Banner principal (agosto 2012)

La recogida selectiva de materia orgánica funciona ya en toda la ciudad, después de que el Ayuntamiento instalara 355 nuevos contenedores en 21 barrios

En lo que llevamos de año, han sido recogidas 371,5 toneladas de materia orgánica

Folleto materia orgánica

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha concluido ya la instalación de 355 nuevos contenedores de recogida selectiva de materia orgánica, que arrancó el pasado 23 de septiembre acompañada de una campaña informativa en 21 barrios. Tras la colocación de estos nuevos contenedores, el Ayuntamiento da servicio a 72.000 viviendas más y ha conseguido extender por fin la recogida selectiva de materia orgánica a toda la ciudad, que cuenta ahora con un total de 527contenedores de color marrón. 

“Hemos dado respuesta a una demanda vecinal y cumplimos el objetivo de poner a disposición de los ciudadanos todos los servicios de reciclaje. La recogida selectiva de materia orgánica ha llegado por fin a toda la ciudad”, valora la concejal de Espacio Público del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, Leticia Comerón.

En lo que llevamos de año, han sido recogidas 371,5 toneladas de materia orgánica. En 2012, fueron recogidas 282 t, y 251 t en 2011; con un “resultado de pureza muy satisfactorio”, del 90-92%, según revelan los datos que maneja el departamento municipal de Medio Ambiente.

Para facilitar la accesibilidad a los usuarios, los nuevos contenedores funcionan sin llave, lo que facilitará y mejorará el uso manteniendo al mismo tiempo la calidad.

Vitoria inició la recogida orgánica en 2010 en Abetxuko, Lakua 12 y Lakua-Arriaga, y se amplió en 2012 a Ibaiondo, Lakua-Bizkarra y Ali.

Campaña informativa

Paralelamente a la instalación del quinto contenedor en las 21 nuevas zonas, el Ayuntamiento de Vitoria desarrolló una campaña informativa en la que dos profesionales repartieron tanto folletos como bolsas compostables en varios puntos de los diferentes barrios. A esta acción, se suman la colocación de bandos en portales, buzoneo de folletos y difusión en la web municipal y redes sociales.

Comerón recuerda que “todo lo que se separa tiene una doble ventaja: No se llena el vertedero y conseguimos compost, que es beneficioso para la ciudad en el cuidado de jardines, por ejemplo”.

Share

(Incluye audio) El Ayuntamiento de Vitoria llevará el contenedor gris, de residuos comunes, a Arechavaleta-Gardélegui

El Consistorio satisface así una petición vecinal

También se va incorporar el contenedor de recogida selectiva de materia orgánica

Leticia Comerón contenedor gris Arechavaleta-Gardélegui

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz instalará en los próximos días hasta una decena de contenedores de resto en el nuevo sector de Arechavaleta-Gardélegui, una zona que hasta ahora no disponía del contenedor gris. Tal y como anunció hace menos de un mes la concejal responsable del servicio de Limpieza en el Ayuntamiento de la capital alavesa, Leticia Comerón, “el Consistorio ha estado estudiando llevar hasta aquí el contenedor gris ante las peticiones vecinales». Y ahora, se muestra en disposición de dar respuesta a esas demandas, «dotando de un servicio de primera necesidad a esta nueva zona de la ciudad”, ha explicado Comerón.

Además, “esta mejora no requiere de coste alguno para el Ayuntamiento”, resalta la edil.

Actualmente, Arechavaleta-Gardélegui cuenta con seis islas de contenedores de tres tipos diferentes: de papel, de plástico y de vidrio; a las que el Ayuntamiento ha decidido también incorporar ahora el contenedor de recogida selectiva de materia orgánica, comúnmente conocido como quinto contenedor.

Tanto los contenedores de restos como los de recogida selectiva de materia orgánica, serán retirados una vez que se active la recogida neumática en la zona.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share

El Ayuntamiento amplia los puntos de recogida selectiva de materia orgánica

A partir de julio, se suman Ibaiondo, Lakua-Bizkarra y Ali

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha decidido ampliar los puntos de recogida selectiva de materia orgánica, según ha anunciado esta mañana en comisión, la concejal de Espacio Público, Leticia Comerón. El quinto contenedor dará servicio a partir de julio a tres nuevas zonas de la ciudad: Ibaiondo, Lakua-Bizkarra y Ali. Hasta ahora, únicamente Abetxuko, Lakua 12 y Lakua-Arriaga, contaban con estos puntos de recogida selectiva.

Además, “para poner más facilidades a los usuarios”, ha dicho Comerón, los nuevos contenedores no funcionarán con llave, “lo que facilitará y mejorará el uso, manteniendo la calidad”, ha explicado la edil popular. Según explican fuentes del departamento de Medio Ambiente, se espera que la calidad del residuo sea similar a la de los contenedores con llave, tal y como ocurre en otras zonas españolas donde se está implantando el quinto contenedor sin esta llave, como Barcelona o La Rioja

Campaña domiciliaria, desde mayo

Ya desde el próximo mes de mayo, el Ayuntamiento pondrá en marcha una campaña informativa y de adhesión, con el fin de concienciar a los vecinos de Ibaiondo, Lakua-Bizkarra y Ali para que participen en el nuevo servicio de recogida selectiva de la materia orgánica, y se adhieran al sistema.

La campaña llegará a todos los vecinos del barrio: técnicos municipales explicarán el funcionamiento del quinto contenedor. Y aquellos que decidan adherirse al sistema, recibirán un kit compuesto por un cubo de diez litros para separar los residuos orgánicos, un paquete con bolsas compostables así como un manual de actuación.

Los barrios de Abetxuko, Lakua Arriaga y Lakua 12 ya disponen de este sistema desde hace año y medio, con un resultado muy satisfactorio, según revelan los datos que maneja el departamento.

Actualmente, el nº de viviendas adheridas a esta iniciativa asciende ya a 838, recogiendo aproximadamente 293,6 toneladas anuales de residuo orgánico selectivo, con una calidad que sobrepasa el 98% de pureza. Este material es transformado en compost en la Planta de Biometanización y compostaje de Júndiz, pudiendo los vecinos que participan en esta iniciativa retirar una pequeña cantidad de compost para su uso particular (jardinería, etc.) y cerrar así el círculo de sostenibilidad de este residuo.

Share