Banner principal (agosto 2012)

El Ayuntamiento pone en marcha un Plan estratégico de cooperación al desarrollo

El Consistorio de Vitoria-Gasteiz ha elaborado un Plan Director en el que se refleja la política municipal de cooperación al desarrollo para el periodo 2010-2013. El documento recoge los instrumentos y las modalidades de colaboración previstos para esa franja temporal. Además, detalla las principales líneas y criterios de trabajo.

 

Las líneas directrices del Plan Director 2010-2013 son las siguientes:

 1. El fomento de la solidaridad entre la ciudadanía.

2. Centrar la cooperación en procesos continuados de desarrollo humano local y que no se limiten a  acciones puntuales.

3. Fomentar la igualdad de mujeres y hombres, tanto en la cooperación como en la sensibilidad y educación para el desarrollo.

4. El impulso de la cooperación relacionada con los colectivos inmigrantes de la ciudad.

 5. La difusión del Comercio Justo y el Consumo Responsable, incluyéndolo en particular en la política de compras del Ayuntamiento.

6. La profundización de la implicación municipal tanto en los programas de cooperación como en los de sensibilización y educación para el desarrollo.

7. La mejora de la calidad y de la eficacia de la cooperación y de la sensibilización.

8. La coordinación con las demás instituciones públicas cooperantes, empezando por el ámbito más cercano.

 “Vitoria-Gasteiz es la capital de los derechos sociales y además, la primera ciudad de España que impulsó programas de cooperación al desarrollo. Ahora damos un paso más con el Plan Director, gracias al cual vamos a poner en marcha proyectos que pongan en valor el respeto a los derechos humanos y que cuenten con la implicación efectiva de colectivos y de personas anónimas de la ciudad”, ha declarado el concejal de Intervención Social, Peio López de Munain.

El Plan Director pretende ser realista y operativo, es decir, está adaptado a las capacidades de los agentes que lo van a desarrollar, detalla los instrumentos y programas en que se va a concretar y tiene en cuenta los recursos necesarios para llevarlo a cabo.

Un aspecto destacable es que, aún asumiendo que el presupuesto de cooperación se destina esencialmente a proyectos o programas en los países en vías de desarrollo, el Plan concede la misma importancia al fomento de la solidaridad en la ciudad y a la sensibilización y educación para el desarrollo. La colaboración con los más desfavorecidos estará presente en los programas educativos municipales.

En materia de comercio justo el Plan recoge los compromisos municipales de implantación progresiva de productos de estas características en la compra municipal, y de fomento y difusión del consumo responsable, que ya comenzó en el año 2002 con la introducción de maquinas de café en los centros cívicos e instalaciones deportivas.

“Este Plan va a contribuir a implicar en mayor medida a la ciudadanía vitoriana en las problemáticas globales del planeta pero además, va a conseguir una cooperación más efectiva, transparente y con la colaboración de todas las instituciones”, ha señalado López de Munain.

Peio López de Munain. Plan Director. mp3

Share