Banner principal (agosto 2012)

El Ayuntamiento activa un nuevo protocolo de mejora de la gestión y control de los recursos sociales

Sustituye al protocolo municipal para evitar actuaciones fraudulentas en torno a las prestaciones sociales económicas de mayo de 2005

El Ayuntamiento ha puesto en marcha un nuevo protocolo de mejora de la gestión y control de las prestaciones sociales que sustituye al último aprobado en Vitoria hace diez años y que sirve “para la adecuada gestión de los recursos sociales, para agilizar el trabajo administrativo, eliminar la aportación por parte de las personas usuarias de documentación que obra en poder de la administración pública y además sirve para evitar situaciones de fraude, desde una mayor coordinación entre instituciones y servicios competentes y con la disposición de medios adecuados para controlar y gestionar de forma más eficiente”, ha destacado la concejala de Políticas Sociales, Nerea Melgosa.

El documento, trasladado esta mañana a los grupos políticos, incluye una serie de medidas que refuerzan la gestión y mejoran los procedimientos para garantizar que “todas las personas son atendidas de la mejor forma posible, que las y los profesionales disponen de la información y medios suficientes y que se puede hacer un seguimiento más riguroso de las posibles irregularidades”, ha explicado Nerea Melgosa. El documento está validado y hecho con la colaboración del personal del departamento.

Entre las mejoras destacan:

  • La Automatización de datos de entidades sociales: los procesos de intercambio de datos con entidades sociales (Cruz Roja, Banco de Alimentos) también se van a automatizar y se va a retomar la colaboración con Cáritas. Los convenios con estas entidades, hasta ahora limitados al intercambio de datos en relación a la alimentación, se van a revisar y a ampliar.
  • Información más completa entre las administraciones: en los ficheros de cambio de información con otras administraciones se van a intercambiar datos de la totalidad de prestaciones que recibe una persona, tanto económicas, como no económicas. Los certificados y justificantes de prestaciones que se generan para los/as ciudadano/as que los solicitan incorporarán no sólo la información de las prestaciones económicas, como hasta ahora, sino también de las no económicas (comedor y prestación de alimentación).
  • Datos más fiables: Desarrollo de una aplicación informática en la que se volcará toda la información, posibilitando las consultas por parte de las trabajadoras sociales cuando lo necesiten: todos los datos actualizados en una misma pantalla.
  • Prestaciones ajustadas a necesidades reales: se firmarán acuerdos de colaboración con los colegios de oftalmólogos y odontólogos, para afinar los presupuestos y necesidades reales de los servicios básicos como, por ejemplo, corregir una deficiencia visual.
  • Mejora de la coordinación con Lanbide. Ya está en marcha un grupo de trabajo técnico.
  • Padrón: mejorar el acuerdo con el servicio de padrón para abordar cuestiones como el empadronamiento socia o el empadronamiento de viviendas comunitarias, entre otras cuestiones.
  • La creación de un grupo de trabajo interdepartamental con Hacienda para establecer medidas coordinadas de control.

Según ha detallado la directora de Políticas Sociales, Sara Buesa, el protocolo municipal para la gestión y el control de los recursos sociales es un documento aprobado en el mes de octubre de 2015 y surge en sustitución del protocolo municipal para evitar actuaciones fraudulentas en torno a las prestaciones sociales económicas de mayo de 2005.

El cambio fundamental entre ambos documentos es “poner el foco en la gestión y el control de las prestaciones como eje fundamental del protocolo, en lugar de hacer una formulación que destaque el fraude por encima de esos dos elementos”, ha destacado Sara Buesa. La detección de situaciones fraudulentas es una consecuencia indirecta de mejorar la gestión y el control. Llegado el caso de que estas situaciones de fraude se produzcan, en el Departamento de Políticas Sociales existen pautas de actuación, por ejemplo, sobre cómo canalizar las denuncias ciudadanas o para los procedimientos de reintegro de prestaciones indebidamente percibidas. Así mismo, se realiza un informe anual de evaluación sobre el impacto de las prácticas fraudulentas.

Este protocolo se aplica durante el proceso de tramitación y gestión de las prestaciones sociales que competen al Departamento de Políticas Sociales del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. El Departamento de Políticas Sociales es el encargado de la instrucción de los procedimientos, tramitación, seguimiento y control de las AES y de las Prestaciones Municipales. El acceso a esas prestaciones requiere el previo cumplimiento de los requisitos determinados en la legislación reguladora de las mismas que son comprobados por parte de los profesionales de los Servicios Sociales encargados de su tramitación.

Comprobaciones entre departamentos municipales

El Departamento de Políticas Sociales, como departamento que tiene encomendada la tramitación de las prestaciones sociales, aplica el protocolo y además se coordina con el resto de departamentos municipales implicados para contribuir a una mejor gestión de los recursos públicos, en este caso de las prestaciones sociales.

A través de la Unidad de Padrón se comprueban datos como el tiempo de empadronamiento, bajas de oficio en padrón, tiempo de residencia en la CAPV, domicilios con más movimientos, entre otros accesos.

Con Medio Ambiente, por ejemplo, se constatan las condiciones de habitabilidad de las viviendas y las higiénico sanitarias, con Hacienda el patrimonio, vehículos, bienes inmuebles y muebles, detectar casa de huéspedes o alojamiento hoteleros sin licencia, si las persona usuaria está de alta en el IAE o consultas de recibos en procedimientos de reintegro, entre otras comprobaciones. Con el Departamento de Empleo, las licencias de venta ambulante y con Seguridad Ciudadana, investigaciones concretas para comprobar situaciones o hechos no declarados.

Comprobaciones con otras administraciones y asociaciones

El Departamento de Políticas Sociales, gracias a los convenios y acuerdos suscritos con otras instituciones públicas y entidades del tercer sector, actúa en ocasiones como cedente y en otras como cesionario de datos.

A través de la coordinación con la Tesorería General de la Seguridad Social se comprueba la vida laboral; con el INSS las prestaciones gestionadas por entidades públicas y con el Registro Nacional de Propiedades se intercambian ficheros 2 veces al año y se realizan consultas puntuales. Con la Diputación se intercambia información como las declaraciones de la Renta o información sobre cuentas bancarias.

Con Cruz Roja, Cáritas y Banco de Alimentos, que se mejorará. Se intecambia cada mes los ficheros para comprobar las prestaciones que se conceden y los programas de ayudas de acogida y de ayuda alimenticia.

El Departamento de Políticas Sociales tiene así mismo suscritos una serie de acuerdos con otras instituciones que requieren el envío de información relativa a las prestaciones sociales que tramita y gestiona. A la Diputación Foral de Álava le facilita información para la comprobación de prestaciones AES y AMUS y los servicios destinados a personas mayores, entre otros. A Gobierno vasco le informa trimestralmente sobre ayudas de emergencia social y a Cruz Roja, Cáritas y Banco de Alimentos, mes a mes acerca de las prestaciones del departamento.

Share