con Jacinto Benavente a cruce con La Florida. 0,57 kilómetros. Actualmente hay dos carriles por sentido de la circulación separados por una mediana y aparcamientos en línea en ambos extremos. Se pasará a una configuración en la que los carriles del lado oeste quedarán para el resto de tráficos con un carril por sentido manteniendo los aparcamientos en línea. En el lado este, se eliminarán los aparcamientos para destinar todo el ancho a los dos carriles del BEI. En la rotonda Aragón con Jacinto Benavente, el BEI pasará por el centro de la glorieta. En la rotonda con La Florida, los carriles del BEI también pasarán por la rotonda. De la misma forma, se desplazarán dos rotondas intermedias desplazándolas hacia el lado oeste y conformando rotondas ovaladas más reducidas en tamaño.

Tramo 9. De la rotonda Jacinto Benavente con La Florida a Esmaltaciones. 0,60 kilómetros. En este tramo, actualmente, la configuración es de una mediana que separa dos carriles por sentido con aparcamientos en línea en ambos extremos. Tras la intervención, se destinarán los dos carriles interiores para que circule el BEI.

Además de las intervenciones necesarias para completar estos tramos, también se realizarán obras para algunos cambios de marquesinas. Con respecto a las comunicaciones, también se va a construir un anillo de fibra óptica que unirá todas las paradas del BEI con el centro de control de TUVISA, con el centro de control de Tráfico (para controlar la prioridad semafórica) y con las oficinas municipales de San Martín. De la misma forma, habrá afecciones en las redes eléctricas y de abastecimiento.

 

Nuevo convenio

El alcalde también ha recordado que el Ayuntamiento y el Gobierno Vasco han firmado un convenio para que el Ejecutivo financie y realice los proyectos constructivos de las cocheras del Bus Eléctrico Inteligente y de la rotonda de América Latina. Mediante el acuerdo, rubricado este mismo mes con la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras Arantxa Tapia, el Gobierno Vasco se ha comprometido a aportar 960.000 euros para ello.

“Estas intervenciones van a permitir que el proyecto del BEI sea todavía mejor. La coordinación interinstitucional es fundamental para impulsar los proyectos de movilidad en los que estamos trabajando. Es en caso de la ampliación del tranvía al Sur y a Salburua, así como la implantación del Bus Eléctrico Inteligente. La apuesta por la movilidad sostenible, saludable y electrificada es precisamente una de las principales líneas de la estrategia municipal 2025 impulsada por el Ayuntamiento. Es prioritario mejorar las conexiones internas y externas para que Vitoria-Gasteiz esté bien conectada hacia dentro y hacia fuera. De ahí los proyectos citados, así como la llegada de la Alta Velocidad y el soterramiento de las vías ferroviarios, la renovación de la flota de TUVISA o la potenciación del aeropuerto de Foronda”, ha destacado Gorka Urtaran.

Share