Banner principal (agosto 2012)

El Ayuntamiento incrementará la señalización en las nuevas vías de calmado con pivotes y señales verticales adicionales

DOSIER A MEDIOS-ZONAS 30

ANEXOS-ZONAS 30

ANEXO 3- Mapa zonas 30

El Ayuntamiento de Vitoria va a reforzar la seguridad de los ciclistas que utilicen las nuevas vías de carriles bici en contrasentido, 13 en total, que se han puesto en marcha dentro del plan de calmado de tráfico que se está llevando a cabo en 47 calles de la ciudad.

Estos elementos se colocarán a la entrada y a la salida de estos nuevos carriles que, en concreto, se ubican en las calles Gorbea, Eulogio Serdán, Tenerías, Madre Vedruna, Vicenta Mogel, Koldo Mitxelena, San Antonio, Canciller Ayala (oeste), Jesús Guridi, Plaza Santa Bárbara (ambas calles), Doce de octubre, Postas/plaza Jesús Mª Leizaola y  Olaguibel.

Como señala la concejal de espacio público, Leticia Comerón, “el objetivo último es el de mejorar la seguridad vial y, en estos casos, entendemos que el eslabón más débil es la bicicleta por eso vamos a reforzar su protección”. Además en los cruces más conflictivos se van a instalar señales verticales adicionales.

El plan de calmado de tráfico, que consiste en la conversión de algunas calles en zonas de velocidad máxima de los automóviles a 30 km/h para que las bicicletas puedan circular por la calzada, forma parte del Plan de Movilidad, el eje que determina las actuaciones desarrolladas en Vitoria en esta materia desde hace años.

Aparte de mejorar la seguridad vial en estas zonas, el calmado también busca reducir las emisiones de contaminantes, mejorar la convivencia entre peatones, ciclistas y automóviles y ganar más espacio para los peatones en las calles.

Según Comerón, que ha pedido a la ciudadanía “paciencia y complicidad con los cambios”, “en las calles con calmado de tráfico el riesgo de sufrir accidentes se reduce un 50% y en el caso de que se produzcan las consecuencias sobre la integridad física son menores”.

Las actuaciones desarrolladas en las calles afectadas son pintado; señalización; y colocación de un asfalto fundido impreso coloreado en amarillo, en relieve de 2 centímetros, que advierte al conductor del vehículo a motor que ingresa en una zona especial por donde también circulan ciclistas. Con esta medida, Vitoria sigue el ejemplo aplicado con éxito en otras capitales europeas como París o Londres y en ciudades más próximas como San Sebastián y Barcelona.

Paralelamente a los cambios en la vía pública, el consistorio está realizando una amplia campaña divulgativa para dar a conocer entre la ciudadanía gasteiztarra este nuevo plan de circulación que abarca buzoneo de folletos con envío de cartas a los hogares, cuñas radiofónicas, información en la web municipal y bandos en cada uno de los portales ubicados en las calles que cuentan con carriles bici en contrasentido.

 

 

 

Share