Banner principal (agosto 2012)

El Ayuntamiento abre una convocatoria de ayudas de 50 euros al mes dirigida a pensionistas con rentas más bajas en Vitoria, para pagar facturas de gas y calefacción

El alcalde Maroto pondrá en marcha esta convocatoria de subvenciones públicas de manera “inmediata” tras el “portazo” del Parlamento vasco

Al menos 1.280 pensionistas en Vitoria tendrán derecho a cobrar esta nueva ayuda del Ayuntamiento

“Vamos a ayudar a las personas que tienen pensiones más bajas con 50 euros al mes desde el Ayuntamiento hasta que el Gobierno Vasco no abra los ojos y vea que es su obligación”, dice el alcalde

El alcalde Javier Maroto ha decidido abrir en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz una nueva línea de ayudas para incrementar en 50 euros los complementos que los pensionistas de Vitoria reciben en la actualidad vía RGI. Al menos, 1.280 pensionistas podrán verse beneficiadas por esta convocatoria pública de subvenciones que, anuncia Maroto, se pondrá en marcha de forma “inmediata”. Con esta nueva línea de ayudas del Ayuntamiento, el  alcalde pretende ayudar a estos pensionistas, que “muchas veces sustentan a toda una familia”, dice Maroto, a “pagar facturas de gas y calefacción” y “evitar situaciones de pobreza energética”, ya que “me consta que muchos no han encendido la calefacción ni un solo día durante la nevada en Vitoria.

Maroto ha tomado esta decisión después de que el Parlamento vasco “boicoteara” la propuesta que el propio Maroto llevó recientemente a la Cámara Vasca para incrementar en 50 euros los complementos de pensiones vía RGI que ahora reciben esta ayuda en Euskadi. “Ante la negativa del Parlamento y el Gobierno Vasco, lo voy a hacer desde el Ayuntamiento de Vitoria. Mientras no lo solucione Lanbide para todo Euskadi, lo haré yo en Vitoria”, ha dicho el primer edil y parlamentario vasco. “Vamos a ayudar a las personas que tienen pensiones más bajas con 50 euros al mes desde el Ayuntamiento hasta que el Gobierno Vasco no abra los ojos y vea que es su obligación”, dice el alcalde.

Además, el hecho de poner en marcha esta ayuda servirá para dar a conocer a muchos pensionistas el derecho que tienen de cobrar un complemento de pensiones vía RGI, por lo que es posible que esos 1.280 pensionistas que ahora pueden recibir la nueva ayuda del Ayuntamiento aumente.

La tramitación de esta ayuda será “muy sencilla”, y bastará con cumplir tres requisitos para recibirla:

  • Tener un pensión (contributiva o no) baja, es decir de 700 euros al mes en el caso de una persona; de 879 euros en el caso de dos; y de 950 a partir de tres personas
  • Ser titular del complemento de pensiones vía RGI
  • 5 años de padrón en los últimos diez años

Para solicitar la ayuda bastará con acudir a cualquier Oficina de Atención Ciudadana, en la calle Olaguibel, San Prudencio así como en Centros Cívicos.

Se trata de la primera convocatoria para evitar situaciones de pobreza energética entre mayores que pone en marcha el Ayuntamiento. La Junta de Gobierno local deberá aprobar esta convocatoria que posteriormente saldrá publlicada en el Boletín Oficial del Territorio Histórico de Álava (BOTHA), aunque el primer abono se producirá ya en junio, es decir, después de las elecciones municipales, para evitar suspicacias sobre un posible interés electoral, según ha explicado el alcalde.

Para sufragar estas ayudas, el Ayuntamiento abrirá una partida, ampliable, con la liquidación presupuestaria del año pasado. Según ha explicado el alcalde, la previsión es desembolsar en torno a 400.000 euros de aquí a final de año.

 

 

Share