Banner principal (agosto 2012)

El Gobierno municipal muestra su decepción por la postura de EH Bildu “en un ejercicio clave para poner en marcha los proyectos del cambio”

El Gabinete Urtaran asegura que seguirá intentando llegar a un consenso a pesar de que “llevan semanas rehuyendo la negociación”

El Gobierno municipal ha mostrado su decepción por la postura de EH Bildu, que hoy ha anunciado que presentará una enmienda a la totalidad al proyecto de Presupuestos de Vitoria-Gasteiz para 2017. “Es decepcionante la postura de EH Bildu en un ejercicio clave para poner en marcha los proyectos de legislatura, los proyectos del cambio”, destaca el Gobierno municipal.

A juicio del Gabinete Urtaran, “empieza a sonar a estrategia preconcebida el hecho de anunciar una enmienda a la totalidad cuando no ha habido ocasión de negociar porque Bildu lleva semanas rehuyendo la negociación con el Gobierno municipal”. No obstante, el Gobierno municipal asegura que “no arrojamos la toalla. Seguiremos hablando con ellos sobre la posibilidad de llegar a un consenso hasta el día de la votación”.

Respecto a las principales razones argumentadas por EH BIldu para pedir la devolución del proyecto de Presupuesto, el Gobierno local asegura que “faltan a la verdad cuando dicen que el porcentaje de ejecución es bajísimo. Saben perfectamente que el bloque de partidas presupuestarias acordadas por cinco de los seis grupos políticos del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz para 2016 supera el 70% de ejecución”. Concretamente, son 176 las partidas consensuadas en la negociación de las cuentas municipales, cuyo montante definitivo asciende a 40.631.762 euros. De esta cantidad, se han ejecutado cerca de 30 millones de euros, lo que supone casi las tres cuartas partes del presupuesto disponible. Si tenemos en cuenta el concepto de gasto autorizado, esta cantidad ronda los 33 millones de euros, es decir, más del 80% del presupuesto disponible. La falta de ejecución de algunas partidas responde a la escasa definición de los proyectos o a la inexistencia de los correspondientes ingresos.

Empieza a dar la sensación, por los movimientos que va realizando EH Bildu, de que ya tenía decidida su postura independientemente del balance final del Presupuesto 2016 y del proyecto de cuentas para 2017. Todo ello tiene muy difícil explicación, especialmente entre aquellos colectivos que avalaron el cambio político en la ciudad”, concluyen desde el Gobierno municipal.

 

 

Share