Banner principal (agosto 2012)

El concejal de Hacienda afirma que la situación económica del Ayuntamiento es “delicada pero no irresoluble” e insta a afrontarla con transparencia y consenso entre partidos

 Subraya que “las personas que peor lo están pasando no pueden ser las paganas de esta situación”

En la comparecencia solicitada a petición propia por el teniente de alcalde y concejal de Hacienda  para exponer la situación económica del Ayuntamiento, Borja Belandia ha afirmado que ésta es “delicada, pero no irresoluble”. Además, ha instado a afrontarla con transparencia y consenso entre partidos. “Aportaremos soluciones, pero tenemos claro que las personas que peor lo están pasando no pueden ser las paganas de esta situación”, ha subrayado.

El concejal de Hacienda ha hecho hincapié en que el alcalde, Gorka Urtaran, pidió el informe sobre la situación presupuestaria y económica del Ayuntamiento nada más tomar posesión. Para ello recurrió a los dos funcionarios de mayor rango en materia económica, el interventor y el tesorero, sin indicarles en ningún momento ninguna premisa sobre lo que debían incluir o no en dicho informe. Ha primado el criterio técnico y el rigor. El único objetivo era conocer la situación presupuestaria en el inicio de la nueva legislatura, de cara al cumplimiento de las obligaciones que deben materializarse a lo largo de este ejercicio.

“La intención es que ante la Corporación y la ciudadanía se refleje cuál es la situación de las cuentas municipales. Es evidente que si el anterior gobierno  hubiese ejercido una política más preventiva,  a día de hoy el Presupuesto sería muy distinto y un reflejo más fiel de las necesidades reales, frente a los 68 millones sin cubrir de los que habla el interventor como proyección de cara a la globalidad del ejercicio”, ha detallado Belandia.

El nuevo responsable político de las finanzas municipales ha puesto de relieve que el interventor que firma el informe de situación actual es el mismo que realizó otro sobre la situación económica municipal a finales de 2014. “La diferencia está en que en estos seis meses han aflorado compromisos de gastos que en el Presupuesto del anterior Gabinete municipal no tienen suficiente respaldo económico”. Así, el teniente de alcalde ha desglosado el origen de los 68 millones de euros a los que en este momento hay que buscar financiación para hacer frente a todos los compromisos adquiridos.

Por ello, ha hecho mención a los 15,5 millones de euros correspondientes a la deuda que arrastra la sociedad Ensanche 21; los 8,3 millones de retenciones de créditos realizadas a diversos departamentos (cantidades que no están disponibles para gastar porque no está garantizado su ingreso por la vía de la venta de patrimonio conforme a las previsiones realizadas en el Presupuesto de 2015); los 15,7 millones para el pago de sentencias judiciales; los 2,45 millones de parte del IVA correspondiente a las nuevas oficinas municipales de San Martín; los 21,65 millones de gastos en sociedades y departamentos que no tienen suficiente dotación presupuestaria (TUVISA, la factura del agua, el gasto en electricidad, etc.); y los casi 5 millones que supondría el abono del 75% de la paga extraordinaria de diciembre de 2012 que resta de pagar a los empleados municipales.

El equipo de gobierno planteará el próximo viernes, día 17, al resto de grupos políticos un borrador de plan económico para sanear las cuentas municipales “sin olvidar que las decisiones que se tomen tendrán afecciones tanto para el ejercicio 2015, pero también en ejercicios venideros”. El alcalde ha venido declarando que las propuestas de solución tienen que venir por la vía del consenso y el entendimiento entre todos los partidos que sea posible. “Somos un equipo de gobierno serio y responsable y haremos lo posible por salir de esta complicada situación económica entre todos, de la mano del resto de partidos y de la plantilla municipal. Y sobre todo con mucha transparencia”. El Gobierno municipal se afanará por garantizar los servicios públicos, las políticas sociales y las nóminas de la plantilla municipal.

Ha adelantado que el Gabinete Urtaran no acudirá a las reservas de la sociedad pública AMVISA para resolver el déficit municipal. “Eso no puede hacerse de forma permanente ni estructural. Eso sería un fraude a la ciudadanía y una irresponsabilidad. Otra cosa es que patrimonialmente AMVISA pueda ayudarnos a hacer frente a la situación actual”, ha concluido.

 

Share