Banner principal (agosto 2012)

El Gabinete Urtaran presenta una propuesta fiscal de conjunto centrada en recuperar el equilibrio económico de la Hacienda local

  • Junto con la bajada del IBI y la Plusvalía para 2017, se plantean incrementos de no más del 15% que eviten una pérdida de recaudación
  • Para 2018 y 2019, el Gobierno local propone la congelación de todos los impuestos

 

Audio Itziar Gonzalo sobre PROPUESTA FISCAL

El Gobierno municipal ha trasladado a los Grupos políticos municipales una propuesta de conjunto para la política fiscal de los próximos años centrada en la recuperación del equilibrio económico de la Hacienda local. El Gabinete Urtaran ha diseñado una evolución en 2017 para los principales impuestos, tasas y precios públicos donde la subida máxima no superaría el 15%, destacando el descenso previsto para el próximo año tanto del IBI (-4,07% de media) como del impuesto sobre la Plusvalía (-35%). Cabe destacar también que en 2018 y 2019 los impuestos quedarían congelados.

 

“El Ayuntamiento necesita recuperar capacidad económica ante los retos que tiene que afrontar Vitoria-Gasteiz en los próximos años. Por ello, hemos presentado un proyecto fiscal realista, proporcionado, sin incrementos desmesurados, con sentido común y basado en principios de justicia social. En los últimos años se han incrementado enormemente los gastos corrientes produciéndose un desequilibrio económico anual superior a los 20 millones de euros que se ha venido resolviendo con ingresos extraordinarios (repartos de dividendos de sociedades, vacaciones fiscales, préstamos,…) que hacen insostenible la gestión. Además, las grandes inversiones solo se han podido hacer gracias a la financiación externa. Tenemos que ser sinceros y honestos, la ciudadanía merece conocer la cruda realidad económica de las finanzas municipales y nos toca plantear medidas que permitan revertir esta situación para garantizar el futuro del Ayuntamiento y la ciudad. Somos conscientes de que en el corto plazo estas medidas son difíciles de entender, pero sabemos que a la larga, la ciudad sabrá valorar este gesto de valentía y sinceridad”, ha señalado la concejala de Hacienda, Itziar Gonzalo.

 

En términos de recaudación prevista para 2017, la prioridad es evitar que la bajada de ingresos provenientes del IBI (-1,84 millones) y la Plusvalía (-6,54 millones de euros) perjudique en exceso el balance fiscal. Para ello se propone, respetando el acuerdo alcanzado el pasado ejercicio, incrementar en más de 4 millones de euros la recaudación por el Impuesto de Actividades Económicas. Este planteamiento, sumado a incrementos moderados en el Impuesto de Vehículos, el conjunto de tasas y el carnet anual de las instalaciones deportivas, permite que el impacto económico de conjunto de la propuesta presentada por el equipo de gobierno sea de +1,9 millones de euros en 2017, cantidad que se incrementaría progresivamente a medida que pasen los años.

 

Entre los impuestos más comunes, junto con la bajada del IBI y la Plusvalía  en 2017, la propuesta del Gabinete Urtaran contempla subidas medias del 10% para el Impuesto de Actividades Económicas y el de Vehículos. En este último caso, se plantea crear una nueva tarifa para turismos 11,99 a 15,99 caballos fiscales.

 

En el caso de las tasas, el criterio general pasa por actualizar aquellas cuyo ingreso representa un porcentaje muy reducido respecto al coste de los servicios que financian. Para ello, se plantea un incremento en 2017 del 15% en la tasas de basuras y de la planta de tratamiento de residuos de Jundiz (con las que actualmente sólo se cubre la mitad del coste del servicio de limpieza y recogida de residuos). En 2018 y 2019 la subida de la tasa de basuras sería de un 10% cada año hasta alcanzar una cobertura del 75% del coste del servicio. El resto de tasas subirían un 10% el próximo año, mientras que en 5 años el objetivo sería alcanzar también la cobertura del 75% de los costes, a pesar de que por ley todas las tasas deberían cubrir la totalidad del coste del servicio.

 

Por lo que respecta a los precios públicos, la propuesta de incremento como regla general para el próximo año es de un 5% excepto en dos casos: el abono anual de las instalaciones deportivas y los precios de las actividades de los centros cívicos, donde la subida sería del 10%. En cinco años se plantearían subidas del 5% anual, también con el objetivo de aproximarse al coste real del servicio. En el caso de los precios públicos relacionados con temas sociales, este incremento no se aplicaría de forma generalizada.

 

Por último, en las tarifas de TUVISA el Gobierno propone alcanzar en los próximos cuatro años la convergencia con las del tranvía. Para ello, el billete ordinario subiría 10 céntimos el próximo año y, de forma escalonada, se prevé que llegue a 1,40 euros en 2020.

 

En el mismo encuentro, el equipo de gobierno ha trasladado la conveniencia de adelantar el calendario de cara a la aprobación de las ordenanzas fiscales de 2017, en consonancia con las recomendaciones del Interventor General.

Tabla resumen de la PROPUESTA FISCAL

 

Share