Banner principal (agosto 2012)

Bomberos. Tras la extinción de un importante incendio de una empresa de madera en Jundiz fueron necesarias hasta tres inspecciones durante la jornada de ayer domingo

El incendio de grandes dimensiones que se originó en una empresa de madera, localizada en la calle Basaldea, 5, en el Polígono de Jundiz, movilizó a todos los efectivos del servicio de Bomberos que se encontraban de guardia en la madrugada de ayer domingo y fueron necesarias  hasta tres inspecciones a lo largo de toda la jornada para controlar que el fuego estaba totalmente extinguido.

Los bomberos informan que el aviso de este siniestro se recibió a las 3.43 horas de ayer domingo y que el fuego estaba localizado en unos palets de madera situados en los pasillos exteriores de la empresa y se agudizó en la zona posterior, donde se ubica el secadero de maderas.

El fuego provoca importantes daños en la fachada, pero no afectó al interior de la empresa de unos 500 m², salvo la parte de la cubierta más cercana a los pasillos afectados, aunque para acceder fue necesario romper la puerta peatonal. También causó daños en el secadero y en un camión furgoneta situado en el la parte posterior de la empresa, así como a la empresa colindante.

El fuerte viento impidió una rápida extinción del incendio y, aunque los bomberos lo tenían controlado, hasta media mañana del domingo permaneció en el lugar un equipo importante de bomberos.

Las dimensiones del fuego hizo necesario que saliera del parque  la totalidad de los efectivos de guardia, con un vehículo autobomba, brazo articulado, escala, dos cisternas y un vehículo de socorro, así como varios coches ligeros.

Minutos antes de las diez de la mañana acudió al lugar un relevo y se movieron con la transpaleta de la empresa una serie de palets acumulados, para rematar los rescoldos ocultos. Se volvieron a hacer inspecciones a las 17.43 horas de ayer y a las siete de la mañana de hoy lunes para controlar que el fuego estaba definitivamente extinguido. (Se adjuntas fotografías de la intervención)

Furgometa calcinada

Una furgoneta quedó totalmente calcinada tras el incendio que sufrió a primeras horas de la mañana del pasado sábado, en el garbigune de la avenida de Los Huetos. 44. Cuando llegaron los bomberos el vehículo ya está en llamas todo el interior y la zona del motor, por lo que se extingue desde el inicio con agua, espuma y posteriormente abrieron el capó del motor para extinguir el fuego de esta zona.

También quedó totalmente destuída por un incendio la cocina de una vivienda en la calle Bruno Villarreal, que afectó de forma leve a un matrimonio de avanzada edad por inhalación de humo y ligera quemadura en la mano, por lo que fueron atendidos por un equipo sanitario que se encontraba en el lugar.

Los bomberos recibieron el aviso de este incendio a las 14.16 horas y, ya en el lugar, montaron una instalación de 25 por escalera; accedieron a la vivienda sofocando el fuego que afectaba a la cocina de forma generalizada.

El abombamiento del falso techo del Bar Sarria, en la calle Portal del Rey, alarmó a los responsables del establecimiento y a las 13.47 horas avisaron a los bomberos, que valoraron la situación ya que este abombamiento era importante en alguna zona del bar y las personas que regentan el establecimiento aseguraban que habían notado un empeoramiento apreciable en las últimas horas y la aparición de unas grietas en el el techo, por lo que procedieron al cierre del local al público hasta su reparación.

Intervenciones por el viento

Las fuertes rachas de viento que se registraron en la ciudad  durante el domingo motivadon algunas intervenciones de los bomberos. En la calle Zurrupitieta retiraron varias planchas de la cubierta de un pabellón que estaban sueltas y con riesgo de caer a la vía pública.

A las diez de la mañana de ayer domingo, los bomberos acudieron a Alegría porque en la calle Alborkoin había caído a la vía pública varias tejas del alero de un edificio de dos pisos que causaron desperfectos a un coche aparcado. Los bom,beros retiraron todas las tejas y tapas laterales del alero de la vivienda que tenían peligro de caer. En Salvatierra los bomberos tuvieron que talar un árbol de la plaza Herrotalde, que estaba inclinado por el viento y con peligro de caer, y en Araya un semáforo tenía una parte del soporte de las luces suelta y el viento la movía con el cinsiguiente riesgo de romperse y caer, por lo que los bomberos procedieron a sujetar la parte suelta con tornillo, tuerca y arandelas quedando así fijado el soporte al mástil del semáforo.

Una plancha transparente de fibra se cayó a la calle, desde el tejado de la antigua fábrica «Curtidos Salvatierra», ayer a las 13.17 horas, en la plaza Herrotalde de esta localidad. Los bomberos inspeccionaron la cubierta de la fábrica (actualmente en desuso) y retiraron otras cuatro planchas de 1,5 m x 2 m y algún pequeño trozo de cubierta también con peligro de caer.

En la calle Santa Isabel cayó 1 m² de revoque, por lo que los bomberos revisaron la zona; picaron y retiraron toda la zona que estaba hueca. En Gardelegi se cayó una mampara, lo que motivó una inspección de los bomberos, que comprobaron que las fijaciones eran insuficientes, sobre todo en la parte superior, por lo que encintaron la zona como medida de seguridad.

Incendio de la chimenea de un restaurante

El motor de la chimenea extractorade la parrilla del restaurante Don Producto y Tu, sito en el tejado plano del edificio, se quemó a primeras horas de la tarde de ayer y generó mucho humo, lo que alertó a un ciudadado que avisó a los bomberos, que retiraron las brasas de la parrilla y extinguieron con muy poca agua la chimenea, que estaba relativamente limpia, y sobre todo el motor alojado en la parte exterior. Desmontaron parte de la chimenea para comprobar que no había ningún peligro y la volvieron a montar posteriormente. En la intervención se causaron algunos daños por polvo de extintor en la cocina del restaurante.

Minutos antes acudieron a la localidad de Añastro para apagar con agua el fuego en un bugui, que quedó totalmente calcinado y a las 20.55 recibieron un aviso desde Oyón por el incendio de un cuadro eléctrico, pero no llegaron a intervenir porque acudieron los bomberos de Logroño y, posteriormente, de Laguardia.

La activación de la alarma del Centro Cívico Ariznabarra, a las 5.26 horas de hoy lunes, movilizó a los bomberos que, tran una inspección comprobaron que había un pulsador en mal estado o ligeramente activado y daba error en la central de alarmas. Una vez desconectado, reactivaron de nuevo el sistema de alarma. Parte Bomberos 09-03-2014   Parte Bomberos 10-03-2014

 

Share