Banner principal (agosto 2012)

Declaración de condena

El gobierno municipal de Vitoria condena el ataque sufrido hoy por la comunidad paquistaní de nuestra ciudad en el local de Zaramaga donde planea abrir una mezquita.

Hechos como estos, señala el alcalde, Javier Maroto, nos alejan del necesario entendimiento entre ciudadanos y son una muestra de intolerancia por parte de algunos. 

Javier Maroto recuerda que su gobierno está realizando todos los esfuerzos posibles para lograr el consenso entre los vecinos de Zaramaga y los promotores de la mezquita y encontrar, en el más breve espacio de tiempo, una solución satisfactoria para ambas partes.

“Comportamientos de este tipo, recuerda el alcalde, están de más en Vitoria y no contribuyen al entendimiento y la convivencia, por lo que reclama que cesen cuanto antes”.

Share